20 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La causa contará con testigos como Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría

Los presos independentistas regresan a las cárceles madrileñas: los hombres a Soto y las mujeres a Alcalá-Meco

Los nueve presos del 'procés' serán juzgados a partir del día 12 de febrero
Los nueve presos del 'procés' serán juzgados a partir del día 12 de febrero
Los nueve presos encausados por rebelión en el proceso soberanista han vuelto a las cárceles madrileñas, donde permanecerán hasta que finalice el proceso judicial. Los líderes del independentismo se han instalado en los mismo módulos en los que ya estuvieron antes de su traslado a las cárceles de Cataluña. El Tribunal Supremo ha fijado para el 12 de febrero el inicio del juicio, que contará con testigos como los de Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría.
Soto del Real y Alcalá-Meco serán durante las próximas semanas el lugar de residencia de los nueve presos independentistas que se sentarán en el banquillo del Tribunal Supremo por el proceso soberanista. Afrontan penas de prisión de entre 7 y 25 años por los delitos de rebelión, malversación y desobediencia.
 
Este viernes, los nueve presos fueron desplazados desde la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), todos juntos en un autobús de la Guardia Civil hasta las cárceles madrileñas para instalarse durante el tiempo que dure el proceso.

Los implicados viajaron juntos en ese mismo autobús, seguido de varios furgones escoltándoles en su camino hacia la capital. Los protagonistas de este proceso judicial que han viajado desde Cataluña son el exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras, los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Quim Forn y Dolors Bassa, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el expresidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

traslado_presos_proces

Traslado de los presos del 'procés' a las cárceles madrileñas/Europa Press

Los hombres se han instalado en Soto del Real y las mujeres en Alcalá-Meco. Estarán recluídos en las cárceles madrileñas durante todo el proceso judicial, cuyo inicio se ha fechado para el próximo 12 de febrero y que podría prolongarse varios meses. Una causa que contará con Mariano Rajoy o Saraya Sáenz de Santamaría, entre otros, como testigos.

Antes de que partieran de la cárcel de Brians, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se desplazó hasta la penitenciaría junto con el resto de consellers de su Gobierno, excepto el de Acción Exterior, Alfred Bosch, y el de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, para mantener un breve encuentro con ellos.

El autobús de la Guardia Civil con los presos catalanes saliendo de la cárcel de Brians 2.

El traspaso entre cuerpos policiales se realizó en Brians 2, dado que es el centro penitenciario de enlace entre los servicios penitenciarios de la Conselleria de Justicia y el Ministerio del Interior. Desde la mañana del viernes grupos manifestantes se concentraron en los accesos al centro penitenciario, aunque a las puertas de la cárcel hay un perímetro de seguridad que les impide acercarse más, y la zona está vallada. Las personas reunidas despidieron a los presos al grito de 'Llibertat', portando esteladas y pancartas que rezaban 'Llibertat presos polítics'.

Módulo de respeto para los líderes del 'procés'

Los nueve presos independentistas han ingresado a los mismos módulos en los que estuvieron antes de su traslado a las cárceles de Cataluña el pasado mes de julio. Por ejemplo, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart regresarán al módulo de respeto (donde están los presos menos peligrosos) de Soto del Real, mientras que Dolors Bassa y Carme Forcadell harán lo mismo, pero en la prisión de mujeres de Alcalá-Meco.

Instituciones Penitenciarias ha explicado que "se procurará que vuelvan a la situación anterior a su traslado a Cataluña". Jordi Sánchez y Jordi Cuixart estuvieron en el módulo de respeto de Madrid V (Soto del Real) y el resto de procesados irán a la misma instalación para "facilitar el traslado a diligencias durante los días de juicio" en el Tribunal Supremo.

El objetivo de los módulos de respeto "es lograr un clima de convivencia y máximo respeto entre los residentes del módulo", tal y como indica la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en su página web.  "El factor fundamental es la participación del interno en la vida, las tareas y las decisiones del módulo, a través de grupos de trabajo y comisiones de internos".

 

A partir del lunes Elcierredigital.com entrevista a Laureano Oubiña, extraficante gallego que contará su vida después de permanecer 33 años en la cárcel. 

COMPARTIR: