19 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fraude se alimenta en la alta demanda de la población dado el gran incremento del número de contagios por la pandemia en todo el mundo

Prolifera la venta ilegal de vacunas falsas por internet: Las ofertas se disparan un 400%

Venta ilegal de vacunas
Venta ilegal de vacunas
Mientras millones de personas aguardan para recibir una vacuna contra la COVID-19, espera que podría alargarse durante meses, el mercado negro por Internet va en aumento poniendo en riesgo la salud de las personas, o incluso sus vidas, con estos productos falsos. Las compañías farmacéuticas ya han advertido de que sus vacunas no están a la venta en canales privados.

La ansiedad por conseguir una vacuna y no tener que esperar semanas o incluso meses para obtenerla a través de los servicios sanitarios está alimentando la venta fraudulenta de vacunas a través de la dark web (internet oscuro). El crecimiento de este mercado negro de vacunas se han disparado un 400 % desde el pasado mes de diciembre, auspiciadas por una nueva ola de contagios, y se asienta fundamentalmente en la variedad de vacunas ya disponibles o en proceso de aprobación. 

Agencias, como el FBI y la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC), así como la Interpol y Europol están alertado sobre múltiples  fraudes relativos a este tipo de ofertas  que circulan en la dark web, al tiempo que han recomendado a los ciudadanos denunciar cualquier estafa relativa a la vacuna del coronavirus, y relacionadas con ventas y anuncios de vacunas en Internet.

Ante estas circunstancias, la propia farmacéutica Pfizer/BioNTech ha remarcado que la vacuna para la COVID-19 no está a la venta en ningún canal privado por el momento. "Hemos detectado algunos sitios y números telefónicos que no pertenecen a Pfizer donde terceros ofrecen la vacuna. Esta información es falsa”. La multinacional norteamericana aseguró al respecto que se han tomado medidas meticulosas para reducir el riesgo de falsificación.

Los dominios de sitios web que contienen la palabra vacuna en combinación con COVID-19 o coronavirus se duplicaron con creces desde octubre, según la firma de ciberseguridad Recorded Future, que rastrea el fraude on line de COVID-19, y desde la que se asegura que hasta la fecha no ha encontrado ninguna vacuna legítima desviada de los centros de salud o desde las reservas públicas.

Hay que recordar que, en el caso de las vacunas de Pfizer-BioNTech, estas deben mantener una temperatura muy controlada para preservar su efectividad, así como en los envíos y distribución. Para ello se cuenta con rastreadores de temperatura que garanticen la cadena de frío. 

Por su parte, la compañía de seguridad Check Point asegura haber detectado anuncios que prometen grandes cantidades de vacunas, en vez de dosis individuales, con el fin de atrapar a aquellos usuarios que tienen un mayor poder adquisitivo y ansían hacerse con unidades para sus familiares y amigos.

Ejemplo fraude venta vacunas on line. Foto:Check Point.

Las estafas incluyen correos electrónicos que prometen un rápido acceso a las vacunas y llamadas automáticas que se hacen pasar por agencias gubernamentales. En el caso de España, al ser gratuita la vacuna, se debe sospechar de cualquier mensaje o solicitud de información personal que incluya una solicitud de pago. Asimismo, es importante desconfiar de cualquier petición de información sensible a través de correo electrónico, SMS, Whatsapp o llamada telefónica.

Ciberespionaje en auge

Asimismo, en los últimos meses, compañías farmacéuticas, investigadores y organizaciones involucradas con el almacenamiento y transporte de la vacuna han recibido  múltiples ataques por  grupos de ciberespionaje.

Ciberdelincuencia

Uno de los más sonados fue el perpetrado, recientemente, contra la Agencia Europea del Medicamento (EMA) con el que se consiguió "acceder ilegamente a algunos documentos relativos a la vacuna de Pfizer que estaban almacenados en un servidor de la EMA.

Según informaba la propia Agencia días atrás y durante el  proceso de investigación de este acto vandálico, se ha detectado que algunos de los documentos a los que se accedió ilegalmente relacionados con medicamentos y vacunas COVID-19 se han filtrado en Internet. Entre la documentación sustraída hay correos electrónicos internos y confidenciales relacionados con los procesos de evaluación de las vacunas contra el coronavirus. Asimismo, según la EMA, parte de dicha correspondencia ha sido manipulada por los ciberdelincuentes antes de su publicación de una manera que podría poner en riesgo la confianza en las vacunas.  

COMPARTIR: