11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las obras de instalación en la línea 8 no afectará al tránsito de los viajeros porque se realizarán cuando cierre el subterráneo

Telefónica invertirá 6 millones de euros en Metro de Madrid para desarrollar ‘estaciones 4.0’

La estación Aeropuerto de la línea 8 de Metro de Madrid
La estación Aeropuerto de la línea 8 de Metro de Madrid
La compañía invertirá en el suburbano 6 millones de euros para mejorar en eficiencia e información en las estaciones. La línea 8 recibirá ese montante, lo que propiciará la instalación de sistemas de comunicaciones railNET

Siguen las buenas noticias para Metro de Madrid. Si el pasado 5 de octubre la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras en la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, anunció que se iban a comprar 60 nuevos trenes para mejorar la calidad del Metro de Madrid, el lunes se anunció que Telefónica invertirá 6 millones de euros para que el suburbano desarrolle sus ‘’estaciones 4.0’’. Con esta nueva tecnología Metro de Madrid quiere mejorar en eficiencia y en información para el viajero.

La compañía presidida por José María Álvarez-Pallete se ha hecho con el contrato que ejecutará una obra de instalación de un sistema de comunicaciones llamado ‘railNET’ en la línea 8 del metro.

Para evitar problemas con los viajeros, las obras se realizarán por la noche cuando el metro esté cerrado al público, por lo que los usuarios no tendrán dificultades para viajar en una de las líneas más concurridas de Madrid, ya que conecta Nuevos Ministerios con el Aeropuerto de Barajas, dos de las estaciones que más personas mueve a lo largo del día.

Esta tecnología supone una modernización de las estaciones, la creación de un nuevo Centro de Procesamiento de Datos (CPD) y un Centro de Control Operativo de la Red (CCOR) que tenga funciones de operación, seguridad, mantenimiento y material móvil.

La modernización del sistema de comunicaciones afectará a todas las paradas de la línea, a los puestos de seguridad y a los siete centros de red que conectan todas las instalaciones de las estaciones con los puestos de mando y tecnológicos de Metro de Madrid.

Desde la Comunicad de Madrid señalan que, gracias a este nuevo proyecto, habrá nuevos requerimientos de seguridad, conectividad y calidad de servicio que necesita la compañía para evolucionar y ofrecer novedosas y mejores prestaciones a los usuarios del subterráneo.

Esta por ver si Telefónica podrá conseguir estos objetivos

El operador azul tiene ante sí un reto mayúsculo, no sólo tecnológico, sino de imagen. Esto se debe a que Metro de Madrid, en ocasiones, tiene una mala percepción ante la ciudadanía debido, en parte, por la presunta mala gestión realizada en determinados momentos. Por lo tanto, todo lo que haga Telefónica será evaluado con detalle.

El eslogan del que se abastece la compañía es que busca mejorar el servicio de atención al cliente con ‘estación 4.0’.

Telefónica tendrá pasará a asumir el mantenimiento de algunas infraestructuras, por lo que las escaleras mecánicas, uno de los quebraderos de cabeza tanto del Metro como de los usuarios, estará ahora bajo su responsabilidad.

Una escalera mecánica fuera de servicio

El contrato firmado por el suburbano y la empresa española deja muy claro que la segunda se encargará de la optimización de las tareas y las asignaciones de mantenimiento. Por otro lado, los sistemas tecnológicos que se incorporen deberán ser abiertos y multifabricantes.

Telefónica también será la encargada de desarrollar los nuevos paneles informativos, previstos para estas ‘estaciones 4.0’. Esto también será observado bajo lupa, ya que otro de los problemas del que se quejan los viajeros es, que los paneles no hacen concordar los minutos de espera con el tiempo que tarda en llegar el tren.

La detección de objetos perdidos, los controles de ocupación de andenes y un sistema de videocámaras también ayudaran que sea más seguro el Metro de Madrid.

Mejora de Internet

Además de estas mejoras, el nuevo sistema de comunicación incluirá redundancia real de red física, con duplicidad de los cables de fibra, más cuartos de comunicaciones y un incremento de la red frontera corporativa de acceso a internet.

Todo ello supervisado por Telefónica, que garantizará el poder de centralizar la gestión de la red en los futuros CPD y CCOR, incluso se evitará el mando local desde las estaciones cuando halla fallos de comunicación.

COMPARTIR: