17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El conocido psicólogo dirige el curso “El Silencio. Sin Aditivos” que tendrá lugar en la Universidad de San Sebastián durante el mes de agosto

'La importancia del silencio', el nuevo reto de Javier Urra: La posibilidad de conocerse mejor y desarrollar la creatividad

El psicólogo Javier Urra.
El psicólogo Javier Urra.
Los seres humanos vivimos rodeados de ruido que pasa a formar parte de nuestra vida cotidiana. Por eso, es muy importante aprovechar las ventajas que ofrece el silencio, que nos permite mejorar la relación con uno mismo, las relaciones sociales y el desarrollo de la creatividad y el arte. Mediante una serie de cursos en San Sebastián, el psicólogo Javier Urra tratará esta serie de temas, de los que ha ofrecido un pequeño avance a Elcierredigital.com.

En la sociedad que vivimos actualmente, existe una cantidad de estímulos tan grande que el ser humano se encuentra constantemente rodeado de sonidos y de ruido, un hecho que, en ocasiones, impide el desarrollo de algunas actividades esenciales para cualquier persona como lo son la reflexión o la introspección.

Para el psicólogo español Javier Urra, el silencio es un elemento clave para el desarrollo del ser humano, tanto en sus relaciones sociales como en la relación consigo mismo. Es por ello por lo que, en su curso “El Silencio. Sin Aditivos” que tendrá lugar en San Sebastián durante el mes de agosto, reflexionará acerca del tema junto a grandes expertos en la materia.

Este el noveno año en el que Urra dirige cursos en la ciudad donostiarra, a lo largo de los cuales ha realizado un viaje por lo que él llama “el itinerario de la vida”, tratando temas como los valores del ser humano, los miedos o el perdón.

Javier Urra recogiendo un premio.

Una de las características más importantes del silencio es su gran importancia a la hora de relacionarse con los demás, su correcto dominio permite transmitir a las personas que nos rodean nuestras creencias, pensamientos e ideas de una forma clara y comprensible. Por otra parte, la ausencia de ruido ayuda en gran medida a entender a las personas a las que apreciamos, llegando a conocerlas de una manera más profunda a la que estamos acostumbrados.

Pero el silencio también es fundamental para conocerse a uno mismo, un silencio que no debe confundirse con la soledad. Esta ausencia de ruido nos ofrece la posibilidad de meditar, de dar respuesta a nuestras dudas, de reflexionar para identificar y reposar las emociones que sentimos a lo largo del día. En ocasiones, es necesario acallar los pensamientos y practicar ese silencio sin miedo a que no tenga fin, ya que este es un temor común a numerosas personas, al igual que las pérdidas, las despedidas o las ausencias, tres fenómenos que están relacionados con la ausencia de ruido.

El uso del silencio no tiene por qué ir acompañado de una conducta antisocial puesto que el ser humano es un ser sociable por naturaleza, que necesita hablar y escuchar y que puede utilizar este silencio para crecer solo o acompañado de las personas con las que se relaciona. Desde este silencio también surge la creatividad, la poesía o la pintura, por lo que también puede ser aprovechado para el desarrollo de las capacidades artísticas.

Representación del silencio.

Junto al psicólogo Urra, otras personalidades como el sociólogo Javier Elzo, la psicóloga María Jesús Álava o los conocidos escritores Espido Freire y Juan Manuel de Prada consideran el silencio como una parte fundamental de la vida de cualquier persona, y lo desarrollarán mediante diferentes enfoques que ofrecerán a sus oyentes la posibilidad de conocer distintas perspectivas y manifestaciones de este fenómeno.

COMPARTIR: