29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El doctor Juan Carlos Meneu sobre el tratamiento del cáncer de estómago: “la cirugía es la única opción potencialmente curativa.”

El cáncer de estómago es una enfermedad gravada con una  baja tasa de supervivencia, en términos generales en el mundo. Según datos recogidos por la SEOM es el cuarto tipo de cáncer diagnosticado en orden de frecuencia y la segunda causa de mortalidad por tumor en el mundo.

Para conocer más sobre esta enfermedad, que cada vez afecta a más personas, conversamos con el Dr. Juan Carlos Meneu Díaz, jefe de Cirugía General y Aparato Digestivo en el Hospital Ruber Juan Bravo, Catedrático de Cirugía en la Universidad Europea y Director Médico en Oncocir.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de estómago?

El cáncer gástrico (o de estómago, como se quiera) es uno de los más graves debido a la dificultad para detectarlo. Es habitual que los pacientes acudan sorprendidos a la consulta tras conocer los resultados, ya que con frecuencias son síntomas tan habituales como el dolor en el abdomen, la pérdida de apetito, la pérdida de peso no intencionada, la distensión abdominal y la sensación de plenitud tras la comida o reflujo entre otros lo que hace más difícil su detección.

Además muchos de ellos aparecen cuando la lesión ha crecido lo suficiente, por ello es de vital importancia el diagnóstico precoz así como el inicio del tratamiento cuanto antes.

¿Cuál es la mejor manera de tratar el cáncer de estómago?

La Oncología Quirúrgica, nuestra especialidad, es la disciplina de la Oncología, que utiliza una herramienta singular para tratar los tumores malignos: la cirugía.

De esta manera lo habitual es la combinación de varios de manera secuencial o simultánea llevando a un tratamiento multidisciplinar integrado por un equipo especializado de profesionales. Es decir, existe igualmente la Oncología Médica y la Oncología Radioterápica, pero lo cierto es que hoy por hoy, la cirugía oncológica es la única opción potencialmente curativa para tratar el cáncer de estómago.

La forma principal de tratamiento es la gastrectomía, que consiste en la eliminación parcial o total del estómago. Normalmente se hace mediante intervención laparoscópica, una técnica quirúrgica de uso frecuente, que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con la ayuda de una lente óptica. Sin embargo, los nuevos avances tecnológicos permiten implementar mejoras como las intervenciones con robot asistido. De hecho en los últimos años en ell Hospital Ruber Bravo de Madrid hemos realizado varias intervenciones con el robot quirúrgico Da Vinci para el tratamiento de tumores malignos en el estómago.

Otros tratamientos son la quimioterapia, la inmunoterapia para el cáncer de estómago o  la radioterapia. De esta manera lo habitual es la combinación de varios de manera secuencial o simultánea llevando a un tratamiento multidisciplinar integrado por un equipo especializado de profesionales.

Tras años de experiencia en el tratamiento de pacientes con cáncer de estómago, somos conscientes de lo imprescindible que resulta transmitir conceptos e información al paciente, para su tratamiento. Por eso es tan relevante individualizar y trabajar en equipo, aportando nuestros conocimientos profesionales en cada una de las áreas a tratar.

Ha mencionado el tema de la cirugía robótica, ¿cuáles son sus ventajas?

La cirugía no es inmutable, y debe evolucionar a la par que la tecnología, para ponerla al servicio de los pacientes. La sinergia entre la labor de los cirujanos y la tecnología es fundamental en la práctica de la medicina. En este sentido, la cirugía robótica ha demostrado resultados muy satisfactorios tanto para el paciente como para el cirujano.

Al ser una cirugía menos invasiva permite una recuperación más rápida y una reducción considerable de las posibles complicaciones postoperatorias.  Además gracias a la creación de robots cirujanos como el DaVinci se han implementado mejoras como el aumento de un campo de visión tridimensional más amplio en la operación, el aumento de la libertad de movimiento en los instrumentos o la eliminación del temblor natural de las manos.

COMPARTIR: