23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Montserrat Lluis Serret y José María Barrio Gil-Fournier son las recientes incorporaciones a la cúpula de la Junta de Castilla y León

Mañueco y sus nuevos asesores: La exdirectora de TRECE y el primo del líder de VOX en CyL

Alfonso Fernández Mañueco.
Alfonso Fernández Mañueco. / Presidente de la Junta de Castilla y León.
Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León, ha decretado la contratación de Montserrat Lluis Serret, exdirectora de TRECE, y José María Barrio Gil-Fournier, primo del vicepresidente Juan García Gallardo, como personal eventual. Unos días antes, el presidente habría ordenado la contratación de Daniel Llanos García, envuelto en un escándalo por conducir ebrio con altas tasas de alcohol en sangre.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha decretado en el BOCYL (Boletín Oficial de Castilla y León) publicado el pasado 26 de abril la contratación de dos nuevos asesores bajo la categoría de personal eventual: Montserrat Lluis Serret y José María Barrio Gil-Fournier. La primera, directora general de TRECE y de las emisoras con carácter musical de COPE; el segundo, primo del vicepresidente del Gobierno de la comunidad, Juan García-Gallardo.

Monserrat Lluis Serret era la encargada de la dirección general de Ábside Media, empresa que agrupaba los medios de la Conferencia Episcopal (COPE y TRECE principalmente) en un solo paraguas. Sin embargo, en marzo de este mismo año se vio apartada de sus funciones en las emisiones musicales, TRECE y el departamento de Desarrollo Digital y Comunicación, siendo sustituida por Lucía Fernández del Viso. El motivo de que fuera alejada de la compañía no fue otro que las polémicas internas en las que se vio envuelta, así como una necesidad de la compañía por restructurarse, como publicó El español.

Además, Lluis fue vicepresidenta de UTECA en representación de TRECE desde el año 2021. Antes de su paso por el grupo de la Conferencia Episcopal, la licenciada en Ciencias de la Información permaneció 20 años en el grupo Vocento, en el que ocupó cargos como directora del diario ABC o directora editorial de la cadena televisiva La 10.

Por su parte, José María Barrio Gil-Fournier fue directivo y delegado en Valladolid de la empresa Reyal Urbis, del mercado inmobiliario. La compañía, cuya actividad perduró hasta 2016, se vio envuelta en la polémica al comprar la fábrica de uralita de Valladolid, que contenía amianto —sustancia cancerígena­—, por lo que tuvo que declarar ante el juez, que les acusaba de un delito contra el medio ambiente.

Montserrat Lluis Serret.

Aunque este proceso fue archivado, Reyal Urbis también es conocida por ser la mayor morosa de Hacienda, lo que hizo que entrara en liquidación —que controló el juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid— en el año 2017. Sus caída comenzó en el año 2013, cuando entró en concurso de acreedores con más de 4.000 millones de euros de deuda. Con el paso de los años, consiguió ir rebajando esta cantidad, que en 2021 todavía era de más de 330 millones.

Personal eventual: sueldo y previas contrataciones

Según los datos abiertos publicados por la Junta de Castilla y León, los sueldos de asesores contratados como personal eventual oscilarían desde los 2.567 euros al mes hasta los 4.126 en el caso de los técnicos asesores. Los puestos relativos a asesores del gabinete del presidente superarían los 3.300 euros mensuales.

El mismo Gobierno explica en su web que el personal eventual tiene un carácter “no permanente” y “realiza funciones en puestos de trabajo expresamente calificados como de confianza o asesoramiento especial no reservados a funcionarios o a personal laboral. Su nombramiento y cese son libres, corresponden exclusivamente a los miembros de la Junta de Castilla y León”.

Estas dos nuevas incorporaciones, sin embargo, no son las únicas que el nuevo presidente de la Junta ha efectuado en los últimos días. El pasado 19 de abril se publicaba en el BOCYL una nueva tanda de personal eventual en la que se incluía a Daniel Llanos García, uno de los colaboradores de Mañueco en su etapa como alcalde de Salamanca. Una contratación que trajo polémica debido a un escándalo que le obligó a dimitir como concejal del ayuntamiento por conducir ebrio, con el triple de tasa de alcohol permitida en sangre. Por ello fue condenado a una multa de más de 1.400 euros y se le retiró el carné de conducir durante ocho meses.

Mañueco y García-Gallardo, aliados en el poder

El pasado febrero Castilla y León se lanzaba a las urnas para elegir al nuevo presidente de la Junta después de que Mañueco adelantara las elecciones tras romper su alianza con Ciudadanos, vigente desde 2019.

Juan García-Gallardo.

Alfonso Fernández Mañueco consiguió ganar las elecciones con 31 procuradores (dos más que en las anteriores elecciones). Sin embargo, no consiguió  alcanzar la mayoría absoluta (41 escaños), por lo que tuvo que contar con el apoyo de VOX. De este modo, Juan García Gallardo —al que le rodea la polémica, como ya publicó elcierredigital.com— se convirtió en el vicepresidente de la nueva Junta.

Medios como eldiario.es aseguran que la designación de estos nuevos asesores del gobierno es “a propuesta del vicepresidente”, que habría sugerido colocar a su primo así como a la exdirectiva del grupo conservador.

COMPARTIR: