18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía ha alertado que esta nueva sustancia circula por España y se ha podido crear un mercado negro

Así es el cloretilo, el anestésico utilizado por deportistas con el que se drogan ahora los jóvenes

Botes de cloretilo.
Botes de cloretilo.
Las alarmas se han disparado en Canals, un pequeño municipio de la Comunidad Valenciana, ante el aumento del consumo del cloretilo entre los más jóvenes. Se trata de un fármaco anestésico en forma de spray que se vende en las farmacias y que está indicado para intervenciones quirúrgicas menores o como medicamento deportivo.

El cloretilo es un fármaco que sirve para aliviar el dolor y proporciona una sensación de anestesia local en la zona en la que se aplica. No obstante, su uso se ha generalizado entre jóvenes y adolescentes por sus efectos similares a los de una droga. No es la primera vez que la policía da la voz de alarma, no solo en el municipio valenciano de Canals sino en el resto del país, sobre esta moda perjudicial entre jóvenes.

Los jóvenes inhalan la sustancia acumulada en un aerosol tras rociar una prenda de ropa. Y luego solo tienen que esperar unos segundos a que el producto haga efecto. Lo más normal es que sufran alteraciones de comportamiento, relacionadas con la euforia, la risa o el aumento de agresividad, en los casos más leves.

Sin embargo, lo que podría comenzar como una aventura o chiquillada puede acabar en tragedia. En diciembre del año pasado una niña de Montroi (Valencia) entró en coma por culpa de este tipo de prácticas.

Fácil adquisición

De hecho, el uso del cloretilo como sustancia que altera el comportamiento al inhalarla no es una práctica nueva. A principios del año 2000 ya se usaba entre los jóvenes que buscaban nuevas experiencias. Sin embargo, su acceso estaba más limitado al necesitarse una receta médica para comprarlo en una farmacia. Ahora, sin embargo, se puede adquirir fácilmente por Internet.

El cloretilo es comúnmente conocido como anestésico por los deportistas, que se podía comprar en las farmacias sin receta médica. A consecuencia de este nuevo uso lúdico, se ha regulado la venta aunque se puede adquirir en Internet a un precio asequible.

Cloretilo Chemirosa Spray 100 g

Cloretilo.

Para ingerirlo, se impregna el producto en un trapo o similar y se inhala. Rápidamente, los efectos como las risas y la pérdida de la noción del tiempo hacen su aparición. Sin embargo, no todo es felicidad, esta sustancia produce alteraciones en el comportamiento siendo las más frecuentes la agresividad, la impulsividad y el juicio alterado. También pueden producirse arritmias, depresión del sistema nervioso, asfixia, convulsiones que pueden llevar al coma e, incluso, episodios de muerte repentina en los casos más extremos.

Medidas contra el cloretilo

La Policía Local de Canals ha alertado de la existencia de un mercado negro de cloretilo en el municipio. Explican que es un producto legal que no pueden requisar y que un joven —o un adulto— podría comprar decenas de unidades y revenderlas: “Es una de las líneas que investigamos. Un bote puede costar unos seis euros. Al saber que hay tanto consumo, se podría revender a 20 euros la unidad. Negocio hecho”.

Los primeros avisos llegaron en septiembre y la situación se ha agravado hasta el punto de que los propios responsables de las farmacias del municipio han llegado a un acuerdo para frenar su venta entre los jóvenes. Y los agentes locales han decidido que se avisará a los padres de los menores si encuentran botes de cloretilo en algún registro: “Es lo único que podemos hacer. Al menos, que sepan lo que está ocurriendo. Que estén avisados”.

COMPARTIR: