01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato policial Jupol ha hecho un llamamiento a Interior para reforzar los dispositivos en los muelles ante la avalancha masiva de inmigrantes

Canarias en situación límite por la presión migratoria: Continúa la llegada de subsaharianos

Inmigrantes hacinados en Gran Canaria.
Inmigrantes hacinados en Gran Canaria. / Ayuntamiento de Mogán
Sumando a los inmigrantes que llegaron a las Islas después de las 00:00 horas de este lunes, casi 2.100 personas alcanzaron las costas canarias desde el pasado sábado. Son cifras que reflejan el aumento significativo del flujo migratorio en el archipiélago este 2020, el segundo mayor de su historia. El Ayuntamiento de Mogán solicita al Ministerio de Defensa que instale un nuevo campamento de emergencia y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, pide al Gobierno central “hacerlo mejor”.

Las Islas Canarias han tenido un fin de semana de récord en materia de presión migratoria. Desde las 00:00 horas del sábado hasta las 00:00 del lunes, casi 2.000 inmigrantes llegaron al archipiélago. El 112 de Canarias informó a lo largo del sábado y el domingo de las nuevas embarcaciones que se iban interceptando, con una suma total que no se veía desde hace 14 años: 1.830 personas alcanzaron las costas en tan solo dos días en 43 pateras y cayucos. Además, si contabilizamos los que llegaron en la madrugada del lunes, la cifra asciende a 2.097 inmigrantes y 53 embarcaciones.

Tuit de 112 Canarias informando de la llegada de 20 embarcaciones

Los números de inmigrantes que alcanzan Canarias de este 2020 superan, de largo, los de años anteriores. Para encontrar cifras similares, hay que remontarse al 2006, fecha en la que estalló una crisis migratoria que se tradujo en la llegada de 39.180 personas. Desde ahí, de acuerdo con datos de Europa Press, el volumen fue decayendo hasta los 423 inmigrantes de 2017, para luego comenzar a repuntar. En 2018 se contabilizaron 1.266 llegadas, mientras que en 2019 unas 2.200. Ahora, y a falta de dos meses para acabar el año, el número de inmigrantes que han desembarcado en las Islas es de 13.529, un aumento espectacular que está desbordando a los servicios de acogida canarios.

La situación es preocupante y las imágenes de hacinamiento en el muelle de Arguineguín, en la isla de Gran Canaria, no dejan de repetirse. Este fin de semana han pernoctado allí 2.186 personas migrantes, de acuerdo con el Ayuntamiento de Mogán, municipio al que pertenece la localidad. Las condiciones son inhumanas, pues las instalaciones realmente están acondicionadas para acoger a 420 inmigrantes durante 72 horas. Sin embargo, la realidad es que cada semana duermen allí, la mayoría incluso en el suelo, un número de personas muy superior y muchas exceden esos tres días ante la situación de colapso. El sindicato policial Jupol hizo un llamamiento a Interior para reforzar los dispositivos en los muelles ante estas llegadas masiva de inmigrantes subsaharianos.

Campamento de emergencia en La Isleta

Por esta razón, el Ayuntamiento de Mogán ha solicitado al Ministerio de Defensa que monte a la mayor brevedad posible un “campamento de emergencia para las personas migrantes en los terrenos militares de la península de La Isleta”, en Las Palmas de Gran Canaria. “Esto ya se llevó a cabo en 2006 durante la crisis migratoria que afectó al archipiélago”, señala el consistorio en un comunicado. En aquel momento, las instalaciones que se levantaron acogían a un total de 3.500 inmigrantes. “El objetivo ahora es trasladar hasta allí a las personas que se encuentran en el puerto de Arguineguín e impedir así que se continúe con la vulneración de sus derechos, ya que esta se recrudece a medida que el número de migrantes aumenta”, indica el ayuntamiento.

Debido a este escenario, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visitó la semana pasada Canarias para contemplar de primera mano la situación. En una rueda de prensa declaró que, para tratar de buscar solución a este fenómeno que la pandemia ha agravado, desde el ministerio trabajan en cooperar con los países de origen para controlar este flujo migratorio y en reforzar la vigilancia. Asimismo, anunció que procederán a cerrar el campamento que se ha levantado en Arguineguín “en las próximas semanas”. Las personas que duermen allí se trasladarán al Polvorín de Barranco Seco, unas instalaciones cedidas por el Ministerio de Defensa. Como en Arguineguín, en principio los inmigrantes solo deberían pasar ahí 72 horas.

Fernando Grande-Marlaska, en su visita al muelle de Arguineguín. | Foto: Ayuntamiento de Mogán

Las medidas del ministro parecen no haber satisfecho al Ayuntamiento de Mogán. El consistorio reconoce que “los trabajos para habilitar unas instalaciones en Barranco Seco en las que albergar a las personas migrantes avanzan”, pero inciden en que es “imprescindible” levantar un campamento de emergencia en la Isleta, “ya que los militares tienen la capacidad de prepararlo en un plazo de tiempo muy escaso”.

El presidente de Canarias, desconforme con el Gobierno

Tampoco parece haber quedado conforme con la visita de Marlaska el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. En una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press, el líder canario indicó que el Gobierno central “debe hacerlo mejor” en materia migratoria. "Las cosas hay que hacerlas mejor y se deben hacer mejor. Es competencia del Gobierno de España”, advirtió, sin olvidar que “también es responsabilidad de todos, pero es una de las situaciones que más preocupa junto con la pandemia".

El presidente recordó que, con los medios de Canarias, “es imposible dar respuesta a este volumen de llegadas”. Llamó, por ello, a la “colaboración internacional” y a la cooperación con los países de origen. Todo esto para que no se acuñen las ideas de “las fuerzas de extrema derecha” relativas a que la inmigración se quede en el territorio al que llega, lo que convertiría al archipiélago en “una cárcel”. Asimismo, Torres desveló que Pedro Sánchez visitará las Islas, a la par que afirmó que el presidente del Gobierno también está preocupado por el asunto.

COMPARTIR: