23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil ya elabora un atestado donde conste el resultado de la inspección llevada a cabo el pasado lunes en Soto del Real

La Fiscalía Provincial pide a la Comunidad de Madrid cerrar la residencia de tercera edad Arzobispo de Morcillo por su situación “deplorable”

La residencia de ancianos Arobispo Morcillo
La residencia de ancianos Arobispo Morcillo
La Fiscalía Provincial de Madrid ha realizado una solicitud a la Comunidad de Madrid en la que requiere la clausura de la residencia de ancianos Arzobispo Morcillo, ubicada en la localidad de Soto del Real. La solicitud menciona el peligro que existe para la integridad y salud de los internos. El pasado lunes, la Fiscal de servicio de discapacidades de la Fiscalía de Alcobendas pudo comprobar la situación “deplorable” de los internos y las instalaciones, durante una visita de rutina.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido a la Guardia Civil la elaboración de un atestado donde conste el resultado de la inspección llevada a cabo el lunes pasado. En el atestado se incluirán fotografías con las que “presumiblemente se les imputara a los responsables de la residencia la posible comisión de un delito contra la salud pública así como contra la integridad de las personas”.

Según ha informado la Fiscalía, uno de los responsables del centro no tenía acceso al historial clínico de 60 internos y solo disponía de dos auxiliares para encargarse de todos. Algunos de los internos presentaban “mal estado físico”.

El resto de las instalaciones tampoco ofrecían un mejor aspecto. En la habitación destinada a guardar los medicamentos se pudo comprobar que no funcionaba la nevera destinada a conservar las medicinas que necesitan temperaturas bajas por lo que, como en el caso de la insulina, la cadena de frío se había roto. 

La sala solo disponía de 2 auxiliares para 60 personas.

Además, las habitaciones de los internos estaban con “bastante suciedad, falta de higiene, comida en dudoso estado de conservación así como otra habitación que, a modo de almacén, servía para  acumular cajas llenas de medicamentos”.

El personal de la Residencia, por su parte, fue informado del  riesgo de incendio ya que las mangueras no funcionaban e incluso  el cuarto de calderas tenía una fuga de agua.

Otra inspección más

La Consejería de Bienestar ya había realizado una visita de inspección el pasado mes de junio, lo mismo que hizo la Consejería de Sanidad el 1 de julio, a raíz de las cuales se  precintó la consulta médica, la de fisioterapia y el gimnasio. Las actas de estas visitas se pusieron a disposición de la fiscal encargada, que procedió a la respectiva inspección.

Desde la Fiscalía de Alcobendas se ha oficiado a la Policía Judicial de Tres  Cantos para  que se desplace “conjuntamente” con la fiscal  hasta la residencia para proceder a una inspección en profundidad.

En relación con esta misma inspección a la residencia de la tercera edad Arzobispo Morcillo, movilizó a los servicios médicos del Centro de Salud de Tres Cantos para que realizar una evaluación de los internos, dada la situación que presentaban alguno de ellos, con el fin de valorar, según los casos, su ingreso en algún centro médico o derivarlos a residencia  con plazas de emergencia social o que fuesen acogidos por sus familiares.

COMPARTIR: