27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La vicepresidenta segunda Yolanda Díaz expondrá su proyecto este 2 de abril en el Polideportivo Magariños de Madrid al que se ha unido íñigo Errejón

El 'errejonismo' se agrieta en Canarias, Baleares y Murcia antes de presentar 'Sumar'

/ íñigo Errejón y Yolanda Díaz
Sumar se presenta este domingo bajo el impulso de Yolanda Díaz y el apoyo de Izquierda Unida/PCE, Catalunya en Comú, Alianza Verde, Más País/Más Madrid y Compromís. Ada Colau, Alberto Garzón, Íñigo Errejón, Mónica García o Joan Ribó arroparán el acto que se celebrará en Magariños para alegría del 'errejonismo', que se está agrietando en varios territorios.

Yolanda Díaz presenta 'Sumar' este domingo 2 de abril en el Polideportivo de Magariños de Madrid. La vicepresidenta segunda del Gobierno estará arropada en el acto por IU/PCE, Más Madrid/Más País, Catalunya en Comú, Compromís o Alianza Verde, y dirigentes como Ada Colau, Alberto Garzón, Mónica García, Joan Ribó e Íñigo Errejón. 

Este último quiere que Más País salga de la marginalidad fuera de la Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana mediante un pacto con Díaz, que no tiene visos de cerrar un acuerdo con Podemos. 

El conflicto está en la elaboración futura de primarias, pero Errejón, entre otros, se ha apresurado en defender la postura ambigua de Sumar.

El fundador de Podemos dice que "es evidente que las listas se tienen que hacer de forma participada por primarias, pero la metodología no se debe convertir en trinchera. Es importante que el proceso se haga sin tutelas y sin presiones"

Errejón señala sobre el acto del domingo que van a acudir "porque es una actitud de responsabilidad y hay sintonía personal y política. No hemos exigido ninguna condición para estar". 

Grietas del errejonismo

Los nuevos pactos de Errejón están provocando grietas internas en algunas patas de Más País. Es el caso de Más Canarias, que no pactará con el Proyecto Drago del exdiputado Alberto Rodríguez, ahora cercano a Díaz. 

Javier Navarro Lasso, coordinador general de Más Canarias, ha denunciado la estrategia de Errejón y Rodríguez: "Hay actores que en Canarias evidentemente optan por la fractura, la ruptura y por favorecer proyectos personales de cara luego a toda esta reestructuración y pensando más realmente en el futuro y en el Congreso que en Canarias. Hay gente que ha preferido dejar a Canarias a los pies de los caballos, pensando únicamente en el Congreso"

Navarro Lasso señala en eldiario.es que el problema del Proyecto Drago son "las enormes contradicciones entre lo que se dice y lo que se es en la manera de actuar. Uno no puede venir a Canarias desde el Congreso hablando de la auténtica obediencia canaria de la defensa del territorio y que luego aquí las conversaciones con los actores de Canarias sean mínimas hacia todos lados, no solo actores políticos, también actores sociales o periodistas". Otro aliado de Más Madrid, Més per Mallorca, tampoco comulga con la estrategia de Errejón y se niega a pactar con Sumar, que no está en la lista de "posibles relaciones a nivel estatal". 

Tampoco van mejor las cosas en la Región de Murcia, ya que Más País se ha quedado solo por la decisión de IU de pactar con Podemos de espaldas a ellos. Al frente de Más Región está el exlíder regional morado, Óscar Urralburu, que lamenta que su antiguo partido "no ha querido sentarse en una mesa a cuatro, que es lo que habíamos exigido, para crear una propuesta política de ideas, programática, organizativa y evitar los problema que se han dado en otras comunidades autónomas donde la convivencia ha sido compleja".

Íñigo Errejón. 

"No estamos cerrados al acuerdo, pero un acuerdo en el que haya reconocimiento mutuo. No vamos a entrar por la puerta de atrás en la casa de nadie y no vamos a estar en la papeleta sin tener la capacidad política de articular las ideas que queremos llevar a los municipios y a la Asamblea Regional", añadió. 

Intercambio de golpes

El digital Ctxt se ha convertido en un ring en la batalla entre Podemos y Sumar. Al yolandismo se ha abrazado el escritor Ignacio Sánchez-Cuenca, que dice que "la cuestión, según lo veo, no estriba en cómo se elaboren las listas, con primarias celebradas de esta o de aquella manera, sino en cómo pueden integrarse dos proyectos políticos que en estos momentos dan la impresión de ser difícilmente compatibles a causa de los objetivos que se marcan en cada caso". 

"La reivindicación identitaria de Podemos parece incompatible con el intento de enganchar o reenganchar, gracias a un nuevo mensaje, a personas que se fueron, así como a personas que nunca estuvieron. La división más difícil de superar es si se va a un proyecto de conservación y consolidación de los restos de Podemos o se apuesta por un cambio de ciclo y un nuevo intento de constituir un verdadero frente amplio que pueda despertar ilusión y entusiasmo entre votantes progresistas que han ido sintiéndose crecientemente desengañados o ajenos a las batallas abiertas en los últimos tiempos", añade. 

El exvicepresidente Pablo Iglesias, por su parte, afirma que "construir la institucionalidad democrática necesaria para que las izquierdas vayan juntas a las elecciones no es una tarea sencilla, pero renunciar a ella y seguir el modelo andaluz de los despachos y las filtraciones es caminar hacia el desastre"

COMPARTIR: