24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se autodefine en las redes sociales como "maleante y peligrosa social, enamorada de Madrid y orgullosa defensora del colectivo LGTBI"

Esta es la activista Boti García Rodrigo, la "oveja negra" del ministerio de Igualdad

La política María Dolores García Rodrigo.
La política María Dolores García Rodrigo.
El pasado jueves el Congreso aprobó de manera definitiva la reforma de la ley del aborto y la ley trans. La activista madrileña María Dolores García Rodrigo asistió para mostrar su apoyo a la ministra de Igualdad, Irene Montero. Se ve a sí misma como una "oveja negra" y "maleante". Desde enero de 2020 ostenta el cargo de directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI en el Ministerio de Igualdad. Contrajo matrimonio con la política Beatriz Gimeno en 2005 y actualmente está divorciada.

"Oveja negra desde edad temprana, maleante y peligrosa social, enamorada de Madrid y orgullosa activista LGTBI”. Así se define la activista por los derechos LGTBI María Dolores García Rodrigo, más conocida como Boti. La madrileña ostenta desde el 30 de enero de 2020 el cargo de directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI en el Ministerio de Igualdad. 

El pasado 16 de febrero el Congreso aprobó de manera definitiva la reforma de la ley del aborto y la ley trans. La activista madrileña fue uno de los muchos apoyos de la ministra Irene Montero en las bancadas de la Cámara Baja. “Y, en palabras de Irene Montero, 'ya son Ley, directas al BOE'. Por fin”, rezaba el texto de la publicación de la directora general.

“Llegué tarde al activismo"

Licenciada en filosofía y letras por la Universidad Complutense de Madrid, fue durante sus estudios en la institución educativa cuando decidió “salir del armario” y revelar que era homosexual. También fue una de los muchos estudiantes que alzó la voz contra la dictadura franquista, a lo que ella llamó “correr delante de los grises”. 

Tras impartir docencia en el ámbito educativo durante más de una década ejerció como funcionaria pública. A mediados de la década de los noventa ingresó en el colectivo LGTB de Madrid COGAM, donde fue vicepresidenta y finalmente presidenta. Desde el año 2000 forma parte de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, intersexuales y más (FELGTB) como miembro del Comité Ejecutivo.

En 2005 asistió a la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario y no ha dudado en manifestarse contra la intolerancia de la Iglesia respecto al colectivo como en la multitudinaria "besada santa" frente a la Catedral de la Almudena. 

Ángela Rodríguez Pam, Irene Montero y Boti García Rodrigo.

En el ámbito del activismo, un sector al que “llegó tarde”, lucha por los derechos del colectivo y, en especial, se siente muy comprometida con los ancianos gays. En varias declaraciones a los medios de comunicación ha solicitado “residencias especificas, donde puedan vivir más a gusto, en espacios con mayor libertad”. De hecho, mantiene una estrecha relación con la profesora Kim Pérez, mujer transexual y pionera en en reconocer los derechos de las personas trans en Andalucía. 

Desde que llegara al Ministerio de Igualdad ha sido uno de los grandes apoyos de Irene Montero y de hecho, así lo refleja en su perfil personal de la red social Instagram con diversas publicaciones junto a la política. Como directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI en el Ministerio de Igualdad afirma que “está viviendo la política de manera intensa”. 

El círculo íntimo de Boti: De Almudena Grandes a Pedro Zerolo

El 18 de diciembre de 2005 la activista contrajo matrimonio con la política Beatriz Gimeno. Un evento que se ha considerado como una de las bodas históricas del colectivo. La concejal de Izquierda Unida Inés Sabanés fue la encargada de conducir la ceremonia aunque también participaron el concejal del PSOE Pedro Zerolo ( gran amigo de García Rodrigo) y Luis Asúa del PP. Entre los asistentes se encontraban los miembros del círculo más íntimo de la directora general, como el coordinador general de IU Gaspar Llamazares, que ya un año antes había contado con ella para la lista electoral, en la que se presentaba con el número seis. 

Imagen del enlace entre Boti García Rodrigo y Beatriz Gimeno.

También contó con el apoyo de la escritora Almudena Grandes, que leyó en la ceremonia un texto donde destacó "la radical manifestación de libertades", con el poeta y escritor Luis Garcia Montero (marido de Almudena Grandes), con la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín o con el defensor del Pueblo del País Vasco, Iñigo Lamarca, entre otros. El matrimonio perduró hasta 2012. 

COMPARTIR: