16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según la portavoz del PP María José Sáenz, el 'jefe' del PRC ha acordado repartirse de nuevo el poder con los socialistas tras las elecciones de 2023

Los 'líos' de Revilla: El líder populista cántabro niega su pacto con el PSOE para seguir en el poder

/ Revilla
Miguel Ángel Revilla ha negado que haya cerrado un pacto con el PSOE para repartirse el poder con los socialistas tras las elecciones de 2023. El líder del PRC podría mantenerse en la presidencia de Cantabria hasta los 84 años si es capaz de sumar mayoría con su actual socio.

Miguel Ángel Revilla está que trina después de que la líder del Partido Popular en Cantabria le haya acusado de haber firmado un preacuerdo con el PSOE para eternizarse en la presidencia de la región tras las elecciones de 2023. 

María José Sáenz de Buruaga lo tiene claro, pero Revilla, que podría mantenerse en el cargo hasta los 84 años, lo ha negado: "Es mentira. Hablar es tan fácil... quieren que lo jure públicamente, podría hacerlo, pero es mentira. Ella ya lo sabe. Yo no voy a meterme con nadie en campaña, pero no se pueden hacer infundios", se defiende. 

Pendiente de su salud

Revilla aseguró hace unos días en la Cadena SER que está pendiente de la revisión que le harán en el Hospital de Valdecilla para decidir si se vuelve a presentar como candidato: "En noviembre o diciembre tendremos el congreso del PRC, si a mí en Valdecilla me dicen que puede continuar cuatro años al ritmo de trabajo que llevo, yo me presentaré a secretario general de los regionalistas, pero es Valdecilla cuando tras el verano acuda a mi revisión quien decide". 

El regionalista asegura que "lo que no haría, estando bien, es tirar la toalla cuando las cosas están mal, porque eso lo hace cualquiera. Lo cómodo ahora es decir hasta aquí he llegado, pero yo cuanto peor están las cosas es cuando menos me apetece irme y probablemente vengan muy malos tiempos". 

Y se muestra abierto a pactar con todas las fuerzas... excepto con una: "La única línea roja en Cantabria es Vox , en principio no estaríamos en contra del pactar con un PP en el que viéramos cambios, pero también influyen mucho comportamientos personales y yo sigo viendo en el Parlamento una hostilidad verbal hacia nuestro partido que para nosotros sí tiene importancia". 

Revilla tiene un plan

La intención de Revilla, tal y como señalan fuentes del PRC a Elcierredigital.com, es intentar ganar en las autonómicas de 2023 y, una vez renovado en el cargo, ceder la presidencia de Cantabria y del PRC a otra persona. 

El favorito en todas las quinielas es Francisco Javier López Marcano, que según esas mismas fuentes "no es especialmente el gran amigo de Revilla, pero es de su misma escuela ética. El consejero es más turbio que el presidente, del que nadie duda que se eche un euro al bolsillo. Pero ambos se entienden bien y Revilla sabe que en el PRC, tan moldeado a su imagen y semejanza, no hay demasiado banquillo". 

Revilla. 

Si Marcano vuelve a tener algún problema judicial, hecho no descartable, las opciones de Revilla para designar sucesor son Paula Fernández, actual consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, o Guillermo Blanco, consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Revilla nunca cambia

Año 1984. El mítico espacio 'La Clave', de José Luis Balbín en TVE, mira a Cantabria y allá va un desconocido parlamentario autonómico llamado Miguel Ángel Revilla, perteneciente al entonces minoritario Partido Regionalista de Cantabria. 

Ojo al discurso de Revilla: "Bien sabe dios que yo en la política estoy a disgusto. Y estoy deseando que estos socialistas, que dicen que lo van a arreglar todo, lo hagan, para marcharme a Polaciones a pescar. Así de claro. El primer día que se cumplan las condiciones que anuncian que se van a hacer, yo cuelgo mi chaqueta de político. ¡Porque la odio! Si yo fuera un político no estaría en el Partido Regionalista de Cantabria. Me hubiera apuntado a uno de los grandes para llegar arriba, no a un partido donde encima me cuesta de mi bolsillo la mitad de lo que gano. Eso es así de claro".

Revilla en 1988 accedería al liderazgo del PRC, en 1995 se convertiría en vicepresidente de un Gobierno liderado por el PP, en 2003 accedería a la presidencia porque el PSOE le apoyó como tercera fuerza para echar al PP, en 2011 perdió el poder mientras ganaba puntos en los platós televisivos madrileños y en 2015, convertido en una especie de líder regeneracionista, recuperaba el trono. En 2019, por fin, el PRC se convertía en la primera fuerza de Cantabria y adquiría voz en el Congreso. 

¿Por qué gana en Cantabria?

Una fuente –prefiere mantener su anonimato– que trabajó en los aledaños de los gobiernos de Revilla cuenta a Elcierredigital.com que los triunfos de este exótico dirigente son varias: "Es un gran comunicador: suple sus carencias intelectuales y sus problemas, algunos de salud relacionados con el riñón, con chistes, villancicos, canciones y anécdotas". 

"Además, señala, ha dotado de estabilidad al PRC, que ha conseguido hacerse fuerte en medio de un panorama lastrado por la eterna falta de liderazgo del PP y el PSOE en la región, que no encontraron recambio para un personaje carismático como el expresidente Juan Hormaechea". 

Y añade: "El PSOE entró a partir de 2003 en tal declive que intentó compensar su desgaste extendiéndole un 'cheque en blanco político' a Revilla, que llegó a la presidencia siendo tercera opción. Revilla aquí preside, pero no gobierna". 

"Lo que le gusta es aparentar, pero al menos es una persona ética que ha sabido sobreponerse con su aire rural en una ciudad como Santander que sigue siendo muy clasista: aquí son importantes los apellidos y pesa si eres santanderino de toda la vida (STV).Y él es de un municipio de 200 habitantes, Polaciones, que camina con albarcas y canta unas canciones montañesas conocidas como 'boñigadas'", continúa. 

Cierto es que Revilla no pasa por sus mejores momentos tras sufrir un abucheo de los hosteleros cántabros a pesar de que él es un 'hombre de bar'. "Está muy tocado porque hasta ahora era el presidente autonómico más popular. Que le dijeran que Isabel Díaz Ayuso le ha robado el 'trono', le ha humillado", señala una persona muy ligada a la política cántabra a este periódico. 

Franquismo y democracia

Revilla gusta de los discursos entre emotivos y demagógicos. Y cuando visita a Bertín Osborne, Pablo Motos o Iñaki López (encantados con el presidente autonómico con más tirón de audiencia) elabora un discurso en el que se presenta como un demócrata 'de toda la vida'. 

No es fácil imaginárselo viendo lo que decía en 1973. En aquel año hasta los franquistas de primera hora estaban blanqueando sus camisas azules. Pero un joven Revilla, gerifalte del Sindicato Vertical fascista, no se cortaba.

"Tenemos que hacer comprender al mundo que el pensamiento joseantoniano, adecuadamente actualizado, tiene plena vigencia en el contexto actual. Tenemos una ideología que siempre he pensado que era exportable en función naturalmente, de una actualización del pensamiento de José Antonio", afirmaba. 

COMPARTIR: