15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este plan de la Comunidad de Madrid apuesta por la convivencia de las personas mayores y estudiantes universitarios para forjar vínculos

El 'Programa Convive', la lucha contra la soledad no deseada de los ancianos y su relación con los jóvenes

El Cierre Digital en Imagen del programa Convive
Imagen del programa Convive
Solidarios para el Desarrollo impulsa 'Convive', un programa donde estudiantes universitarios viven con personas mayores, paliando su soledad y fomentando la compañía. José Luis Pol destaca que va más allá del cuidado, centrándose en la conexión intergeneracional y cultural. Requiere que se comparta tiempo diario juntos y que los mayores sean autónomos. 'Convive' aborda la soledad en la tercera edad, destacando la importancia del vínculo intergeneracional.

Son muchas las asociaciones que apuestan por la amistad intergeneracional o la convivencia entre personas de la tercera edad y jóvenes. Una de estas organizaciones es Solidarios para el desarrollo, que desde 1995 lleva a cabo el 'Programa Convive', que propone una convivencia entre mayores de 65 y estudiantes universitarios.

Este programa promueve que un estudiante universitario viva en casa de una persona mayor durante el curso académico. Las personas mayores del programa se valen por sí mismas para la vida cotidiana, aunque prefieran contar con apoyo y compañía en su casa. Los jóvenes universitarios comparten las tareas y los gastos en el domicilio de la persona mayor. 

Desde elcierredigital.com hemos contactado con José Luis Pol, técnico en Integración Social y Diplomado en Trabajo Social, que trabaja en 'Solidarios para el desarrollo' desde agosto de 2018, con el fin de conocer en profundidad la acción de la organización. 

La lucha contra la soledad no deseada

Según ha revelado José Luis Pol en conversación con elcierredigital.com, "este programa, que no es de voluntariado, consiste en convivencias entre personas mayores y estudiantes universitarios en el domicilio de la persona mayor. También colabora el Ayuntamiento de Madrid y tenemos un convenio con siete universidades, seis públicas y una privada". 

"El objetivo principal del programa, por una parte, es que la persona joven ayude a combatir la soledad no deseada de la persona mayor y que esté acompañada en ciertos momentos del día y de la noche, y que los estudiantes que vienen de fuera de Madrid, de otras ciudades o otros países de origen, tengan acceso a un alojamiento, un hogar acogedor y facilitador de estudio", sostiene a elcierredigital.com José Luis Pol. 

"Mediante este programa las personas mayores están más acompañadas, incluso retoman hábitos saludables como conversar, salir a pasear, el contacto con el entorno comunitario. Está la parte enriquecedora también del aporte intergeneracional, que aporta su experiencia de vida a las personas estudiantes y los estudiantes le aportan esa experiencia joven. También el aporte intercultural, ya que la mayoría de las personas estudiantes que se acogen al programa proceden de otras ciudades de España o de países de Latinoamérica. Esa parte intercultural es enriquecedora, hay un intercambio de cultura gastronómica y de historia", afirma José Luis Pol. 

Fomentar el ocio

Para forjar este vínculo, desde 'Solidarios para el desarrollo' exigen que se comparta un par de horas al día. "Para charlar, comer, cenar, salir a dar una vuelta o ir al cine si les apetece. También pueden acompañar durante el tiempo que se utiliza para actividades rutinarias, como desayunar, comer, cenar, ver una película en casa o salir a ver una exposición, un museo", explica Pol.

Por otro lado, quiere dejar claro que "esto no es un programa de cuidado sino de compañía mutua y de apoyo mutuo. Al final, el objetivo es que se cree un vínculo y una relación entre ambas partes, un ambiente de confianza y de apoyo mutuo". 

¿Cuáles son los requisitos de 'Convive'?

Para formar parte del programa 'Convive', José Luis Pol explica que "la persona mayor debe de tener una habitación libre para la persona estudiante, que no padezca un deterioro cognitivo avanzado, aunque pueden tener alguna limitación física que se cubra por algún otro recurso, la ayuda a domicilio del ayuntamiento o algún apoyo de algún familiar, pero la mayoría de las veces ha de ser autónoma en sus actividades de la vida diaria y que tenga predisposición para compartir su vivienda".

Respecto a la persona estudiante y la permanencia en el programa, "el mínimo es un año mientras la persona está estudiando y el máximo un año después de finalizar los estudios".

"También pedimos que en el día a día haya una limpieza de su habitación, de las zonas comunes...y respecto al importe, lo decide la persona mayor y varía entre nada y 120 euros. No es un concepto de alquiler, sino para cubrir los gastos que pueda ocasionar la persona estudiante en el domicilio por los suministros del agua, la luz, internet, etc..", sostiene José Luis Pol en conversación con este diario y puntualiza que "actualmente, en 'Convive' tenemos entre 65-70 personas y normalmente solemos tener más solicitudes de estudiantes universitarios que de mayores".

La importancia de la compañía

Uno de los aspectos contra los que combate el programa 'Convive' es la soledad, una problemática presente en la vida de muchos ancianos. "Nosotros hacemos un cuestionario, pasamos una evaluación anual y, mayoritariamente, lo que nos refleja el programa en las personas mayores es la soledad, sobre todo, durante la noche".

"Aparte del aporte económico que pueden recibir algunos mayores, lo más importante es la sensación de sentirse útil, de ayudar a una persona estudiante que viene de fuera, de facilitar sus condiciones para el estudio, y de aportar su experiencia de vida", explica José Luis Pol, que apostilla que "por otro lado, también es lo sencillo de la compañía y de compartir, es un programa de compartir momentos, tiempo, espacio, experiencia...". 

'Convive' pone de manifiesto, desde hace años, la importancia de forjar vínculos intergeneracionales y aprovechar ese beneficio común para combatir la soledad no deseada que hoy en día padecen muchas personas de la tercera edad. "Con la evaluación que hacemos a los mayores y a los estudiantes, en líneas generales el grado de satisfacción es bastante alto una vez que participan en el programa", indica José Luis Pol en conversación con elcierredigital.com. 

COMPARTIR: