21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de las prohibiciones de reuniones de más de 10 personas se siguen celebrando concentraciones masivas de ocio por toda España

Los botellones que propagan el COVID: Sancionan a 200 personas en Zaragoza y disuelven una macrofiesta en Hellín

Agentes de la Guardia Civil con mascarillas.
Agentes de la Guardia Civil con mascarillas.
La Guardia Civil ha desarticulado una concentración ilegal en un polígono de Zaragoza. En dicha reunión, que se celebró el pasado viernes, participaron más de 150 vehículos y se han identificado hasta 300 personas, entre ellas 200 jóvenes a los que se ha propuesto sancionar por “incumplimiento de superar reuniones en espacio público de más de 10 personas”.

Los botellones del fin de semana han dejado imágenes preocupantes que ya han alertado a las autoridades para que este próximo fin de semana no se produzcan las mismas imágenes. En Hellín, provincia de Albacete, la Policía local tuvo que disolver el pasado sábado una concentración que reunía a 200 personas. Participaban en una fiesta con música y bebidas alcohólicas en un solar privado en la zona de “La Sangradera”. Los agentes de la policía local procedieron a la identificación del propietario, al que se le ha denunciado por estos hechos que la Policía Local de Hellín califica de “irresponsable e incívico”. En Castilla-La Mancha se impuso la semana pasada la medida de un máximo de 10 personas en una misma concentración.

  El solar donde se celebraba la fiesta.

Más grave ha sido lo de Zaragoza, donde los agentes de la Benemérita en Zaragoza han llevado a término un operativo con el que han conseguido disolver una concentración ilegal que llegaron a formar más de 150 vehículos y en la que se incumplieron varias medidas de seguridad impuestas a causa de la pandemia de Covid-19. Los participantes se habían reunido en el polígono Empresarium de Zaragoza.

Los hechos, que se precipitaron en cuestión de minutos, tuvieron lugar alrededor de la medianoche del pasado sábado, 22 de agosto. Según informa la Guardia Civil, sobre las calles de esta ubicación podían observarse marcas de trompos, derrapes y frenadas realizadas presuntamente por los conductores que tomaron parte en la concentración.

La operación, que contó con la colaboración de la Policía Local zaragozana, prosiguió en los siguientes compases, pues, de acuerdo con la nota de prensa que ha emitido la Dirección General de la Guardia Civil, la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado permitió que “no llegasen a concentrarse más vehículos en dicha zona, observándose al mismo tiempo cómo otros turismos se aproximaban al lugar y al percatarse de la presencia policial daban la vuelta para abandonar el polígono a gran velocidad”.

Además, durante la concentración, según la información de la Guardia Civil, se constató que “la minoría de los jóvenes que no portaban mascarilla durante su estancia en el lugar, al observar la llegada de los agentes hicieron uso de ella de manera inmediata”.

Hasta 300 de los asistentes a esta cita han sido identificados. De entre los mismos, se ha propuesto sancionar a más de 200 jóvenes por participar en una concentración ilegal. Esta no se había comunicado con anterioridad a la Delegación de Gobierno. Asimismo, incumplía la normativa impuesta sobre reuniones en espacio público por la pandemia de Covid-19, que contempla reuniones con un máximo de diez personas. El operativo contó con la presencia de perros entrenador para la detección de drogas. En este sentido, se ha interpuesto una denuncia por tenencia de las mismas. En lo que respecta a las pruebas de alcoholemia realizadas a los asistentes, todas ellas resultaron negativas.

Los hechos tuvieron lugar en el polígono Empresarium de Zaragoza. 

El dispositivo desplegado contó con la participación de agentes de seguridad ciudadana y Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Casetas, Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), Servicio Cinológico y agentes de Policía Local de Zaragoza. Gracias a la actividad conjunta de todas estas unidades, la concentración se disolvió sin incidencias de ningún tipo y de forma ordenada.

En cualquier caso, la noticia llega en pleno ascenso de los datos de contagiados por coronavirus en nuestro país, donde, desde el inicio de la pandemia, se han registrado 405.000 casos y 28.872 fallecidos según datos del Ministerio de Sanidad. Además, llama especialmente la atención teniendo en cuenta la polémica que ha surgido en los últimos tiempos en cuanto a la extensión del virus por parte de las personas asintomáticas, en su mayoría jóvenes que incumplirían las medidas de prevención impuestas desde las autoridades sanitarias, como ha sucedido en este polígono aragonés.

 

COMPARTIR: