29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La práctica meditativa ayuda a mejorar la concentración, la capacidad ser conscientes del presente y la confianza en uno mismo y los demás

Comprendiendo la mente a través de la meditación virtual

En una era caracterizada por el auge de las nuevas tecnologías, la plataforma de 'mindfulness' y meditación Sadhaka Space apuesta por compartir sus técnicas de relajación mediante podcast y vídeos gratuitos, además de clases y cursos online
El avance de las nuevas tecnologías y la creciente costumbre de ejercitar el cuerpo y la mente desde casa han hecho que salas de meditación y mindfulness como el portal web Sandhaka Space ofrezcan sus servicios y compartan sus conocimientos a través de vídeos, podcast y cursos online. Como explican sus fundadores en la página web, cada vez son más las personas que buscan técnicas de relajación, sosiego y desconexión de la rutina. Este creciente anhelo de recuperar el bienestar y el conocimiento de la mente hace que muchos se acerquen a la práctica de la meditación y el yoga.
 

Sandhaka Space, un centro online especializado en estas técnicas de relajación, acerca a los usuarios, de una forma accesible para todos, cursos y clases de meditación y meditaciones guiadas. Sus profesionales explican la meditación como la práctica perfecta para deshacerse del sufrimiento y aseguran que hay tantos caminos o formas de meditar como meditadores.

Para poder experimentar diferentes sensaciones, el espacio invita a aprender a meditar, a mirar la vida de cada uno desde dentro y a conectar con el cuerpo y los sentidos. La práctica meditativa, como definen los expertos de Sandhaka, ayuda a cultivar la atención plena al presente: "Es la capacidad de observación no reactiva, de una observación que no elige, que no se apega ni rechaza nada. Esta forma de ver, de observar, de darse cuenta o constatar, es una forma completamente diferente de ver y relacionarnos con la vida, con nosotros y nosotras mismas y con los demás".

Entre los beneficios más frecuentes de la meditación, el centro destaca la concentración, la ecuanimidad, el discernimiento y la claridad mental, la paciencia, la perseverancia, la determinación, el equilibrio y la confianza en uno mismo y los demás. Además, según los profesionales de este ámbito, esta práctica "cultiva el arte de la aceptación, de detenerse, serenarse, callarse y descansar, así como de la observación, la escucha atenta y compasiva y la apertura. El arte de simplificarlo todo, de la rendición".

A través de meditaciones guiadas grabadas en YouTube y sesiones en podcasts, el centro comparte ejercicios de todos los niveles y condiciones. Con solo la necesidad del propio cuerpo como única herramienta de uso para la actividad, los ejercicios proponen al meditador sentarse cómodamente y en silencio, mientras controla y observa su respiración.

En la plataforma de Sadhaka –que significa 'practicante, alguien que aplica inteligentemente la mente en una práctica hacia un objetivo espiritual'– se pueden trabajar diferentes aspectos como la atención a la respiración, el descanso en la presencia, las sensaciones corporales y la visualización propia en los paisajes de montaña para favorecer la concentración.

Aquellos que nunca hayan practicado la meditación, en el portal web del centro pueden encontrar una guía para principiantes para para practicar al ritmo deseado por cada uno. A través de la explicación de diferentes técnicas y niveles de esta práctica milenaria, Sadhaka anima a " recorrer este camino con constancia, paciencia y mucha disciplina" para que el disfrute sea pleno.

 

COMPARTIR: