19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según nos relata su amiga, detuvieron a Manuel Guerrero este 4 de febrero “tras caer en una trampa de las autoridades por la red de citas Grindr"

'Por ser gay', un trabajador de Qatar Airways está preso en Doha: “Lo han torturado y está incomunicado"

El Cierre Digital en Imagen de la movilización en México pidiendo la liberación de Manuel Guerrero, encarcelado en Qatar desde el pasado 4 de febrero
Imagen de la movilización en México pidiendo la liberación de Manuel Guerrero, encarcelado en Qatar desde el pasado 4 de febrero
Qatar vuelve a estar en el ojo del huracán por la criminalización de la homosexualidad y del colectivo LGTBI. El pasado 4 de febrero fue detenido Manuel Guerrero, que supuestamente cayó en una trampa de las autoridades cuando creía haberse citado con un chico que conoció en la red de citas Grindr. Desde entonces está retenido en una prisión de Doha en “condiciones infrahumanas”. Este medio ha contactado con Alexandra Guasp, amiga de Guerrero, para conocer más detalles.

En los últimos años no han sido pocas las críticas de diversos países y organizaciones hacia otras naciones por su trato al colectivo LGBTIQ, especialmente, en países como Rusia, Afganistán o Qatar. Este último ha vuelto a levantar polémica por el encarcelamiento el pasado 4 de febrero de Manuel Guerrero, mexicano con nacionalidad británica, de 44 años, que llevaba los últimos siete trabajando en el país para la aerolínea Qatar Airways y que se enfrenta a otros siete años en prisión por su condición sexual. Guerrero es homosexual y fue detenido cuando creía que acudía al encuentro de una cita de la red Grindr.

Las autoridades qataríes acusaron a Guerrero —que aún se encuentra a la espera de juicio en una prisión de Doha— de tenencia de droga tras, supuestamente, haberle decomisado una pastilla de metanfetamina. Sin embargo, los familiares y amigos de Guerrero sostienen que todo fue una trampa para llevarlo a prisión por su condición de homosexual y enfermo de VIH —virus que contrajo hace tiempo y por el que recibe tratamiento específico—.

WhatsApp_Image_2024-03-06_at_19.29.09

Manuel Guerrero, encarcelado el pasado 4 de febrero en Doha (Qatar)

Elcierredigital.com ha contactado con Alexandra Guasp, amiga de Manuel Guerrero y conocedora de su caso, para saber más detalles sobre su detención y posterior encarcelamiento. “Manuel había quedado con un supuesto chico para tener un encuentro a través de la red de citas Grindr, sin embargo, el chico con el que quedó resultaron ser las autoridades, que se estaban haciendo pasar por chicos gays en la red social”, sostiene Guasp, al tiempo que señala: “cuando lo detuvieron, le ‘colocaron’ una pastilla de metanfetamina para justificar su detención”.

En la acusación oficial del Estado de Qatar contra Guerrero de momento sólo figuran los cargos de posesión de drogas. Sin embargo, Guasp sostiene: “los familiares y amigos tenemos cada vez más claro que lo de la pastilla de metanfetamina fue una excusa para poder detenerlo, el motivo real es su orientación sexual. Tampoco le hubieran preguntado si conocía a otros homosexuales para delatarlos, no tendrían sentido ese tipo de preguntas en una detención por drogas. Lo que es un misterio es por qué no lo acusan de ser homosexual directamente si en Qatar está criminalizado y no necesitan excusas”.

El Comité Manuel Guerrero, creado por su hermano Enrique e integrado por defensores de derechos humanos y organizaciones LGBTI, afirmó durante las protestas convocadas esta semana en México frente a la embajada británica que Manuel fue objeto de un patrón de actuación que vulnera los derechos fundamentales, y que este tipo de actuaciones son frecuentes en naciones que penalizan a individuos de la diversidad sexual, como es el caso de Qatar, donde Manuel Guerrero podría enfrentar una pena de hasta siete años de prisión en condiciones muy cuestionables.

Las condiciones de Manuel Guerrero en prisión

Guerrero llegó hace siete años a Qatar para establecerse. "Allí llevaba una vida completamente normal, trabajaba como mánager de producto para la aerolínea Qatar Airways, que, de hecho, lo ha despedido tras su detención y no ha querido saber nada de él", explica Guasp.

Sobre el trato que Manuel está recibiendo en la prisión de Doha en la que se encuentra retenido, Alexandra Guasp asegura que “lo están tratado de manera inhumana en la cárcel, le hicieron tortura psicológica y está incomunicado, además le obligaron a desbloquear su móvil para que las autoridades vieran sus conversaciones, con el objetivo de encontrar otros homosexuales”, señala Guasp, al tiempo que denuncia que “en 25 días no ha tenido acceso a su medicación para el VIH y luego se la han vuelto a quitar. Además, no ha tenido traductor y ha tenido que firmar documentación en árabe”.

Al parecer, no sólo le habrían negado el acceso a su medicación específica para el VIH —que le dieron ante el escándalo internacional que se podía generar y después han vuelto a quitarle—, sino que también lo habrían encerrado en una celda de aislamiento en condiciones infrahumanas: “le negaron comida y le negaron el agua, es muy doloroso para los que lo conocemos pensar en lo que puede estar pasando ahora mismo”, lamenta Guasp durante su entrevista con elcierredigital.com.

WhatsApp_Image_2024-03-06_at_19.31.27_1

Fotografía de las movilizaciones pidiendo la libertad de Manuel Guerrero en México

Durante el mes que Guerrero lleva encarcelado en Doha, tanto familiares como amigos y activistas han unido fuerzas para que su caso sea escuchado y la posición de Qatar condenada, por lo menos por los Estados de México y Reino Unido, pues son las nacionalidades de Guerrero. Su hermano, Enrique Guerrero, ha intentado visitar a Manuel en prisión durante 15 días y finalmente ha conseguido encontrarse con él durante solo 15 minutos

Guasp explica que "las condiciones judiciales en Qatar son muy complicadas. Él tiene defensa legal, pero allí puedes estar perfectamente un mes sin abogado y al Estado le da igual. Su hermano está haciendo todo lo que puede por ponerse en contacto con él, de hecho yo guardaba la esperanza de poder ir a visitarle hasta que su hermano me dijo todo lo que tuvo que presionar y aguantar para verle menos de 20 minutos".

Sobre la personalidad de Guerrero, su amiga Alexandra afirma que "es muy buena persona, nunca buscaría problemas con nadie, es un tío súper majo y discreto, es cariñoso y respetuoso y es precisamente por eso que todos sufrimos mucho por lo que está pasando, no sólo por el hecho de su detención sino también por las condiciones en las que se encuentra únicamente por su condición sexual, algo que no entendemos que pueda seguir sucediendo en el siglo XXI", concluye Guasp durante su entrevista con elcierredigital.com.

COMPARTIR: