08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La AUGC denuncia que no todas las mujeres del cuerpo pueden usar esta prenda

La Guardia Civil adquiere chalecos femeninos únicamente de copa B, excluyendo a las agentes que usen un modelo diferente

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Jaén denuncia en su cuenta de Twitter la adquisición por parte de la Guardia Civil de chalecos femeninos únicamente con copa B, dejando a las agentes con una talla superior excluidas de su dotación

La AUGC lleva años reclamando a través de distintas campañas y notas de prensa, así como ante la Dirección General de la Guardia Civil, que se proporcionen chalecos individualizados a los agentes, de manera que cada uno cuente con una prenda perfectamente adaptada a su talla y sexo. La última reclamación, la ha llevado a cabo la AUGC de Jaén a través de su cuenta de Twitter, en la que se denuncia la adquisición por parte de la Guardia Civil de chalecos femeninos de una única talla.


La insuficiencia de estas prendas o su falta de adaptación a la morfología del agente constituye un elevado riesgo para su integridad física, algo totalmente inaceptable en un cuerpo de seguridad público que aspire a la eficacia y a la debida prevención de riesgos laborales de sus trabajadores.

En este sentido, cabe recordar una desgracia acontecida el pasado mes de diciembre. El chaleco oficial que vestía uno de los dos guardias civiles asesinados en Teruel por Igor el Ruso, no repelió las balas ni se ajustaba a su talla, siendo este mucho más pequeño de lo debido.

Para continuar en su lucha reclamando chalecos individualizados, la Secretaría Nacional de Comunicación de AUGC elaboró también un vídeo en el que denunciaba la situación para recordar la urgencia con la que se necesita resolver este problema, para garantizar la seguridad tanto de los agentes como de los ciudadanos a los que protegen.

No obstante, hasta la fecha no se ha dotado de un chaleco a cada agente, como parte de su propia dotación policial. La situación se agrava para las mujeres, puesto que no se tiene en cuenta que un 7% de los miembros de la Guardia Civil es personal femenino, y no se dota de chalecos antibalas internos adaptados a la fisionomía femenina.

Por tanto, y en base al artículo 31 de la Ley Orgánica 11/2007 de 22 de octubre reguladora de los Derechos y Deberes de los miembros de la Guardia Civil, AUGC elaboró una instancia para que se tramitase de manera individual por todas las guardias civiles que carezcan de esta prenda vital para su seguridad.

Pese a todos los esfuerzos de esta asociación, que vela por el bienestar este Cuerpo, queda demostrado que todavía hay mucho trabajo por hacer.

COMPARTIR: