08 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un estudio de Harward plantea sustituir unos medicamentos por otros antes de dejar el tratamiento, para así evitar posibles efectos en nuestro cuerpo

Estos son los daños que pueden causar los antidepresivos si los dejamos de tomar de golpe

Antidepresivos.
Antidepresivos. / Antidepresivos.
Dejar una medicación de golpe puede ser un grave peligro de acuerdo con el último estudio de la Universidad de Harvard. Este estudio científico señala, por ejemplo, que dejar de golpe la mayoría de antidepresivos más conocidos puede provocar la aparición de ciertos síntomas de deshabituación, lo que hace referencia en comparativa al mono que suele aparecer cuando dejamos de consumir una droga, aunque con otras características bien distintas.

Según ha anunciado la última publicación divulgativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, retirar nuestra medicación de antidepresivos puede resultar algo difícil para nuestros cuerpo, además de producir algunos efectos. El estudio señala que las personas que dejan de tomar algún antidepresivos común de golpe pueden sufrir algunos síntomas de deshabituación, algo similar a lo que se conoce como el mono de las drogas. Este efecto aparece después de no tomar algún estupefaciente, lo mismo que ocurre con los medicamentos antidepresivos.

El primer deseo de los pacientes es deshacerse del medicamento una vez haya cumplido su labor y el problema original se ha marchado, a pesar de ser un dato positivo, hay que tener cierto cuidado ya que nuestro cuerpo puede responder de una forma inesperada y nos puede provocar algunos perjuicios antes de acabar nuestro tratamiento. 

A veces, algunas patologías más comunes, como la depresión, pueden devolvernos de nuevo esa necesidad de automedicarnos. Los antidepresivos modernos alteran nuestros niveles de neurotransmisores, un tipo de mensajeros químicos que se adhieren a nuestras neuronas e influyen en nuestra actividad. Esto puede provocar una inadaptación de cantidad de neurotransmisores que provoca la aparición de síntomas en nuestro cuerpo. 

Dejar los antidepresivos en un periodo entre uno y siete días puede generar alguno de estos efectos, según señalan los expertos estos síntomas no son médicamente peligrosos, pero sí molestos. De hecho, los inhibidores selectivos, que son una de la familia de antidepresivos más conocidas, pueden producir el llamado síndrome de retirada de antidepresivos. 

Además, abandonar este tipo de fármacos para la depresión que no implica a los niveles de serotonina, como el bupropión, que se emplea para dejar de fumar, suele dar menos problemas en general, aún así se describen algunos casos de irritabilidad en ciertos pacientes. 

Efectos de los antidepresivos.

Los síntomas de deshabituación pueden ser similares a las enfermedades que tratan este tipo de medicamentos, como la ansiedad o la depresión. Por ello, el paciente puede confundirse a la hora de diferenciar entre si son síntomas o es la enfermedad. De acuerdo con la investigación, una tercera parte de los pacientes que dejan de tomar de forma brusca el fármaco, pueden presentar síntomas de retirada.

Señales detectar síndrome retirada antidepresivos

Diferenciar entre los síntomas provocados tras abandonar la ingesta de medicamentos antidepresivos o los efectos de la enfermedad es una tarea difícil de detectar en algunos casos, aunque existen algunos pasos que te ayudarán a localizarlos. 

En primer lugar, los síntomas emergen a los pocos días de dejar la medicación o bajar la dosis, a diferencia una recaída puede aparecer más adelante o de manera más gradual. El síndrome de retirada suele ir acompañado de otros síntomas físicos como la depresión, mareos o sensaciones raras. Además, este síndrome desaparece en cuanto se retoma la medicación. A diferencia, la recaída de la enfermedad tardará más tiempo y suele suceder como las primeras semanas que hace mayor efecto. 

Los efectos más comunes que aparecen una vez hayamos dejado de tomar el medicamento son síntomas digestivos, como náuseas, sofocos, intolerancia a las altas temperaturas, cambio de sueño, problemas de equilibrio o de control de movimientos e incluso cambios de humor.

¿Cómo podemos evitarlo?

De acuerdo con las recomendaciones de los expertos, retirar los fármacos de forma gradual pueden tardar hasta meses en pasar de tomar antidepresivos a dejarlos. La razón es porque todos los medicamentos para la depresión actúan de forma similar cuando se retiran.

Los autores de la publicación de Harvard plantean que se pueda sustituir unos medicamentos por otros antes de dejar el tratamiento, para así evitar que los efectos duren más en nuestro organismo. Algunos de los antidepresivos de vida media corta destacan algunos como la paroxetina, mientras que el más conocido que tiene una vida media larga es la fluoxetina. 

COMPARTIR: