21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El lider nacional de los populares no le perdona la "pinza" realizada a Díaz Ayuso en coalición con el socialista García-Page

León, Burgos y Soria, claves en la "guerra" entre Casado y Mañueco por hacerse con el control del PP de Castilla y León

/ Pablo Casado. Foto: Flickr.
Pablo Casado ha intentado rebajar esta semana la tensión contra el presidente castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco a cuenta de una información periodística. Pero lo cierto es que los próximos Congresos provinciales que celebrará el PP en la región marcarán el peso interno de ambos.

"Génova diseña un plan para relegar a Mañueco". Este titular, en forma de puñetazo por parte del diario 'El Mundo', impactó en el estómago de Pablo Casado, que llevaba desde hace meses en silencio una guerra interna contra el presidente castellano-leonés, Alfonso Fernández Mañueco.

Casado, que ya tiene demasiadas grietas internas porque Díaz Ayuso le lleva hacia la derecha mientras Núñez-Feijóo y Juanma Moreno tiran de él hacia el centro, no quería hacer público este disenso que ya fue explicado por Elcierredigital.com.

Este periódico contó el mes pasado que Casado ha "sentenciado" a Mañueco por un cúmulo de "deslealtades" que se evidencian en la pinza que formó el barón autonómico con Emiliano García-Page para dejar en soledad a Isabel Díaz Ayuso en una reunión 'a tres'.

"Honor"

Pablo Casado sin embargo aseguró esta semana que ha tenido "el honor" de designar a todos los candidatos que consiguieron triunfo. El jefe de la oposición habló de él en tercera persona: "Casado tiene a Ayuso, que es estupenda, y a Almeida. Y a Feijóo y a Moreno y a Mañueco y a Miras, a los que apoyo, a los que tengo el honor de haber designado candidatos cumpliendo con las atribuciones que me dan los Estatutos".

Javier Maroto, portavoz del PP en el Senado tras un pacto entre Casado y Mañueco (que, tras la debacle 'popular' de abril de 2019, lo tuvo que colocar como senador por designación autonómica a pesar de ser vasco), aseguró que el aval de Génova al barón castellano-leonés "no está en cuestión".

                           Casado y Mañueco. Foto. Flickr. 

La portavoz 'popular' en la otra gran Cámara, el Senado, tampoco se quedó atrás. Cuca Gamarra aseguró que "Mañueco cuenta con el respaldo de toda la dirección del Partido Popular". Pero los Congresos provinciales que se celebrarán en 2021 podrían demostrar lo contrario.

Pulsos

León, Burgos y Soria son los Congresos provinciales del PP que se presumen más reñidos entre los partidarios de Pablo Casado y los de Alfonso Fernández Mañueco. En estos tres territorios habrá al menos un candidato bendecido por Génova 13 y otro por la dirección regional del PP de Castilla y León, explican fuentes internas a Elcierredigital.com.

Menos lucha se prevé en Valladolid, donde Mañueco y Casado habrían pactado el nombre de Conrado Iscar. Previsiblemente el presidente autonómico mantenga el poder en Salamanca, a pesar de que el presidente regional Javier Iglesias sintoniza con Génova 13, y la Zamora de Fernando Martínez-Maíllo.

El último pulso

El último pulso público entre Pablo Casado y Fernández Mañueco hizo temblar los cimientos del PP castellano-leonés. Y es que desde Génova 13 se decidió relevar al gerente castellano-leonés, Pedro Viñarás, que ha cumplido 65 años. Casado colocó en el puesto a un hombre de su máxima confianza, Borja García Carvajal, pero Mañueco enseguida se revolvió contra la decisión de Génova.

Otra vez, en clara disonancia de criterios, fichó a Viñarás como asesor parlamentario del PP en las Cortes de Castilla y León, con un sueldo superior a los 60.000 euros anuales. Desde el PP estatal se ha expedientado por este motivo a Mañueco, que afirma que pretende seguir contando con Viñarás. Este hecho ha abierto todavía más las grietas entre ambos.

COMPARTIR: