21 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los meses de junio, julio y agosto de este año han sido muy bajos en comparación con los de la temporada pasada

Alfonso Robledo, presidente de los restauradores de Mallorca: “No estamos de acuerdo con el cambio horario que estudia Pedro Sánchez, nos perjudicaría mucho"

Alfonso Robledo, presidente de la Asociación de Restauración de Mallorca
Alfonso Robledo, presidente de la Asociación de Restauración de Mallorca
Alfonso Robledo, presidente de la asociación de Restauración, Bares y Cafeterías, ha concedido una entrevista a el Cierre Digital en la que explica cómo afecta el cambio de hora al sector de la restauración y su opinión acerca del turismo en Baleares

¿Qué piensa sobre la decisión de la Comisión Europea de suprimir el cambio de hora?

Me parece fantástico, nosotros desde la Asociación de Restauración de Mallorca fuimos los primeros que presentamos al gobierno nuestro descontento con el cambio de horario. Realmente hay un antes y un después a partir del día que se cambia la hora, se produce un cambio de mentalidad repentino y todos se quedan en casa, se nota que somos mediterráneos porque parece que desde ese momento es invierno, es perjudicial 100%.

¿Cómo afectan en la actividad de la industria de restauración el horario de invierno que se ha implantado cada octubre?

Necesitamos que no exista porque nos cambia mucho la economía, de un día para otro cambia todo y esto daña gravemente nuestra economía, para nuestro sector es importantísimo que no se cambie al horario de invierno. Por eso, no estamos de acuerdo con el cambio horario que estudia Pedro Sánchez.

¿Cómo ha ido la temporada de verano con el horario estival?

Pues este año no ha ido bien aquí en Mallorca, empezamos con muchas lluvias en mayo, sobretodo en fines de semana y bajo mucho ese mes. En general junio, julio y agosto ha sido muy bajo en comparación con el año pasado, entre un 15% y un 20% de diferencia. Sobre todo, a nuestro sector le ha afectado la subida de la ecotasa, subirla de repente al doble sin hacer un estudio y sin mirar el perjuicio que puede crear es algo con lo que no estamos de acuerdo. Además, la prohibición del alquiler vacacional también ha dañado muchísimo a nuestro sector.

¿Qué opina sobre el servicio de restauración de Mallorca? ¿Cree que tiene el reconocimiento que merece?

Tenemos que mejorar, antes de ayer firmamos un acuerdo con los sindicatos y el govern para hacer formación para el sector, sobre todo para el personal de sala. Ser cocinero está de moda, pero ser camarero parece que es la última alternativa, por eso estamos trabajando para formar al camarero y así darle protagonismo a esta figura, que también es una profesión muy bonita. Lo que queremos es que la persona que se ha preparado como camarero tenga más oportunidades para encontrar trabajo respecto a los que no se han formado, esa es la base. La verdad es que se necesita mejorar la calidad del servicio.

 ¿Qué más iniciativas se están desarrollando en este sentido?

En Mallorca hemos creado la marca ‘Gold’, que es un sello de calidad. Con esta iniciativa lo que pretendemos es crear es un carnet profesional, porque todo el mundo ve este sector muy accesible y cualquiera quiere entrar, esto no debe ser así. Lo que ocurre es que la ley en Europa no permite prohibir la apertura de los pequeños comercios, al no poder hacer esto hemos decidido centrarnos en hablar bien de los que hacen bien las cosas y diferenciarlos de los que no, porque aquí en Mallorca hay como 14.000 establecimientos, somos demasiados. Este sello de calidad lo va a dar la cámara de comercio, y ya ha sido aprobado para la ley turística.

"No estoy de acuerdo con las protestas contra el turismo masivo. Aquí lo que mueve nuestra economía es el turismo, el 99% de la isla vive de esto"

¿Cree que este sector cuenta con el suficiente apoyo institucional? ¿En qué áreas debería reforzarse?

Es un sector muy delicado que está muy dejado de lado, nos han venido golpes de todos los lados: el tema del tabaco, la subida de la luz, subida del IVA…nos han subido todo. En cambio, nosotros no podemos subir los precios porque hay mucha competencia, sobretodo desleal. A estos comercios que no cumplen la ley les sale el producto más barato. Además, nosotros somos pequeños empresarios…hay restaurantes muy grandes, pero la mayoría somos pequeños empresarios autónomos con dos o tres trabajadores. Ahora mismo hemos conseguido un éxito después de 45 años, que se firme con los sindicatos el próximo convenio de hostelería en Mallorca, en el que podamos diferenciar un camarero de hotel de un camarero de bar. Los hoteles tienen mayoría en el convenio de hostelería general y si antes había una subida la tenían que pagar todos… este acuerdo que se firmó anteayer es histórico.

¿Cómo cree que contribuye el turismo gastronómico en la desestacionalización del turismo en Mallorca?

Es un factor fundamental, por ejemplo, aquí en invierno la gastronomía funciona muy bien, nos está ayudando mucho el perfil de turista que viene en invierno, que sin tener clima de playa viene porque le gusta comer y busca diferentes sitios. Aproximadamente un 12% del turismo es gastronómico, un porcentaje bastante alto…aquí en invierno o vienes por temas cultural eso deporte, o vienes por la gastronomía, que mueve mucho la economía en invierno.

¿Está de acuerdo con las manifestaciones de los independentistas contra un turismo masivo?

No estoy de acuerdo, yo creo que sólo son cuatro o cinco, lo que pasa es que se le está dando demasiada voz, le estamos dando más importancia de la que tiene. Aquí lo que mueve nuestra economía es el turismo, el 99% de la isla vive de esto.

Respecto a esta masificación del turismo ¿Qué cambios realizaría en el modelo de turismo en Baleares?

Es complicado, yo quitaría del 'todo incluido' de los hoteles el alcohol, para que no se pueda emborrachar tanto la gente. Yo creo que el 'todo incluido' no se puede prohibir porque hay muchos clientes que lo demandan, pero si mejoraría su calidad. El tema del alquiler vacacional es otra de las cosas que cambiaría…creo que Palma de Mallorca es la única ciudad del mundo en la que se ha prohibido el alquiler vacacional, y esto es un atraso. Creo que es fundamental que exista, siempre y cuando no moleste a nadie

 

COMPARTIR: