09 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Diputados de otros partidos también han censurado la actitud sectaria e intolerable de un cargo institucional

Auténtico fascismo en el Parlament de Cataluña: Josep Costa coarta a Inés Arrimadas en su derecho a la palabra

Inés Arrimadas durante su intervención
Inés Arrimadas durante su intervención / YouTube Ciudadanos
Un nuevo y lamentable episodio se ha vivido en el Parlament de Cataluña cuando su vicepresidente interrumpió a la portavoz de Ciudadanos al aludir a un artículo de Quim Torra que tildaba de xenófobos a quienes no secundan el separatismo. En un ejercicio de auténtico fascismo, Costa coartó a la líder de la oposición en su legítimo derecho del uso de la palabra.

A la jefa de la oposición en la Generalitat, Inés Arrimadas (Cs), le tocaba hablar después de la intervención del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el cual estuvo explicando los cambios en el Ejecutivo tras la marcha de Elsa Artadi y Laura Borràs para presentarse a las elección municipales y generales respectivamente.

La portavoz de la formación naranja, mientras transmitía su discurso, preguntaba a Torra si “las bestias con forma humana” tienen derecho a ir a defender a Cataluña en el Congreso”, en alusión a esas mismas palabras que usó el President en un artículo periodístico en el que calificaba de esa misma manera a los ciudadanos que no abrazaban la idea de la independencia y que en varias ocasiones ha sido calificado de xenófobos.

Sin embargo, después de pronunciar esta frase, Arrimadas fue interrumpida por el vicepresidente del Parlament, Josep Costa, “peso pesado” de JxCAT y uno de los abogados de Carles Puigdemont. “Señora Arrimadas, me parece que no vamos por buen camino” (todo ello en catalán), le advertía Costa, que ante la ausencia de Roger Torrent le tocó ejercer de presidente de la Cámara catalana.

Arrimadas respondió de forma contundente diciendo: “Perdone… Quien no va por buen camino es quien dice que somos bestias con forma humana ¿Me va a quitar la palabra por recordar lo que el señor Torra ha dejado por escrito o cómo va? ¿En base a qué me está usted interrumpiendo?”.

“Una vergüenza”

Acto seguido Costa replica exigiendo que hable de Torra con “respeto y cortesía”. Justo en este momento, el climax del debate alcanza su punto más álgido. “¿Pero qué es esto? ¿Pero usted qué es, el moderador? ¿Cuando estos señores dicen que somos franquistas o que España es franquista también interviene? Por mucho que lo intente, no me puede impedir recordar lo que el señor Torra ha puesto por escrito”, rebate la portavoz de Cs, que continúa con su discurso.

Una vez más, la líder de la formación naranja en Cataluña pregunta dirigiéndose a Torra si ha pasado a formar parte del grupo de “bestiecillas descerebradas que presentan querellas”, ante lo cual Costa vuelve a intervenir. “Se ha dirigido al presidente de la Generalitat con unos calificativos...”, espeta.

Entró entonces en escena el vicepresidente segundo del Parlament y diputado de Cs, José María Espejo-Saavedra, que protesta, ante lo cual Costa le grita un “orden”, a lo que el miembro de la formación naranja responde con un “orden se lo pido yo, que está actuando arbitrariamente”.

La tensión sigue con una nueva intervención de Arrimadas: “¡Esto es una vergüenza! Si creen que van a blanquear al señor Torra lo tienen claro”. En ese momento, cuando Arrimadas termina, Torrent ya había regresado al hemiciclo y Costa se retira a su escaño, justo a su lado.

El portavoz parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, solicitó la palabra para afirmar que resultan “intolerables” las interrupciones de Costa, cuya actitud “pervierte la institución parlamentaria”. La portavoz de Catalunya en Comú Podem, Susanna Segovia, se unió a las críticas a Costa, al que denuncia su “intromisión excesiva” en el debate. Ferran Pedret (PSOE) y Santiago Rodríguez (PSOE) también han secundado las críticas hacia el vicepresidente del Parlament.

Para apaciguar los ánimos, Torrent se ha comprometido a abordar en el seno de la Mesa de Parlament una revisión del protocolo de respeto y cortesía en los debates parlamentarios.

COMPARTIR: