21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

NI LOS SERVICIOS SOCIALES, NI AHORA EL COLEGIO, PERMITEN A LOS FAMILIARES DEL PROGENITOR VER AL NIÑO, PESE A NO EXISTIR NINGUNA RESOLUCIÓN JUDICIAL

Caso Colegio Aguanaz: Un padre denuncia que centro evita que su familia vea a su hijo

El Cierre Digital en /Colegio CEIP Aguanaz
/Colegio CEIP Aguanaz
El pasado mes de mayo Elcierredigital.com adelantaba que Paquito había pasado de estar 5 meses sin ver a su padre a verlo 30 minutos al mes en una sala del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS). Ahora, es el colegio el que impide a los familiares paternos que puedan ver a Paquito aludiendo a una Resolución que jamás ha existido. Por otro lado, la madre del pequeño y su tía, profesora del colegio CEIP Aguanaz, están imputadas por presunto maltrato al menor.

Como ya adelantó en exclusiva Elcierredigital.com, Paquito llevaba más de tres meses sin ver a su padre Paco —nombres ficticios— por una resolución emitida por el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) el 23 de junio. Esta resolución suspendía, a causa “del desamparo del menor”, la tutela que ambos progenitores ostentaban, dejándolo al cuidado de la madre, investigada entonces y ahora por maltrato al pequeño.

Sin embargo, la Justicia dejó claro el pasado 3 de abril de 2023, sentencia a la que tuvo acceso Elcierredigital.com, el riesgo que para Paquito había tenido la medida adoptada por ICASS, por la que parecía que “se había criminalizado indebidamente al padre frente a su hijo”, indicaba la misma.

Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

No solo se ha visto discriminado el padre, sino que también los familiares paternos han solicitado por escrito, en dos ocasiones, ver a Paquito, en julio de 2022 y en mayo de 2023, sin recibir respuesta de ICASS. Tampoco el colegio CEIP Aguanaz permite que lo vean, basándose en una resolución que nunca ha existido.

Una demanda civil y una denuncia por violencia de género

Los padres de Paquito se separaron en Madrid en julio de 2017. La madre lo secuestro en marzo de 2018 y lo apuntó a una guardería en Cantabria sin autorización del padre. “Decidí no querellarme con la guardería de Cantabria por una negligencia tan grave ya que traté el asunto con la directora, y me pareció que había franqueza y honestidad en lo que me argumentó, que la madre les dijo que tenía solo ella la patria potestad. Sin embargo, debían haberle solicitado justificación, pues no existía orden judicial que le permitiera hacerlo”, explica Paco a Elcierredigital.com.

Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

Tras una falsa denuncia de violencia de género en febrero de 2018 por parte de la madre de Paquito el día después de recibir una demanda civil por parte de Paco, en la que solicitaba la custodia compartida, este tuvo forzosamente que trasladarse a Cantabria en marzo de 2018 para no perder la relación con su hijo de 2 años. Al estar investigado por aquella denuncia que finalmente fue archivada, se le impidió por ley la custodia compartida. La Audiencia Provincial dejó claro cuál era el interés de la madre: obtener la custodia y trasladar de ciudad al menor amparándose en un falso maltrato que no existió.

Como consecuencia de la falsa denuncia, Paco tuvo que aceptar que el menor acudiera al colegio CEIP Aguanaz, donde desconocía que la hermana de la madre era profesora de este centro. “Aquí continua el calvario para Paquito. Mi hijo necesitaba un centro escolar neutro, y pedí ayuda a ICASS aunque hicieron caso omiso”, explica Paco.

Problemas con la familia materna

Elcierredigital.com ha conocido los problemas a los que padre e hijo se han tenido que enfrentar por parte de “infames” comportamientos de la familia materna y que el Colegio siempre ha ocultado, datos que también aportó a ICASS y posteriormente a la demanda contra los Servicios Sociales, en formato audio y video.

Los procesos judiciales para establecer la custodia de los hijos pueden ser traumáticos para los menores.

Amenazas, insultos, desprecios e intentos de agresión en varias ocasiones, todo ello en presencia del menor. No te tengo porqué ver la jeta en todo el día, ale, circula, venga, circula” le indicó la profesora y tía del menor cuando dejaba a Paquito en clase.

“Te voy a partir la cabeza, no tengas miedo, eres un hijo de p…, mira, tu hijo se va a enterar de lo hijo de p… que eres”, el abuelo materno profiere a Paco mientras lleva de la mano a Paquito en el Carnaval del Colegio. “Te rajo, te lo advierto, pobre de ti, cabronazo, hijo de p…,” le amenaza la abuela materna cuando Paco lleva a su hijo en brazos.

Estos son algunos de los ejemplos de los documentos aportados a la demanda de Paco contra el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS)

La situación a la que se enfrenta el niño y que el colegio oculta

Tanto el colegio como el  Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) habrían tratado de ocultar la situación del menor, en cuanto a la higiene y los inadecuados horarios del niño en bares. La propia sentencia del 3 de abril se hace eco de las negligencias por parte de la madre respecto a la ropa y calzado en deficiente estado, uñas no debidamente recortadas, incluso la presencia del menor en bares con la madre en horario inadecuado.

WhatsApp_Image_2023-06-01_at_14.22.11

Carta escrita por la prima de Paquito. Ambos tienen la misma edad.

“Erosión lineal en mejilla derecha, erosión en mentón, equimosis en mejilla izquierda e hipercromía en parpado inferior de ojo izquierdo, compatible con una bofetada con la mano abierta” indica el Informe Forense de las lesiones del 6 de febrero de 2020.

Según nos cuenta Paco, “es desolador cómo un maltrato real a un menor es encubierto por el propio colegio, hasta el punto de que la madre llamó a testificar a una compañera de su hermana, profesora de Paquito, y en sede judicial indicó textualmente: no recuerda al menor con ningún hematoma en la cara ni los ojos el 6 de febrero. ¿Cómo es posible que nadie viera lo que el informe indica?”, se pregunta.

“Lesión en región pre auricular de coloración violácea. En la consulta, el niño refiere mediante preguntas dirigidas que fue su tía que le ejerció fuerza con el nudillo”, indica el Informe del 23 de marzo de 2021

“Pregunté al colegio por el cardenal en la sien, como siempre, nadie vio nada según me contestó la directora por mail, ¿cómo es posible no verlo de 9:00h a 16:00h? Ya el colmo fue lo que sucedió el 13 de mayo de 2021, el menor presentaba un arañazo en la espalda de 4 cm y los brazos completamente amoratados, tal y como indicó el informe médico del mismo día, refiriendo el testimonio del menor de cómo el abuelo materno le había golpeado, ICASS me indicó que se lo había producido en el colegio con un radiador, para un año después preguntar a ICASS y al Colegio e indicarme que no recuerdan, prueba que aporté a demanda contra ICASS”  añade el padre del niño.

“Cualquier menor, tanto por la historia clínica como por la exploración nos indique que ha podido haber una agresión, bien referida por el menor o bien evidenciada por datos en nuestra exploración, inmediatamente nuestra labor es proteger al menor, se realiza una exploración general y posteriormente se contacta con el juzgado de guardia, que es lo que hicimos en ese caso”, declararon hasta 4 facultativos. “ICASS reconoce en el juzgado que jamás se pusieron en contacto ni con un solo médico, reconociendo que no veían a Paquito desde el 5 de mayo de 2021 y 14 meses después le separan de su padre, explica Paco a Elcierredigital.com.

Actuación por parte del colegio

En abril del 2022, el padre del menor puso en conocimiento del Juzgado la mala praxis del colegio, “que es cómplice y encubridor de un maltrato infantil. Se me impide recoger a mi hijo los días que me corresponden según sentencia, mientras mi padre se estaba muriendo en la cama de un hospital. Además, dieron información errónea y manipulada a ICASS, y omitieron el comportamiento de la familia materna en el colegio”, comenta Paco.

Subdirección de Infancia, Adolescencia y Familia (Icass). Gobierno de Cantabria.

Subdirección de Infancia, Adolescencia y Familia (Icass). Gobierno de Cantabria.

También se produjo una grave infracción al publicar fotografías del menor, sin  autorización del padre, en el periódico El Diario Montañés y diferentes redes sociales como Facebook, un hecho que acabó en denuncia.

Espero que la Audiencia Provincial se pronuncie lo antes posible y finalice este infierno para todos. La abuela está sufriendo mucho, sin su nieto, viendo cómo está secuestrado y maltratado institucionalmente”, concluye Paco.

COMPARTIR: