24 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La caída de Geroa Bai y Podemos podría llevarse por delante al Gobierno de esta Comunidad Foral

Preocupación en el PSOE: La presidenta de Navarra María Chivite pasaría a la oposición según los sondeos

/ María Chivite, presidenta de Navarra. Foto: PSN-PSOE.
Un tracking realizado el mes pasado por una consultora cercana al PSOE navarro ha desatado las alarmas en el Gobierno foral. Y es que las previsiones para la presidenta María Chivite no son demasiado optimistas por el desgaste de sus socios: Geroa Bai y Podemos.

El Gobierno de Navarra liderado por la socialista María Chivite está disfrutando de una legislatura más cómoda de lo que barruntaba la prensa conservadora madrileña gracias a la sintonía entre el PSN-PSOE y Euskal Herria Bildu.

La coalición abertzale facilitó la investidura de la presidenta navarra con su abstención y está apostando por una oposición constructiva tras haber antepuesto su acuerdo con el Gobierno central para la normalización de la situación de los presos abertzales sobre su doctrinario económico habitual.

Aun así, en las filas socialistas se está agriando el ambiente tras conocer un tracking electoral encargado por una consultora que ha trabajado de forma recurrente para el partido.

Un tracking envía a Chivite a la oposición

Un tracking electoral encargado por una consultora con sede en Pamplona cercana al PSN-PSOE pronostica que el tripartito que sostiene a Chivite perdería dos representantes a cuenta de las caídas de Geroa Bai y Podemos.

Los socialistas crecerían en votos y parlamentarios: Chivite podría subir de 11 a 12 escaños. Pero su Gobierno podría derrumbarse en 2023 a cuenta de Geroa Bai, que caería de 9 a 7 u 8 parlamentarios, y del espacio que ocupa Unidas Podemos (hoy dividido en Podemos e IU), que pasaría de 3 a 2.

Javier Esparza, líder de Navarra Suma. Foto: UPN.

Las fuerzas que apoyan al Ejecutivo (IU lo hace a través de un acuerdo programático) pasarían de sumar 23 escaños a 21. Este bloque sería superado por el centro-derecha navarro, que se seguiría reponiendo de la debacle de 2015 y alcanzaría los 22 representantes.

Vox irrumpiría en la política navarra

Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) volvería a ganar y pasaría de 20 a 21 escaños. Eso sí, la coalición conservadora podría tener que batallar ante otras fuerzas de su espectro ideológico ya que el tracking pronostica que Vox obtendría un parlamentario.

El partido que lidera Santiago Abascal superaría por la mínima el 3% del voto, barrera a partir de la cual se otorgan escaños. Vox, que no tiene un solo concejal en Navarra (al igual que en Galicia), podría sumar un parlamentario con la posibilidad de ir a parar a su nuevo líder, Emilio Jiménez Román.

Chivite estaría en manos de Euskal Herria Bildu

Según el citado tracking, Euskal Herria Bildu pasaría de 7 a 8 parlamentarios en Navarra y recuperaría su tercer puesto en la Comunidad Foral. Este panorama obligaría a Chivite a pactar apoyos de la coalición abertzale.

Y esta situación, bien lo saben en el Gobierno foral, podría suponer el regreso al poder de UPN como fuerza más votada y en minoría porque Ferraz, al igual que ha ocurrido en anteriores ocasiones, podría vetar un Ejecutivo navarro socialista que dependa de fuerzas nacionalistas vascas.

Procesos internos y decepciones sociales

En el Gobierno de Chivite son conscientes de que en la ciudadanía navarra hay cierto runrún por la lenta vacunación de la COVID19, tal y como reconoció hace unos días el propio director general de Salud Carlos Artuondo, y por la pérdida de eficacia de algunos servicios sociales como los ofrecidos en la 'ley de Dependencia', tal y como refleja el Observatorio de la Dependencia.

A estos problemas se le añaden que los dos principales socios de los socialistas han vivido procesos internos con la intención de recuperar el espacio perdido, es el caso de Podemos que vivió primarias en Navarra, o de mantenerlo, la expresidenta Uxue Barkos acaba de lanzar Geroa Socialverdes para cobrar autonomía ante el PNV y rejuvenecer sus bases mediante un discurso ecologista.

Las claves del tracking

Fuentes del Gobierno de Navarra aseguran a Elcierredigital.com que el objetivo del Ejecutivo es encauzar algunos problemas que están surgiendo a nivel sanitario y hacer visibles las inversiones públicas en zonas como la Ribera, que según las mismas fuentes "está siendo utilizada de forma obscena por UPN" para hacer guerra contra Chivite.

El tracking evidencia el desgaste de Geroa Bai y el espacio que podría consolidarse bajo el nombre de Unidas Podemos. Y es que ambas fuerzas, con menos arraigo en Navarra que los socialistas o la izquierda abertzale, están intentando resetearse para mejorar sus previsiones de cara a 2023.

COMPARTIR: