05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El veterano periodista repasa en 'La foto del Palace' (La esfera de los libros) la trayectoria de los tres presidentes socialistas

Fernando Jaúregui, escritor: "Sánchez ha desactivado el independentismo, lo ha roto"

El Cierre Digital en Fernando Jáuregui en la presentación de su libro.
Fernando Jáuregui en la presentación de su libro. / En 'La foto del Palace' recuerda a los tres presidentes socialistas.
El veterano periodista Fernando Jaúregui repasa la trayectoria de los tres líderes socialistas: Felipe González, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez. En el libro 'La foto del Palace' (La Esfera de los Libros) analiza los aciertos y errores de los tres mandatarios del PSOE cuando se cumplen cuarenta años de la llegada de Felipe González a La Moncloa. Un repaso también por las guerras internas del partido, las disidencias y las luchas por el poder del partido más votado de la democracia.

En La noche del Palace (La Esfera de los Libros) Fernando Jáuregui analiza a los tres presidentes socialistas que ha tenido la democracia española: Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez. Un libro en el que el veterano periodista cuenta con más de cien testimonios sobre la historia del PSOE en estos cuarenta años. Aunque con dos voces que faltan, la del actual presidente Pedro Sánchez y la del que fuera vicepresidente Alfonso Guerra.

"Lo de Sánchez lo entiendo. Es el presidente del Gobierno y no tiene porqué contestar a un periodista, aunque lleve cincuenta años en el oficio. Lo único que yo le reprocho es que pedí verle y el secretario de Estado no me contestó. En el caso de Guerra, es que tenemos mucho pasado en común. Yo era el periodista de El País que no le gustaba. Ni él a mí", sostiene Jaúregui. 

- En el libro habla de cuatro 'Pedros Sánchez'. ¿Por qué? 

- En el libro realmente son cuatro: dos de ellos están dedicados a Sánchez, uno a su ascenso y caída y otro a su consolidación en el poder cuando prospera la moción de censura. El primer Sánchez es un auténtico trepador, que es capaz de pasar por encima de todo para llegar a liderar el PSOE y cuando digo todo, eso incluye ganar primarias. Luego está el que llega y sale descalabrado, un tercero que es el que vuelve y un cuarto que es el de ahora. Nadie sabe de verdad cómo es Pedro Sánchez, primero porque no dice siempre la verdad y posteriormente, porque no comunica mucho sus planes. Ahora, debería medir mucho sus pasos para beneficiarse de una cierta ventaja electoral, que es muy pequeña. Es una ventaja más por deméritos de los otros que por sus méritos. 

- A pesar de los pesares afirma que Sánchez no tiene oposición interna. ¿Por qué?

- No la tiene, efectivamente. Es curioso. Nadie se permite alzar bandera contra él. Después de lo que pasó en 2016, que lo echaron y volvió, le temen. En el Congreso de Valencia que se celebró el pasado octubre, se paseó mucha gente con la cabeza cortada como Susana Díaz, José Luis Ábalos o Carmen Calvo y no hubo ni una voz más alta que otra.

Puede ser por la fama de killer que le precede. Lo hace todo sin pestañear. Eso sí, no hay nadie en la historia reciente de Europa que haya ascendido al poder así. Que lo echaran y volviera, que se agarrara a una sentencia que pasaba por ahí para echar al PP del Gobierno...¿eso quiere decir que puede volver ganar? Posiblemente. Algún acto espectacular tiene que hacer. Yo pienso en un 'Garzón bis', como cuando ficharon de número dos a Baltasar Garzón. En su caso podría ser fichar a Yolanda Díaz. Es que el PSOE ahora no tiene un número dos. Si él se va o pasa cualquier cosa sólo hay dos sucesoras: Nadia Calviño, una mujer muy preparada con buenos contactos en Bruselas, algo que es fundamental para España, y María Jesús Montero que es secretaria general y al mismo tiempo ministra de Hacienda. Algo inverosímil e ineficaz. El ministro de Hacienda no puede estar en la situación que estamos, pensando en quién va en la lista de Torrelavega. 

PSOE: Felipe González, en los 40 años de la victoria de 1982: “La sociedad  se movilizó mucho más allá de las fronteras de nuestros votos” | España |  EL PAÍS

Pedro Sánchez, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

- El libro también es un relato de guerras internas que han estado a punto de fagocitar al partido. ¿Qué tiene el PSOE para sobrevivir a todo? 

- El orgullo de la militancia. Es capaz de enfrentarse a su dirección cuando toda apoyaba a Susana Díaz en Ifema, en marzo de 2017, y descabalgarla. La militancia estaba cabreada y eso lo entendió Pedro Sánchez. El poder de la militancia dentro del PSOE es algo que nadie que aspire en el futuro a liderar el partido debería dejar en saco roto. 

- Eso Pedro Sánchez se lo trabajó y relata en su libro que dio verdadera importancia a los líderes locales, casi más que a los 'barones territoriales'.

- Sánchez fue militante a militante, agrupación por agrupación... Le ayudó gente como Ábalos, el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) Kiko Toscano, José Luis Quintana, el de Don Benito... Él, inicialmente los recompensó, pero luego se olvidó porque la política es olvidadiza, salvo para la vendetta. Y él ahí está, incumpliendo compromisos como el de no pactar con Podemos. También hay que tener en cuenta una cosa. ¿Susana Díaz habría hecho ese pacto? Desde luego que no. ¿Habría hecho la moción de censura con Mariano Rajoy? Seguramente tampoco, y hoy el PSOE no estaría en el poder. Independientemente de que gusten sus fórmulas, les ha llevado al poder. 

- ¿Cómo se llevan Pedro Sánchez y Felipe González?

- Al principio bien. Sin embargo, cuando le pregunté que por qué acudió al Congreso de Valencia que fue a mayor gloria de Sánchez, Felipe me contestó con la frase que incluyo en el libro: "Aunque tú no te lo creas, yo soy militante del PSOE". Con esa frase me demostró el orgullo de la militancia. Algo que he ido descubriendo. 

- El balance que hace de los años del 'felipismo' es positivo. Sin embargo, parece que prevalece en el recuerdo lo negativo, ¿no cree? 

- Ahora no tanto, pero durante unos años sí, sólo se recordaba la última legislatura, que fue agónica. A Felipe González le hemos recuperado porque es el único representante del 78. Los demás, o han muerto o se han desprestigiado, como el rey Juan Carlos I. Necesitamos amarrarnos a una fotografía, a unos recuerdos para ir unidos a nuestra historia.

Portada del libro de Fernando Jáuregui. 

- ¿Cuál es el gran legado de Felipe González? 

- Que transformó España sin sobresaltos. Su obsesión era evitar las revoluciones callejeras. Por eso, lo de la huelga general del 88 para él fue terrible. Consolidó el estado del bienestar, con la educación y la sanidad pública. Además, gobernó más bien con consenso que con confrontación y europeizó España. Lo hizo en medio de discusiones y peleas, pero lo hizo. Ahora ya hay sólo política de concentración, hay que destruir al enemigo, no hay dialéctica, y eso es una desgracia. 

- Sin embargo, en ciertos sectores Felipe González tiene una imagen no muy positiva.

- Dentro de la izquierda es un referente. A la izquierda del PSOE... eso es una jaula de grillos y ahí, él nunca tuvo predicamento. Eso sí, el PCE fue más colaborador que ahora Podemos. Aunque estén gobernando juntos, no paran de hacer la puñeta. 

- Sin embargo, Sánchez parece no tener problema en imponerse.

- Hasta ahora se ha impuesto. En todo. Ha sacado todas la votaciones importantes aunque sea por casualidad. La suerte se alía con quien la trabaja. Creo que hace más cosas mal que bien, pero él busca la suerte. 

- ¿Y la relación entre Felipe González y Rodríguez Zapatero? ¿Ha sido más negativa que con Sánchez?

Sí, pero después de dejar Zapatero el Gobierno. Felipe está muy vinculado a América Latina y no le gusta ver que Zapatero está en connivencia con gente como Maduro. La América Latina de ahora no tiene nada que ver con la de hace quince años. Pero no creo que haya girado a la izquierda, sino hacia fórmulas nuevas y desconocidas. 

- Siguiendo con Zapatero, en su libro dice que fue mejor de lo que se le recuerda. 

Así es. Tuvo logros muy importantes como el matrimonio homosexual, la dependencia y, sobre todo, la negociación y el fin de ETA. Dejó de matar con él en la presidencia. Lo curioso es que cuando pregunté por los méritos de su Gobierno, solo dos o tres socialistas me lo señalaron. Se enfrentó a los medios, a la oposición y magistrados, como el actual ministro del Interior. Había que tener una considerable dosis de valor. Eso sí, tenía un hombre providencial al lado como era Pérez Rubalcaba

Felipe González y Pedro Sánchez. 

- ¿Influye en Pedro Sánchez más Zapatero que González?

- Zapatero ha colocado a muchos peones en Moncloa. En determinadas áreas del PSOE tiene más influencia que Felipe. En el viejo PSOE la tiene Felipe. Pero, ¿dónde está el viejo PSOE?

- ¿Qué características tiene Pedro Sánchez para haber sobrevivido a todos los políticos del cambio?

- Él ha participado poco en quitárselos de encima. Albert Rivera se volvió loco y Pablo Iglesias se fue él solo. A Rivera le ha hecho bueno Inés Arrimadas, su sucesora que no ha hecho más que dislates. En el caso del PP, Pedro Sánchez se cargó a Rajoy pero a Pablo Casado se lo cargaron ellos. Junto con Ana Oramas, es el único superviviente de esa generación de políticos del cambio. 

-  ¿Habrá un 'Pedro V'? ¿Tiene posibilidades Alberto Núñez Feijóo?

- Es el único que puede conseguirlo. No se ve más alternativa que él. De momento. En las filas del PP, donde hay gente muy válida, no veo alternativa. 

- ¿Ni siquiera Isabel Díaz Ayuso?

Ayuso asusta a mucha gente de fuera de Madrid. Incluso dentro del PP. Ella misma ha dicho que su ámbito es Madrid. Ha llegado a hacer nacionalistas madrileños pero, no es lo mismo que predicar en Pamplona o Zaragoza. No la veo y creo que ella no se ve. Más vale para ellos que Feijóo funcione. 

- En la reciente celebración del éxito del 82, Sánchez ha reivindicado el pasado. ¿Qué legado deja Pedro Sánchez?

- Pues lo más importante, que frente a lo que dicen los exaltados, con él no se romperá España ni acabará con la monarquía. No es verdad todo eso. Es una visión bifronte y fanática. De hecho, lo que ha roto es el independentismo y el republicanismo. Lo ha desactivado. 

COMPARTIR: