09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Vicaría de Cultura y Relaciones Institucionales de la archidiócesis de Valencia se une a la Universidad Católica para conmemorarlo

Día Internacional de las Personas con Discapacidad: “Todos podemos sufrir alguna en un momento de nuestra vida”

El Papa Francisco junto a una persona con discapacidad.
El Papa Francisco junto a una persona con discapacidad.
Desde el año 1992 el día 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Este día tiene como objetivo promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad. La Vicaría de Cultura y Relaciones Institucionales de la archidiócesis de Valencia se une a la Cátedra de la Caridad Santo Tomás de Villanueva de la Universidad Católica de Valencia para celebrar este evento. Según afirman, “la discapacidad capacita”.

Este 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene como objetivo promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo. Además, pretende concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

En este día son varias las asociaciones que se unen para celebrar el evento. Dos de ellas son la Vicaría de Cultura y Relaciones Institucionales de la archidiócesis de Valencia, así como la Cátedra de la Caridad Santo Tomás de Villanueva de la Universidad Católica de Valencia. Esta última se dedica, entre otras cosas, a la reflexión y concienciación de temas sociales que necesiten análisis, investigación y propuestas de solución.

“La discapacidad capacita”

José Luis Sánchez García, vicario episcopal de cultura de Valencia y director técnico de la Cátedra de la Caridad ha indicado que abrirse “al otro desde el amor nos permite reconocer nuestras propias limitaciones. La discapacidad capacita, porque permite que el capacitado se reconozca a sí mismo en el discapacitado, descubriendo el propio carácter limitado y vulnerable de la condición humana”. Además, ha explicado que nadie está exento de sufrir algún tipo de discapacidad a lo largo de su vida. “¿Quién no es susceptible de sufrir alguna discapacidad? Todos, en algún momento de nuestra vida, podemos presentar alguna”, sostenía.

Sánchez también ha recordado que “tendemos a pensar en la discapacidad exclusivamente en términos de limitación, negándonos así a descubrir una perspectiva más profunda y humana que se sale de este esquema. Esta ceguera proviene de nuestra ruptura con el origen, de la desconexión con el sentido y finalidad de nuestra existencia, limitándonos, y, por tanto, incapacitándonos. Debemos hablar no sólo de discapacidad física o mental, sino también de discapacidad espiritual. La cosmovisión cristiana considera que la estructura física, intelectual y religiosa del ser humano forman una unidad. Por ello la importancia de la educación integral”.

José Luis Sánchez García.

En relación a esta sensibilidad diferente, el director técnico de la Cátedra de la Caridad ha indicado que “la persona con discapacidad es signo del amor y la ternura que todo ser humano está llamado a hacer presente en nuestro mundo, pero, sobre todo, es signo de la inocencia que no está reñida con la inteligencia, ni con la razón, y que todo ser humano debe tener que considerar como capacidad”.

El apoyo del Papa Francisco a las personas con discapacidad

El Papa Francisco ha apoyado en numerosas ocasiones a las personas con diferentes capacidades, denunciando la “cultura del descarte” que tan directamente sufren y recordándoles que la Iglesia es su casa, que los necesitamos y que debemos acompañarlos, prestando especial atención al cuidado de su vida espiritual.

Como conclusión, el doctor Sánchez ha recordado que “las discapacidades de cada ser humano suponen una minúscula parte de sus potencialidades. Nuestra mayor libertad está en nuestro mundo interior. Nos capacitamos cuando nos abrimos al amor, cuando nos aproximamos al ser amoroso que llevamos dentro y que solo puede provenir de un amor primero, capaz de capacitar a toda la humanidad desde la situación en que nos encontremos”.

Desde la Universidad Católica de Valencia apoyan a las personas con discapacidad a través de Campus Capacitas, que ayuda en las circunstancias de aquellos que sufren alguna discapacidad y descubre todas sus potencialidades. Un proyecto que ha sido alabado por la Vicaría de Cultura de Valencia y la Cátedra de la Caridad de la UCV, que consideran que el proyecto ayuda a mejorar a la integración de estas personas en la sociedad.

COMPARTIR: