29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación que lidera Núñez Feijó no necesitará de VOX para formar gobierno ya que el partido de Abascal con Olona ha fracasado en sus expectativas

Juanma Moreno hace historia en Andalucía consiguiendo por primera vez mayoría absoluta para el PP

Juanma Moreno Bonilla.
Juanma Moreno Bonilla. / El líder del PP andaluz ha conseguido un resultado histórico.
Las elecciones andaluzas se saldan con el mejor resultado de la historia del Partido Popular en esta Comunidad Autónoma. Juanma Moreno Bonilla será presidente de Andalucía gracias a una mayoría absoluta de 58 diputados en el parlamento andaluz. El líder conservador no necesitará a la formación radical de la derecha para acceder al ejecutivo. VOX sólo crece dos diputados con respecto a los comicios de 2018 a pesar de que se consideraba que iba a ser fundamental para la formación de gobierno.

Juanma Moreno Bonilla ha hecho historia en el Partido Popular. Ha conseguido 58 diputados en el parlamento andaluz, lo que otorga a su partido la primera mayoría absoluta en la región en toda su historia. Así, consiguen arrebatar al PSOE su gran feudo histórico. 

Durante toda la campaña el interés de los medios se centró en VOX y su candidata Macarena Olona. La candidata aseguró que, aunque el PP sólo necesitase un voto de ellos, le iban a exigir la entrada en el Ejecutivo. Finalmente, la formación radical de la derecha no ha cumplido sus propias expectativas y sólo consigue dos diputados más de los que obtuvo en 2018: 14. Aunque el partido es la tercera fuerza en el parlamento andaluz, por primera vez el partido de Santiago Abascal queda por debajo de sus encuestas y parece entrar en una fase de estancamiento de su crecimiento. Un crecimiento que empezó precisamente en los anteriores comicios andaluces. 

El papel de la izquierda 

El PSOE de Juan Espadas se queda con 30 diputados después de haber ganado los anteriores comicios de 2018. Para el PSOE, esta derrota supone perder su gran feudo histórico, Andalucía, en el que llevaban gobernando de forma ininterrumpida desde 1982 hasta principios de 2019, cuando el PP consiguió los apoyos de Ciudadanos y Vox, superando los escaños obtenidos por el PSOE andaluz. 

A la izquierda del PSOE la desintegración de las formaciones vinculadas al espectro de Unidas Podemos sigue su curso. Así ha ocurrido con la coalición Por Andalucía que se queda en 5 diputados perdiendo 12. 

Macarena Olona flanqueada por Santiago Abascal y Jorge Buscadé. 

Comentario aparte merece Teresa Rodríguez con su Adelante Andalucía que entra en el parlamento autonómico con dos diputados. El andalucismo creciente es la bandera a la que ha se agarrado en los últimos tiempos la ex de Podemos que consigue sobrevivir gracias a este giro. Rodríguez fue hace cuatro años una de las primeras en poner en solfa el liderazgo de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de Unidas Podemos, lo que supuso el inicio de las purgas internas en el partido morado que acabaría con el inicio de su desintegración. 

La desaparición de Ciudadanos 

Si para una formación son tristes estos resultados, desde luego lo son para Ciudadanos que pasa de tener la vicepresidencia y varias Consejerías a desaparecer del parlamento andaluz perdiendo los 21 diputados que obtuvo en 2018. 

Juan Marín, líder naranja en Andalucía, anunció su retirada de la política unos minutos después de conocerse la debacle del partido en esta comunidad autónoma.

En clave nacional

Para algunos, la lectura en clave autonómica de estos comicios puede extrapolarse al ámbito nacional y defienden que nos encontramos ante un cambio de ciclo en favor de las opciones conservadoras. 

Algunas fuentes siguen apostando porque Pedro Sánchez adelantará las elecciones. Otra fuentes consultadas por elcierredigital.com, sin embargo, aseguran que "la idea de adelantar las votaciones no está en la cabeza de Sánchez". 

"Más bien todo lo contrario, puede que incluso las retrase con la ley en la mano para enero de 2024", afirman. Lo cierto es que a finales de 2023 dos acontecimientos podrían favorecer el retraso de las elecciones: la mayoría de edad de la Princesa de Asturias que sería en noviembre de 2023 y tendría que jurar las Constitución, algo que no se puede hacer sin las Cortes Generales funcionando con naturalidad, y la presidencia Europea, que corresponde a España y que empieza en junio del 23 y acaba en diciembre. 

COMPARTIR: