07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde pinchazos hasta jóvenes desmayados por golpes de calor, son las situaciones que se están sucediendo en estas grandes citas musicales

La tragedia del Medusa Festival en Cullera vuelve a poner en el foco a los grandes festivales de música

El Cierre Digital en Imágenes de la tragedia en el Medusa Festival en Cullera.
Imágenes de la tragedia en el Medusa Festival en Cullera. / Un muerto y cuarente heridos es el saldo del Festival.
Tras dos años de pandemia la gran celebración de festivales para también recaudar dinero. Sin embargo, en ellos se han producido accidentes que están creando una imagen negativa, desde pinchazos a chicas hasta jóvenes desmayados por las altas temperaturas, una situación inhumana. El último caso es el de la tragedia en el Medusa Festival de Cullera con un muerto al desprendimiento de parte del escennario que se ha saldado con un muerto y cuarenta heridos, cinco de ellos de gravedad.

El Medusa Festival la localidad valenciana de Cullera se ha convertido en el protagonista de la actualdiad y no precisamente por la caliadad de su música. A las cuatro de la mañana del sábado se desató un caos en la playa, debido a un reventón cálido que provocó vientos huracanados y supuso la caída de parte del esceneraio y como consecuencia la caída de parte del escenario y la muerte de un joven y cuarenta heridos. Cinco de ellos están ingresados y su progonostico es grave según el Consell de Salud el Govern valenciano. 

En el reventón térmico se produce una nube de gran tamaño en cuyo interior se producen corrientes de aire frío. Son nubes generalmente de tormenta que llevan mucha agua en su interior. En los laterales llegan corrientes de aire seco que presionan a esa nube central. Ese es el choque que provoca que la nube “reviente” y descargue con gran fuerza en forma de agua, pero cuando hace mucho calor, esa agua se evapora antes de llegar al suelo. Esa presión puede provocar rachas de viento de hasta 200km/h. Si esto ocurre en plena montaña no suelen producirse accidentes. 

El Festival ha sido cancelado y el Gobierno estudia ya si se pudo tomar alguna decisión que hubiese evitado la tragedia. El creador del escenario ha explicado que era una estructura "estable" con 60 toneladas de contrapeso. Solamente la portada, que cayó encima de la gente, llevaba seis y "aún así la ha levantado", ha asegurado el fallero Manolo García.

Asistentes al Medusa Festival explican el "caos" vivido durante la madrugada del sábado en el recinto. En redes sociales se han compartido numerosos vídeos de asistentes al festival, que comenzó el pasado día 10 en la playa de Cullera y estaba previsto que finalizara el lunes 15, con la participación de famosos DJs como David Guetta o Steven Aoki. 

Por su parte, el titular del Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 4 de Sueca, en funciones de guardia, ha abierto diligencias previas para investigar lo sucedido en el Medusa Festival.

El alcalde del municipio valenciano de Cullera, Jordi Mayor, ha asegurado que el Festival Medusa contaba con "todos los permisos y garantías administrativas". 

Otros problemas en los festivales 

Son varios los problemas que han surgido en los festivales que se han (y se están) celebrado durante este verano. Se denuncia que la escasez de hielo está poniendo un límite a las fiestas y los eventos, pues además los precios están subiendo hasta un 1.000%, lo que está causando un inconveniente para los más jóvenes.

Rage Against The Machine ha anunciado que anula su gira por España debido a problemas de salud. Esto causa molestias entre los seguidores. Y no solo esto, sino que también se han cancelado otros conciertos conocidos como el festival Puro Reggaeton o el Diversity de Valencia.

El primero de ellos se celebraba en Madrid, y desde la presidencia de la comunidad madrileño han denegado la licencia al festival Puro Reggaeton, cuya celebración estaba prevista para el mismo día y el sábado en el estadio Wanda Metropolitano. La razón principal que ha argumentado es que el plan presentado por la organización del evento no reúne los requisitos necesarios en materia de seguridad.

Festival de verano Puro Reggaeton. 

La institución ha aclarado que a la hora de tomar la decisión "se ha actuado acorde a la normativa vigente en materia de seguridad siguiendo el procedimiento habitual en la celebración de este tipo de espectáculos". Esto, al fin y al cabo, crea enfado entre las personas que habían pagado la entrada para acudir a dicho festival.

El festival de música Diversity de Valencia iba a celebrar su primera y ambiciosa edición con un gran cartel de artistas internacionales, pero ha tenido que anular el espectáculo al no lograr garantizar que se desarrollara "bajo las condiciones necesarias".

Golpes de calor en un autobús

Hace unos días salieron a la luz unas imágenes de lo más aterradoras. Unos jóvenes volvieron del festival Arenal Sound en autobús. Una de las víctimas declaró en Twitter: “Subiendo al bus notamos que el aire acondicionado no funcionaba y el conductor, el cual pertenece a la empresa de autocares Agostense, nos mintió diciendo que funcionaría en unos minutos”.

Había 40 grados, el viaje arrancó y el aire continuaba sin funcionar. “La gente empezó a marearse, el suelo estaba encharcado de sudor y muchos empezaron a tener ataques de ansiedad”, según delató una de las presentes en la tragedia.

Como única solución esta persona explicó que “terminaron llamando a la policía, quien finalmente obligó al conductor a bajar y dejarnos salir”. También acudieron ambulancias para tratar a las personas que estaban afectadas. Había algunas vomitando y mareadas, sufriendo golpes de calor. El conductor y la empresa Agostense serán investigados.

Pinchazos en discotecas 

El periódico elcierredigital.com fue el primer medio de comunicación en España en informar sobre esta situación en las discotecas. Una nueva moda de sumisión química se extendió por Europa, y ahora por España. La conocida como oleada de pinchazos a chicas ya ha provocado al menos catorce denuncias en Cataluña, ocho en Pamplona y varias en Madrid.

Festival. 

Pudimos hablar con una de las víctimas para que nos explicara lo que vivió: “Mi amiga y yo estábamos esperando la cola para ir al baño y un chico que estaba a mi lado, esperando la cola también, se acercó a mí haciendo que se tropezaba o que le empujaban y se chocó conmigo. En ese momento sentí un pinchazo en la pierna, como si me clavaran un alfiler. Mi mente entonces no lo asoció, porque no era capaz de pensar que me estuvieran pinchando, por eso lo que noté fue el dolor del impacto”.

Tras notar el pinchazo, esta nos declaró: “Empecé a notar que se me dormía la pierna y después fue subiendo la sensación hasta el brazo y el hombro. Me tocaba y no sentía nada, pero podía andar yo sola. En ningún momento perdí el conocimiento, ni la capacidad de hablar o tuve lapsus de memoria”.

COMPARTIR: