28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Francisco Núñez, candidato a sustituir a María Dolores de Cospedal en la presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha

“Si a este PP fuerte y cohesionado unimos la modernidad y frescura que transmite Pablo Casado, podemos ganar las elecciones”

Francisco Núñez (Almansa, 1982), es alcalde de su municipio natal desde el año 2011, presidente del PP provincial de Albacete y diputado en las Cortes de Castilla-La Mancha. Ha dirigido la Diputación Provincial entre 2011 y 2015 y ahora afronta con ilusión relevar a María Dolores de Cospedal como líder del PP de Castilla-La Mancha y así enfrentarse a Emiliano García-Page en las autonómicas del próximo mes de mayo.

Por qué decide dar el paso de presentarse a la presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha?

Porque creo que mi generación, la que a mí me acompañó hace diez años en Nuevas Generaciones de Castilla-La Mancha, está preparada para asumir el reto de presidir y dirigir el partido. Lo hemos visto a nivel nacional con Pablo Casado que, además de compartir generación con él, fuimos presidentes de Nuevas Generaciones juntos, él en Madrid y yo en Castilla-La Mancha. Ahora, ante la convocatoria del Congreso Regional, creo que esa generación que lidera el partido a nivel nacional también debe liderarla a nivel regional. Además había recibido decenas de llamadas y de ánimos de toda esa gente, para que tire para adelante, y me presente a las elecciones.

¿Qué ofrece a los militantes y diferencia su candidatura?

Yo a los militantes les ofrezco dos cosas. La primera, un proyecto que pueda ganar a Emiliano García-Page. Nosotros estamos construyendo un proyecto de unidad, de fortaleza para ganar al PSOE y a Podemos, que evite lo que está pasando ahora mismo en Castilla-La Mancha: que tengamos un vicepresidente de Podemos, una consejera de Podemos o que dos diputados de Podemos marquen la agenda política de la Región. Esa es la primera idea, un proyecto sólido, de unidad, donde hay experiencia de gestión, donde hay trabajo, hay ilusión y que de verdad puede ganar a Emiliano García-Page.

En segundo lugar, ofrecemos a los afiliados un partido distinto, que se construya de abajo a arriba, un partido en donde los afiliados tengan voz, peso y capacidad de tomar las decisiones del partido. Lo estamos haciendo en el Partido Popular de Albacete y queremos hacerlo en el Partido Popular de Castilla-La Mancha. Queremos que en las mesas de trabajo sectoriales los afiliados sean los que decidan cómo se marca la agenda política del partido.

Queremos que en las reuniones comarcales los presidentes de las juntas locales sean los que marquen la estrategia territorial del partido. Queremos que los afiliados mantengan contacto permanente con el partido a través de las nuevas tecnologías, las nuevas formas de contacto social, dar más transparencia al partido a través de la página web, en definitiva, que el afiliado sea partícipe de un partido ganador.

¿Qué opina sobre los estatutos del partido, son los más acertados?

Los estatutos cambiaron en el penúltimo Congreso Nacional, el último ordinario, se abrió a las primarias, que se llevaron a la práctica en el último Congreso Extraordinario, y ese proceso de primarias era lo que los afiliados reclamábamos, que los afiliados votaran a quienes pensaran que fuera el mejor candidato para presidir el partido.

Tras esta primera experiencia nacional y la que estamos llevando ahora a nivel regional, que habrá que evaluar en el próximo Congreso Nacional y seguramente habrá que mejorar. El proceso de primarias es imparable, los afiliados dijimos que queríamos votar y estamos votando, pero quedan dos cosas. La primera normalizar las primarias, hay que dar normalidad a que haya candidaturas, a que personas que compartimos un proyecto muy similar queramos dirigir el partido e ilusionar a los afiliados con un proyecto con normalidad, sin presiones ni amenazas. Y en segundo lugar hay que analizar el proceso de primarias para que sean más fáciles, más cómodas y más sencillas de cara al afiliado, pero está claro que el proceso de primarias va a quedarse y lo que tienen que hacer los estatutos es mejorarlas. 

Francisco Núñez: "ofrecemos a los afiliados un partido en donde tengan voz, peso y capacidad de tomar las decisiones"

¿Fue una decisión personal presentarse o le han animado incluso desde el propio partido?

Hubo un poco de todo. Es cierto que hace diez años ya participé en un proyecto regional para liderar Nuevas Generaciones, donde la presidenta Cospedal transformó el partido en Castilla-La Mancha. María Dolores de Cospedal convirtió al Partido Popular en un partido cohesionado, fuerte y ganador y que era capaz de marcar la agenda política, ganar las elecciones y liderar la región. La presidenta Cospedal ha sido la persona que ha ganado los dos últimos comicios autonómicos, las Generales, las europeas y yo participé de ese proyecto hace diez años y viví con ilusión ese proyecto. Y diez años después tenemos la misma ilusión por sacar este proyecto político.

Pero también he tenido un empuje muy importante de mi región, también de mi provincia, yo soy presidente del Partido Popular en Albacete y la cantidad de personas de mi provincia que me han llamado y animado y han querido ayudar en el trabajo de campaña ha sido innumerable. Tengo la fortuna de tener a centenares, no exagero, de personas del Partido Popular de Albacete que me han llamado para animarme a presentarme, a tirar para adelante porque han vivido un partido distinto, renovado y moderno y que quieren ver en Castilla-La Mancha un partido así.

“Centenares de personas me han animado a presentarme para construir un partido renovado y moderno en Castilla-La Mancha”

También es importante la decisión personal, yo soy padre de familia, tengo tres hijos muy pequeños, además, soy alcalde de mi ciudad, tengo mi vida en Almansa y la decisión de presentarse tiene un componente personal muy fuerte. Primero porque si soy presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha dejaría la alcaldía, por dos motivos, para que mi ciudad tuviera un alcalde al 100% y para que mi partido tenga un candidato a la Junta al 100% y evitar así esa duplicidad de cargos. 

En segundo lugar, el sacrificio personal es importante, yo llevo días sin ver a la familia, algo que llevo realmente mal, no me duelen prendas reconocerlo, soy una persona muy familiar. Pero hasta mi mujer y mi hija mayor, de tan solos seis años, han sido las primeras en animarme. Mi mujer ha sido presidenta de Nuevas Generaciones en Guadalajara y concejala y ha vivido en primera persona el mundo político, y hace más fácil que lo comprenda. Pero en todo caso un sacrificio importante que medité, valoré y que al final decidí asumir.

¿Qué balance hace de estos diez años de María Dolores de Cospedal, algo en que diferenciarse?

Los partidos son como las personas, van evolucionando y adaptándose a los tiempos. El PP en Castilla-La Mancha hace diez años estaba roto, desunido y no sabía ganar elecciones. Cospedal lo unió, fortaleció y transformó en un partido ganador. Yo creo que ese partido ganador de municipales, de diputaciones, de la Junta de Comunidades por dos veces, aunque en la segunda no nos dejaran gobernar, es el que creo Cospedal y sigue en Castilla-La Mancha. Pero los tiempos han cambiado. Yo llevo tres meses en el Comité Ejecutivo de Pablo Casado, yo tuve la suerte de ser elegido entre los 35 miembros que Pablo Casado presentó en el Comité Nacional y en este tiempo he aprendido que, si das frescura, das modernidad y adaptas al partido al siglo XXI con un discurso más sólido ideológicamente y más fresco comunicativamente hablando, con más capacidad de interactuar con la sociedad, con vanguardia y marcando la agenda política sales fortalecido.

Yo creo que si al partido fuerte, cohesionado y ganador que hemos conseguido de la mano de Cospedal le unimos esa modernidad, esa frescura que ha introducido la dirección nacional, tendremos una herramienta fundamental para ganar las elecciones.

“María Dolores de Cospedal logró cohesionar el partido y convertirlo en un proyecto ganador, pero ahora toca adaptarlo al siglo XXI”

¿Cuál es su relación con Pablo Casado?

Pablo Casado siempre fue uno de los grandes líderes y referentes de nuestra organización, llevamos nueve años trabajando juntos en las direcciones territoriales en Nuevas Generaciones y posteriormente cuando era presidente provincial de mi partido y Pablo Casado vicesecretario de Comunicación hemos mantenido un contacto muy fluido, muy permanente. Tal es así que, aunque en mi primera opción apoyé a María Dolores de Cospedal en la segunda vuelta confluimos en la candidatura de Pablo Casado, y tuve la fortuna de que me invitara a trabajar dentro del Comité Ejecutivo Nacional. Tengo las mejores referencias en su capacidad de trabajo y de generar ilusión y la fortuna de considerarme amigo suyo y haber trabajado juntos. 

¿Cuál es su opinión de la gestión de Mariano Rajoy como presidente del Partido Popular?

El presidente Rajoy en su última etapa tuvo que centrar todos sus esfuerzos para sacar a España de la crisis, consiguió reflotarlo, volver a la senda del crecimiento, pero todo esto fue muy difícil hacerlo. Tuvo un coste muy alto y obligó a trabajar mucho. El presidente Rajoy pasará a la historia como un gran presidente del Gobierno, pero le obligó a priorizar España frente a él mismo o frente al partido.

¿Cuál puede ser el papel de Ciudadanos en Castilla-La Mancha?

Ciudadanos ha venido para quedarse, para competir por el centro ideológico frente al PP y al PSOE. Es cierto que en Castilla-La Mancha no tiene representación en las Cortes Regionales, tampoco gran representación en alcaldías, pero sí ya tiene representación en algunos pueblos y diputaciones con los que ya trabajamos en coalición. Yo tengo las mejores referencias en la dirección provincial de Ciudadanos en Albacete, yo comparto trabajo con ellos. No sería de extrañar que Ciudadanos pudiera entrar en esta ocasión en el parlamento autonómico. Yo voy a trabajar para que el Partido Popular gane por mayoría absoluta, pero si no fuera así, yo sé lo que es gobernar en coalición, así lo he hecho en el ayuntamiento de Almansa y no tendría problemas en dialogar y hablar como ya lo he hecho en el pasado. 

¿Qué opina del trasvase, tiene alguna iniciativa?

Sobre el trasvase ha habido siempre mucha demagogia por parte del PSOE. Siempre ha habido dos temas de confrontación en Castilla-La Mancha, el agua y el vino. Con Cospedal se dejó de hablar de este tema porque se solucionó con mejoras de reservas hídricas, ampliación de la cuenca prioritaria, del canal ecológico.

En materia de agua se necesita un pacto nacional, lo estaba dibujando el presidente Rajoy pero la moción de censura no se lo permitió, tengo poca esperanza de que el presidente Sánchez se preocupe, de hecho, con el beneplácito de Emiliano García Page lo primero que ha hecho es aprobar trasvases. El pacto nacional debe garantizar agua para todos, pero yo en Castilla-La Mancha, trabajaré para que se respeten las reservas ecológicas, dar prioridad a la cuenca cedente, que los pueblos, agricultores y población tengan las demandas cubiertas en materia hídrica, que tenga recursos suficientes para las explotaciones agrícolas, industriales y el consumo de las personas. La presidente Cospedal dio un paso importante aumentando el caudal ecológico y caudal mínimo trasvasable, de momento Emiliano García-Page no ha hecho nada para evitar los trasvases. Vayamos a un pacto nacional, pero Castilla-La Mancha debe tener unas líneas rojas que no puede traspasar.

¿Qué opina sobre el ATC, el almacén de residuos nucleares?

Una de las grandes demagogias que ha hecho el Partido Socialista. El ATC debe construirse porque se está pagando una millonada por almacenar los residuos. La provincia de Cuenca era un lugar ideal porque generaba miles de empleos en una provincia despoblada, que no fija población porque no genera empleo y necesitaba una industria con referencia. El ATC podría ser esa industria y además lo hacía a pesar de la demagogia con total seguridad y garantía ¿O en Francia no lo hacen con garantía? En torno del almacén se generan miles de empleos. Lo sé de cerca, como alcalde de Almansa, a pocos kilómetros de la central de Cofrentes, en Valencia, y decenas de trabajadores, de negocios, se han generado en Almansa. Hay que dejarse de demagogia y apostar por la modernidad.

 

Francisco Núñez se despide de los lectores de El Cierre Digital animando a los afiliados “a participar y a que recuperen el orgullo de pertenencia al Partido Popular". Cree que si se consigue, se podría ganar a Emiliano García Page, el candidato del PSOE en las próximas Elecciones Autonómicas de mayo en Castilla-La Mancha.Y si es así, también ayudar a Pablo Casado a ganar a Pedro Sánchez en las Elecciones Generales. Esa es su opinión.

COMPARTIR: