16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Elche, Santa Pola y Alicante refuerzan los servicios de fumigación sin éxito, lo que obliga a muchos ciudadanos a quedarse en sus casas

Las plagas de mosquitos arrasan la provincia de Alicante tras el último temporal sufrido

Un vecino de Elche muestra sus picaduras
Un vecino de Elche muestra sus picaduras / Redes sociales
Las autoridades de la provincia de Alicante y de las localidades que la conforman, como Elche y Santa Pola, han tomado medidas para acabar con las plagas de mosquitos que están sufriendo sus ciudadanos, a raíz de las fuertes lluvias de este mes de agosto. Esta proliferación de insectos está provocando que muchos de los vecinos de la zona prácticamente no salgan de sus domicilios, a pesar de las medidas urgentes de fumigación adoptadas.

Las plagas de mosquitos están atemorizando a los vecinos de la provincia de Alicante y sus municipios. Muchas son las personas que se han quejado de no poder salir prácticamente de sus casas para evitar ser acribillados por estos insectos que han aparecido por las intensas lluvias.

Por ejemplo, en Elche la situación es también insufrible para algunos de sus vecinos, que han protestado contra los organismos públicos en redes y han enseñado fotografías de las numerosas picaduras que la plaga de mosquitos les ha provocado.

IMG_20190904_172806

Una víctima de las picaduras de mosquito en Elche/ Twitter

Lo cierto es que las autoridades ya han tomado medidas para acabar con los insectos que tantos perjuicios están causando a los ciudadanos alicantinos. Así, la concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Elche, Mariola Galiana, informó recientemente de que, tras las fuertes precipitaciones, “se está efectuando una gran campaña de fumigación por todo término, con especial hincapié en áreas próximas al Hondo y en la pedanía de Arenales”.

Por su parte, la Concejalía de Medio Ambiente y Limpieza del Ayuntamiento alicantino reforzó durante el pasado fin de semana los servicios de fumigación contra estos insectos debido a que se disparó su población por culpa de las fuertes. lluvias sufridas en la región

De este modo, este organismo, dirigido por Manuel Villar, incrementó sus esfuerzos para aniquilar la superpoblación de mosquitos con más servicios de fumigación. La proliferación de este insecto volador se intensificó durante la semana pasada por culpa de las lluvias generadas durante el temporal que azotó la costa mediterránea.

La empresa Lokímica, concesionaria de la Mancomunidad de L’ Alacantí, ha estado revisando de forma especial lugares con aguas estancadas como zonas con una alta humedad y barrancos en la Playa de San Juan, El Cabo, Albufereta, San Gabriel o Urbanova, pedanías, entre otras zonas, con el fin de acabar con la posibilidad de que se generen más larvas y mosquitos.

fumigacion_alicante

El servicio de fumigación actuando en una zona de Alicante 

En el fin de semana Manuel Villar explico que habían reforzado “la fumigación de zonas húmedas y barrancos, como el del Juncaret, la zona de Aguamarga y Urbanova donde es habitual la presencia de agua estancada para combatir la proliferación de mosquitos que pueda producirse consecuencia de la tromba de agua de hace dos semanas y del episodio de lluvias por la DANA (depresión aislada en niveles altos) de esta semana”.

El concejal quiso señalar también que el trabajo se había desarrollado en zonas especialmente de playas debido a la numerosa presencia de vecinos y turistas, aunque desde entonces se está trabajando en otros espacios húmedos, zonas encharcadas, etc.

Villar recordó que, debido a la situación provocada por las lluvias de hace dos semanas, se llevó a cabo una fumigación preventiva, pero al repetirse las lluvias por culpa de la DANA, desde el fin de semana se está volviendo a fumigar todo.

Los operarios de la empresa química aplican sus tratamientos con el apoyo de vehículos todoterreno capaces de adentrarse en zonas como barrancos o penetran en zonas húmedas, consiguiendo así eliminar la proliferación de mosquitos.

El edil remarcó que se va a seguir trabajando con la programación prevista para que los días de las vacaciones de final de verano sean placenteros tanto para los vecinos como los turistas y que la estancia del mosquito solo haya sido un mal pasajero.

COMPARTIR: