27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La OMS ha advertido de que la nueva cepa presenta un riesgo global "muy alto" de propagación con posibles "consecuencias graves" en ciertas áreas

Primer caso de variante Ómicron en España de un viajero procedente de Sudáfrica

Muestras de Covid-19.
Muestras de Covid-19. / Pixabay.
La nueva cepa del coronavirus, Ómicron, ha registrado su primer caso en España este lunes en un viajero procedente de Sudáfrica. Después de que saltaran las alarmas en la OMS por su rápida transmisión desde que apareció en el país africano, el servicio de microbiología del Hospital Gregorio Marañón ha confimado la presencia de la variante en la nación. Varios países europeos ya cuentan con decenas de casos positivos y han sido cancelados sus vuelos a raíz de la voz de alerta de la organización.

Nuevas medidas de prevención, cierre de fronteras, incertidumbre sanitaria y hasta bolsas de valores de mercado cayendo en picado. Todo esto lo está provocando la nueva variante del Covid-19 conocida como Ómicron, localizada por primera vez en Sudáfrica y ya extendida a otros países de todo el mundo.

En España, el primero de los casos se ha registrado este lunes, por medio del servicio de microbiología del Hospital Gregorio Marañón. El caso positivo se ha dado en un viajero procedente de Sudáfrica, que "se encuentra bien", según ha explicado el laboratorio en su cuenta de Twitter.

En un momento en que la sexta ola azota a gran parte del globo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido este lunes de la probabilidad de que esta nueva cepa se propague por todo el mundo, lo que representa un riesgo "muy alto". Según ha expresado, los aumentos repentinos de la presencia del virus podrían tener "consecuencias graves" para algunas áreas.

Las alarmas mundiales ya se han activado con el reporte de varios casos de la variante en países europeos –Alemania, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, República Checa, Reino Unido e Italia–, Australia e Israel –cuyo gobierno decretó el pasado domingo el veto a la entrada de cualquier viajero extranjero desde este lunes y durante al menos dos semanas–. Expertos como el Dr. Anthony Fauci –director del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos– aseguran que puede haber llegado también a tierras norteamericanas.

El prestigioso epidemiólogo estadounidense Eric Feigl-Ding ya ha advertido de que esta cepa es "potencialmente un 500% más infecciosa" que el virus original. Apoyándose en el mensaje de la OMS, el experto también ha subrayado que existe un mayor riesgo de reinfección, que ha aumentado en casi todas las provincias de Sudáfrica y que "puede tener una ventaja de crecimiento", lo que significa una "ventaja infecciosa". 

El gran número de mutaciones que presenta la variante Ómicron –55 en todo el genoma, 32 en la proteína S– y el aumento considerable de su incidencia en el lugar de origen ha disparado una vez más las alertas a escala global, haciendo que varias naciones de Europa ya hayan suspendido los vuelos provenientes de algunos países del sur de África.

España se blinda para esquivar la Ómicron

Ómicron ha alcanzado este lunes las fronteras españolas. Los hospitales del país se mantienen alerta en el caso de identificar más contagiados por esta variante. El primer caso, confirmado este lunes por el servicio de microbiología del Hopital Gregorio Marañón de Madrid, ha sido el de un viajero que procedía de Sudáfrica. El Ministerio de Sanidad ya había puesto en marcha medidas de refuerzo en los controles para los viajeros que llegaran de países del sur de África. Además, los procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Suazilandia (Esuatini), Lesoto, Mozambique, Namibia y Zimbabue deben pasar un aislamiento de diez días, según se ha establecido.

Hasta ahora, todo viajero que llegaba a España de un país con un gran volumen de diagnósticos o en los que circularan mutaciones preocupantes, debía mostrar el certificado de vacunación, haber superado el Covid o poseer un test negativo. Desde ahora, según recoge una orden publicada este sábado 27 de noviembre en el BOE, “se les exigirá, con independencia de su estado vacunal o haber pasado previamente la enfermedad, la presentación de un certificado diagnóstico de infección activa de Covid-19 con resultado negativo”.

En estos momentos los laboratorios de los hospitales están trabajando en la búsqueda de la nuevos casos de la variante. La herramienta más fiable para confirmarla, según los expertos, es la secuenciación genética. Al tratarse de un proceso de hasta más de dos días, en este caso, las pruebas PCR actuales pueden adelantar el trabajo al detectar la presencia en solo unas horas de determinadas mutaciones en la muestra analizada. Esto permitiría sospechar que los nuevos casos detectados pudieran corresponder a la variante detectada hace una semana en Sudáfrica y Botsuana.

Primeras consecuencias para la economía global

A pesar del impulso de mercado que significa una jornada como el Black Friday, el pasado viernes 26 de noviembre la noticia de la OMS sobre los riesgos de la nueva variante del virus ensombreció las bolsas de valores.

Wall Street cerró la semana anterior con la peor caída del año a causa de la creciente preocupación de un nuevo confinamiento ahora que han saltado las alarmas, además de las dudas de que para esta nueva variante puedan ser efectivas las vacunas. La Bolsa de Londres, por su parte, cerró el pasado viernes con una caída del 3,6%, mientras que París perdió un 4,8 por ciento en la jornada, cifra ligeramente superior a la caída que se vivió en el índice DAX de Frankfurt, de un 4,2 por ciento. Por último, la Bolsa de Madrid cerró con una baja del 4,96 por ciento.

COMPARTIR: