20 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La memoria de algunos héroes incógnitos del Ejército Español desde la Guerra de Independencia a nuestros días

Homenaje a las figuras de los militares Luis Daoiz y Pedro Velarde y Santillán en la Fiesta del 2 de Mayo

Plaza de Velarde en Santander.
Plaza de Velarde en Santander.
Con motivo de la celebración del dos de mayo, en memoria del levantamiento del pueblo madrileño contra la ocupación francesa de España y su simbolismo en la Independencia Española, es bueno recordar a algunos de los principales héroes del Ejército Español con cuyas gestas han ayudado a escribir la historia de nuestro país.

Si de algo puede presumir el Ejército Español a lo largo de su extensa historia es de poseer un amplio catálogo de héroes, las gestas militares son tantas a lo largo de los siglos que sería complicado comenzar por alguna en concreto. No voy a tratar de dar una lección de Historia Militar de España, para eso están los múltiples libros que abordan el tema, los historiadores especializados en materia militar, y la forma actual de compartir masivamente información a través de internet. Me limitaré a nombrar solo a uno, Pedro Velarde y Santillán.

Madrid en la Guerra de Independencia.

Este joven Capitán de Artillería natural de Cantabria, natural de Muriedas, localidad ubicada en el Valle de Camargo fue desde la infancia parte de mi vida, posee una estatua de enormes dimensiones en una plaza en Santander que actualmente se conoce por su propio nombre.

El Capitán Velarde fue un héroe de la Independencia contra los franceses junto con muchos otros. Tras el fracaso de su plan de levantamiento general urdido con Luis Daoiz, Velarde siguió en su destino hasta que, en la mañana del dos de mayo, al escuchar los primeros disparos que los franceses hacían a sus paisanos, lo abandonó exclamando “es preciso batirnos; es preciso morir; vamos a batirnos contra los franceses”.

Se dirigió al Parque de Artillería de Monte León,  desarmó a la guardia francesa que vigilaba que los españoles no fabricaran más munición de la normal, convenció a Daoiz de que era necesario dar armas al pueblo y entre ambos prepararon la defensa del cuartel.

En aquel momento la orden que tenía el Ejército Español era  permanecer en los cuarteles. Los dos jóvenes oficiales que la historia convirtió en héroes, al no errar en sus convicciones y creencias, incumplieron la debida disciplina armando al pueblo pese a las órdenes de sus jefes.

Cuando Daoiz ya había caído, Velarde fue mortalmente herido por un disparo a quemarropa de un oficial del Ejército Francés.

Monumento a Daoiz y Velarde.

Allí encontraron la muerte los dos

Nadie hoy en día duda de su gesta, gesta compartida por miles de madrileños que se echaron a la calle, a luchar por su libertad y dignidad como pueblo. Ese primer momento inició la reacción en cadena y la Guerra de Independencia contra el opresor que había entrado en España con engaños.

Muchos héroes antes y después hemos tenido en la historia de España. Nos hemos enfrentado a muchos problemas y dificultades a lo largo de los siglos hasta llegar al año 2019. Como antiguo militar ahora me pregunto, ¿dónde están los héroes actuales en el Ejército?

El modo de ver los ejércitos ha cambiado con los siglos. De no hace mucho tener un Ministerio de la Guerra, ahora tenemos un Ministerio de Defensa. En lugar de guerras contra el mundo, ahora colaboramos por la paz y estabilidad junto con  países democráticos de nuestro entorno en múltiples misiones internacionales.

¿Dónde están nuestros héroes militares entonces?

Sin quitar importancia a los hechos de armas que se han podido producir de manera puntual en misiones de alto riesgo como Irak, Afganistán, Líbano, Ex Yugoslavia, nuestros héroes militares pudieran estar donde uno menos se lo espera. Y pudiera ser que en la mayoría de los casos estén actuando por propia iniciativa y contraviniendo los deseos del mando.

Muchos de estos héroes ya han caído como los capitanes de Artillería por disparos a quemarropa de sus propios jefes y del Ministerio de Defensa que no los ha protegido. Me refiero como no a las familias de los fallecidos en el Yak-42 que durante años han luchado sin cesar por que se haga justicia y se conozca la verdad: El Teniente Luis Gonzalo Segura denunciante de corrupción desde hace años; El Teniente José Manuel Candón Ballestero, Infante de Marina que causó baja en el Ejército tras un grave accidente a consecuencia de trabajar con material defectuoso (Explosivos),  el Cabo Jenner López Escudero, que lidera la Asociación 45 sin despidos y que hace de su lucha diaria un ejemplo de compañerismo hacia tantos militares que viven unas condiciones laborales indignas, puede que a este le quede algo de pedigree al ser este mostoleño como el Alcalde Andrés Torrejón, en este municipio fue donde Daoiz y Velarde comenzaron su gesta; La Asociación Cuestión de Justicia y Honor, que lucha por desenmascarar las corruptelas del Ministerio de Defensa con trabajos elaborados y meticulosos; Diario Militar, que da voz a los que no la tienen a través de la red gracias al gran trabajo entre otros de Marcos Pérez, Militar en la Reserva de Especial Disponibilidad que con cada artículo que publica demuestra un conocimiento amplísimo en los temas que trata. 

Este movimiento contestatario y rebelde frente a las posibles injusticias e irregularidades en el Ministerio de Defensa, cada vez está alcanzando más repercusión mediática. Están muchos de ellos mostrando a la sociedad lo que sucede en el interior de las Fuerzas Armadas por boca de las personas que día a día lo sufren. Esa labor titánica y desinteresada, sin casi ningún apoyo y en contra de los intereses de los que mandan es lo que para mí les convierte en auténticos héroes de este siglo XXI.

*Pedro Palazuelos, Capitán del Ejército de Tierra retirado y represaliado por el sistema.

 

 

 

COMPARTIR: