16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Oncothermia y otros tratamientos contra el cáncer

Más de 19,2 millones de personas fueron diagnosticadas de cáncer el año pasado en el mundo. En España se estima que para este año 2021 sean más de 158.000. Unas cifras muy importantes que las estimaciones creen que seguirán creciendo en los próximos años, hasta el punto de que en 2040 se llegarán a los 30,4 millones de casos en el mundo, un 56% más que actualmente.

Aunque las cifras son alarmantes, no hay que olvidar que este crecimiento se produce en un momento en el que la población más susceptible de padecer esta enfermedad crece y se mantiene por la mejora de la calidad de vida, jugando un aspecto clave la mejora de los tratamientos médicos, como ocurre con la Oncothermia.

Diferentes tratamientos contra el cáncer

Existen diferentes tratamientos contra el cáncer, que dependen mucho tanto de su tipología como de su situación cuando se aborda el tratamiento. Además de la cirugía, fundamental en muchos de los cánceres, a continuación, se busca eliminar todo tipo de célula cancerígena.

Uno de estos es la quimioterapia, la eliminación usando diferentes fármacos, que se pueden administrar de forma oral o intravenosa.

Con el mismo objetivo, pero de forma diferente actúa la radioterapia, que utiliza la radioactividad para eliminar las células cancerígenas. Su uso se basa en el hecho de que las células que crecen más rápido, como las cancerígenas, son más susceptibles de ser eliminadas por radiación.

La radioterapia a su vez puede ser externa, la más común, dirigiendo rayos x a la zona afectada, o interna, proporcionando radiación desde dentro del cuerpo, por ejemplo, usando pastillas o de forma intravenosa a través de una vena.

Otro tipo de tratamiento farmacológico es la terapia dirigida. A diferencia de la quimioterapia que elimina tanto células cancerígenas como algunas normales, la terapia dirigida se concentra en moléculas específicas de las células cancerígenas, incapacitándolas para que se propaguen.

El importante papel de la Oncothermia

La Oncothermia o Nanothermia Oncológica, también es un método selectivo contra las células cancerígenas, aunque su forma de actuar es distinta. Se basa en la Hipertermia electro modulada, por lo que no es invasivo y actúa de forma coadyuvante en el tratamiento contra el cáncer.

Mediante su intervención selectiva actúa directamente sobre las células malignas, inhibe su actividad y estimula la respuesta inmunológica del paciente. Con ello incluso reduce el dolor.

Pero sin duda uno de sus elementos clave está en la sinergia que logra junto a otros tratamientos como la cirugía, radioterapia e inmunoterapia; es decir, no solo se puede aplicar junto a estos tratamientos, sino que consigue que se mejoren los resultados y reduce las secuelas que estos producen. Todo ello a través de un tratamiento indoloro y que apenas tiene efectos secundarios. Incluso en casos graves, como los tumores sólidos e inoperables, posibilita llegar al tumor de forma profunda y localizada.

En definitiva, los avances en los tratamientos contra el cáncer como ocurre con la Oncothermia brindan no solo más posibilidades de éxito, también que incluso la calidad de vida del paciente bajo tratamiento sea mucho mejor.

COMPARTIR: