17 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La variante británica del SARS-CoV-2 ya ha sido detectada en nueve comunidades autónomas y el nivel de contagio es muy elevado

Las cepas británica y sudafricana: Así son las características del virus que agravan la pandemia en nuestro país

Detectadas dos nuevas variantes del coronavirus
Detectadas dos nuevas variantes del coronavirus
Los contagios por las nuevas variantes del SARS-CoV-2 se aceleran a pasos agigantados causando estragos en países como Reino Unido, de nuevo confinado y aislado. En España, ya son 60 casos detectados de la cepa británica, en nueve las comunidades autónomas, con Madrid y Andalucía a la cabeza. La situación no ha hecho más que complicarse tras conocerse que Sudáfrica también exporta una variante más, cuyos efectos todavía se desconocen.

La cepa británica, la variante B.1.1.7, descubierta el pasado mes de diciembre en Reino Unido, está ocasionando estragos y vuelve a poner en jaque el control de la pandemia, temiéndose por un desbordamiento del Sistema de Salud británico. Aunque, en principio no ocasiona mayor gravedad, sí se transmite con un 70% más de facilidad, y además de haberse propagado rápidamente en todo el Reino Unido ya ha sido detectada en países de todo el mundo, desde los Estados Unidos hasta Corea del Sur, la India, Japón, Francia, Italia y Dinamarca, entre otros.

En España, ya se han contabilizado 60 casos y más muestras en estudio, según indicó este jueves la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, quien ha destacado que se está trabajando para aumentar la capacidad de secuenciación de ésta y de cualquier otra variante que pueda surgir.

La alerta comenzó a finales del mes de diciembre, cuando el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, informó del envío de una alerta de Salud Pública el pasado 23 de diciembre a todos los centros sanitarios de la región ante la sospecha de posibles casos que ya estarían en Madrid. La alarma se generó en base a varios casos en estudio relacionados con ciudadanos procedentes del Reino Unido.

Los últimos datos facilitados por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid apuntan a un total de 27 casos de dicha variante en la región, además de encontrarse en estudio otros muchos posibles.

Otra de las autonomías con más casos detectados, 16 hasta la fecha, es Andalucía. De los casos que se conocen, 11 se han localizado en la provincia de Málaga, 3 en Granada, 1 en Sevilla y otro en Cádiz. El consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, reclamaba, recientemente, reforzar los controles sanitarios para evitar la entrada de la nueva cepa de COVID-19 a través de Gibraltar, que se encuentra confinado desde el pasado sábado 2 de enero, y durante catorce días, después de cifras de contagios rozando los 1.000 casos activos.

Otras comunidades en las que se han detectado casos son: Cantabria, 4, Galicia 7, Extremadura 2, la Comunidad Valenciana 5, Asturias 2, Murcia 1 y País Vasco, 6, también cuentan con afectados por esta nueva variante de la COVID-19.

Cepa sudafricana

La otra variante de la Covid-19, la cepa sudafricana (501.V2), fue detectada en Sudáfrica en octubre de 2020 y ha sido localizada en otros países como el Reino Unido y Francia.

Los resultados preliminares de la variante sudafricana también indican una mayor transmisibilidad, aunque, hasta la fecha se dispone de menos información sobre dicha cepa.  Se ha podido averiguar que tiene múltiples mutaciones en la proteína de 'pico', que es la utilizada por el SARS-CoV-2  para infectar las células humanas.

Tanto la cepa británica como la sudafricana tienen varias mutaciones, una de las cuales, la denominada N501Y, aumenta la capacidad del virus para unirse al receptor ACE2, de las células humanas para penetrar en ellas y, por lo tanto, desempeña un papel clave en la infección viral.

Con respecto a las vacunas, aún no hay evidencia de que no vayan a funcionar contra estas nuevas cepas de la COVID-19. De hecho, como aseguraba recientemente, en rueda de prensa, la especialista en vacunas de la OMS, Ana María Henao-Restrepo, “las mutaciones no significan automáticamente que tengamos que reconsiderar los efectos de las vacunas".

COMPARTIR: