29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El panadero Pedro Orio afirma "si no recibimos algún tipo de ayuda sólo nos quedan dos caminos: una subida espectacular entre el 10 y el 20% o cerrar"

Los panaderos apagan sus hornos contra la subida de la luz: “Vivimos en precariedad”

El Cierre Digital en Las panaderías están asfixiadas por la subida de la tarifa de la luz y de las materias primas.
Las panaderías están asfixiadas por la subida de la tarifa de la luz y de las materias primas.
El pan es uno de los productos más afectados por la subida de la luz y las materias primas en los últimos meses. Para visibilizar su situación y "reclamar la atención del Gobierno", los panaderos han apagado ya en dos ocasiones las luces de sus locales. Para ellos, su actividad es "electro intensiva y si no recibimos algún tipo de ayuda sólo nos quedan dos caminos: una subida espectacular de entre el 10 y el 20 por ciento o cerrar”, afirma el panadero Pedro Orio a elcierredigital.com.

Los negocios artesanos solicitan tarifas reducidas de electricidad y apagan sus hornos para reclamar ayudas. El pasado 2022 desaparecieron 600 negocios. Pedro Orio, dueño de tres panaderías en Madrid, cuenta a elcierredigital.com las dificultades que ha tenido y continúa teniendo tanto él como sus compañeros del sector para hacer frente a estas subidas. “Estamos muy preocupados porque venimos soportando casi dos años ya, desde que empezó la pandemia, muchas dificultades”, explica Orio.

Los panaderos de toda España decidieron hacer dos parones de electricidad en sus locales como protesta por el alto repunte de los costes en materias primas y energía a lo largo del pasado año. “Hemos hecho dos parones a título reivindicativo, apagando las luces de todas las panaderías de España con el fin de reclamar la atención del Gobierno. Somos una actividad electro intensiva y si no recibimos algún tipo de ayuda sólo nos quedan dos caminos: dar una subida espectacular de entre el 10 y el 20 por ciento de los precios o cerrar”. Algunas de las modificaciones que los artesanos solicitan son: tarifas de luz y gas adaptadas a sus necesidades y un descuento de 20 céntimos en el gasoil.

España cuenta con un total de 190.000 panaderos. Según la Federación Española de Industria de Alimentación, un 37 por ciento de las empresas agroalimentarias fabrica pan, lo que genera un 22 por ciento de los empleos del sector. Las facturas eléctricas de las panaderías han llegado a triplicarse. “Lo que nos ha dado la puntilla de una forma determinante ha sido el coste de la energía, que nos estamos moviendo en una subida de alrededor del 300 y el 400 por ciento”, apunta Orio.

horno-industrial-de-panaderia

Horno industrial de panadería.

Los trabajadores del sector piden que se proteja a los pequeños negocios y se cubran sus necesidades. Para ello, solicitan que se trate su trabajo como el de las grandes industrias electro intensivas aplicándoles las tarifas reducidas que estas tienen. Ambos sectores trabajan con materias primas que requieren la utilización de neveras, hornos y fermentadoras durante una gran cantidad de tiempo, lo que ocasiona una subida considerable en sus facturas de luz.

Además de la luz, la subida del gasoil ha aumentado la lista de gastos en estos negocios. 

La subida del precio de la materia prima

Además de las subidas en la electricidad y el gasoil, no hay que desdeñar la subida de precio de las materias primas que se usan para pastelería y panadería como la harina o el azúcar. “Contamos con la dificultad de la subida del precio de las materias primas que se desencadenó a partir de la pandemia y la guerra de Ucrania, subida que se ha movido en torno a un 50 por ciento”, apunta a elcierredigital.com Pedro Orio.

Un dato a tener en cuenta es que en España se consume menos pan que en el resto del continente europeo. Mientras que en Europa se consume 59 kilos por persona de pan al año, España tan sólo consume 37 kilos por persona al año.

Por todo lo mencionado, el sector artesanal pide ayudas económicas y los recursos necesarios para seguir adelante con su actividad y evitar el cierre de más negocios.

COMPARTIR: