23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Actualmente en España está creciendo de manera alarmante la pobreza “materno infantil” con niños que crecen sin la alimentación y sanidad adecuada

La Fundación Madrina denuncia el uso partidista de las “colas del hambre” por los políticos en campaña electoral

Una cola para recibir alimentos.
Una cola para recibir alimentos.
Fundación Madrina descalifica el uso partidista que están haciendo los partidos políticos de las colas del hambre y lamenta que éstos solo se acuerden de las personas vulnerables en campaña electoral. De este modo, la Fundación Madrina desea responder a las palabras del concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Barrero, quien critica "el abandono y humillación" de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento "hacia las colas del hambre”.

Un 25% de la población española está ya en riesgo de pobreza extrema. Desde Fundación Madrina entienden que “es lamentable que los políticos no se den cuenta de los verdaderos dramas humanos que están viviendo actualmente miles de personas”.

La Fundación pide al PSOE de Madrid más responsabilidad y compromiso, ya que "no se les ha visto salir de los despachos durante toda la pandemia", y teniendo en cuenta que están en el Gobierno, son responsables de que el 98% de las familias vulnerables y en pobreza –según datos aportados por Fundación Madrina- no tengan a día de hoy ayudas oficiales, condenándolos a las “colas del hambre”, y sabiendo que hay muchos niños en pobreza, estrés y malnutrición junto a madres gestantes, debido a esta mala gestión económica de la crisis sanitaria.

Según datos aportados por la Fundación, el 98 por ciento de las familias de la nueva pobreza, que perdieron sus trabajos y sus medios de vida, no reciben el Ingreso Mínimo Vital (IMV), ni ningún otro subsidio que les permita salir adelante en un tiempo tan difícil, de modo que se han convertido en víctimas de impagos de alquileres y de otras necesidades básicas. Y esto está llevando cada día a convertir las “colas del hambre” en “colas de familias sin techo”, viéndose obligadas a pernoctar en los parques, incluso con niños pequeños. Algunos utilizan viejos coches o furgonetas como viviendas en lugares como la Casa de Campo.

Desde la Fundación "entendemos igualmente que ha existido una falta de sensibilidad, hacia las familias vulnerables, cuando se habla de “humillación o falta de dignidad” en referencia a las “colas del hambre”. Esto solo confirma la gran desconexión que existe entre la clase y comportamiento político y la triste realidad social, entre unos políticos que no han salido de sus despachos durante la pandemia y han cobrado salarios seguros y unas familias que lo han perdido todo por culpa de una mala gestión económica de la crisis".

En este sentido, la Fundación Madrina denuncia que cada vez hay una mayor desconexión real entre la realidad social de miseria y privaciones que sufren las familias en riesgo de pobreza extrema y la realidad política, por lo que "nos parece un escándalo que solamente en campaña se acuerden y se utilicen para un “rédito político” las familias con niños en una miseria que han provocado los mismos políticos que ahora los usan. Y les recuerdan que Fundación Madrina hace campaña por los más pobres todos los días desde hace más de 20 años, y por ello no recibe ayudas oficiales".

Asimismo, la Fundación denuncia "el sectarismo del Gobierno que al inicio de la Pandemia ha dificultado, prohibido y multado la entrega de alimentos a familias pobres y afectadas por el confinamiento, algunas de ellas incluso han sido multadas con 600€ por la propia Policía, lo que demuestra que nuestros políticos no sabían la tragedia de lo que estaba pasando. Solo permitieron actuar a entidades de violencia de género, y tan sólo el arrojo de los 1.500 voluntarios de la Fundación Madrina en colaboración con empresas solidarias y Ayuntamiento de Madrid, pudo conseguir alimentar a todas las familias vulnerables a través de los servicios sociales abiertos para Fundación Madrina".

La Fundación Madrina que es aconfesional y apolítica y asegura que no recibe ayudas oficiales por su actuación a favor de los más vulnerables "aunque está siendo actualmente un amortiguador social de la desigualdad y pobreza en nuestra población por la mala gestión política de la pandemia. Si no estuvieramos presentes, miles de familias explotarían en estallido social”.

La Fundación Madrina explica, antes de empezar todos sus repartos de alimentos a las familias pobres que atiende, que “los voluntarios estamos para servirles”, que “hay más dignidad en pedir que en dar”. Que “ellos son más ricos que los que solo tienen dinero y poder, por su humildad, sus hijos y su coraje en la pandemia”. Y afirman que, “todos los voluntarios aplaudimos a las miles de familias que acogemos en nuestras colas del hambre”.

Una cola para recibir alimentos.

Según sus datos, "en España está creciendo de manera alarmante la pobreza materno infantil con niños que crecen sin la alimentación adecuada, sin las condiciones higiénico sanitarias óptimas, o sin la estabilidad de un hogar al verse golpeados por el paro y los desahucios".

Fundación Madrina atiende a miles de personas diariamente, desde hace 20 años, y ha pasado de atender a 400 familias al mes antes de la pandemia, a ayudar a 4.000 familias al día. "Antes de la pandemia se repartía una media de 30 toneladas de alimentos al trimestre, y hoy la cifra ha aumentado a 20 toneladas al día. La Fundación ha multiplicado su actividad social por 300 desde la pandemia con la ayuda de 1.500 voluntarios que han repartido durante este año miles de toneladas de alimentos, higiene y enseres de bebe".

La entidad entrega alimentos y material de bebé en todos los distritos de la capital con la ayuda de grupos logísticos, SAMUR social y la policía municipal.

"Durante la pandemia se ha atendido a cerca de medio millón de familias y niños en nueva pobreza suministrando alimentación e higiene de bebé". La entidad también ayuda a cerca de 25 asociaciones e instituciones benéficas y religiosas y al colectivo LGTB más vulnerable.

Fundación Madrina se ha constituido, en este año de pandemia, centro de referencia de Servicios Sociales para atender y acoger a la infancia y la maternidad más vulnerable, con más de 60 derivaciones diarias desde centros de salud, hospitales, Cáritas, Cruz Roja, CEAR y otras entidades sociales, y recibiendo más de 250.000 llamadas de emergencia alimentaria y sanitaria.

La Fundación ofrece al colectivo “materno-infantil” atención sanitaria; acompañamiento especializado por “madrinas sanitarias”; alimentación e higiene de bebé; formación para la ESO y para el empleo; alojamiento en pisos, residencias y viviendas para familias desahuciadas con menores en edad escolar en “pueblos madrina”.

Si desea ayudar a la Fundación Madrina contacte con ellos en fundacion@madrina.org | www.madrina.org o presencialmente donando alimentos en  Banco del Bebe | Plaza San Amaro 4, 28020 Madrid y enseres de bebé: Banco del Patuco | Calle Limonero 26, 28020 Madrid.

COMPARTIR: