21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El expresidente de Societat Civil Catalana con la que protagonizó las masivas manifestaciones en Barcelona en 2017 opina sobre las próximas elecciones

Mariano Gomà, de España Cívica: "Ante su estrepitoso hundimiento urge recuperar la normalidad en Cataluña"

Mariano Gomá, presidente de 'España Cívica'
Mariano Gomá, presidente de 'España Cívica'
El presidente de 'España Cívica' y expresidente de Societat Civil Catalana, Mariano Gomá, considera una buena noticia que el TSJC haya suspendido el aplazamiento de las elecciones en Cataluña, y que se mantengan, en principio, para el próximo 14 de febrero. Desde su punto de vista, urge recuperar la normalidad en esta comunidad autónoma, dado, a su juicio, su hundimiento estrepitoso

Mariano Gomà Otero es natural de Barcelona, y de profesión arquitecto superior, además de académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y escritor. Vive volcado en la defensa a ultranza de la unidad de los españoles, la defensa de la Constitución española y de la democracia en el marco europeo. Tras presidir Societat Civil Catalana entre 2016 y 2017, período más crítico del independentismo de Cataluña, ahora es la cabeza visible de ‘España Cívica’ una plataforma compuesta por ciudadanos libres y apartidistas, que tiene como finalidad la protección de España en su integridad así como la exigencia de una política de concordia y consenso. En el transcurso de esta entrevista llega la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dejado en suspenso el decreto por el que la Generalitat desconvocaba los comicios y se comprometía a trasladarlos al 30 de mayo.

-¿Qué le parece la decisión adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de suspender el decreto que aplazaba las elecciones hasta el próximo 30 de mayo?

-Lo considero una buena noticia, no sólo por recuperar la fecha en sí de las elecciones, sino porque la Generalitat lleva muchos años haciendo lo que le sale de las "mismísimas narices", saltándose el estado de derecho, la legislación, la Constitución, las órdenes de los tribunales, etc..  Por eso, el decreto del TSJC les viene a decir que tienen que acatar las órdenes de los estamentos superiores, en este caso de la ley electoral y de la Constitución, y no inventarse otra fecha que a ellos les convenga. Además, nos da la razón a 'España Cívica' en cuanto a nuestros planteamientos y en cuanto a lo que venimos exponiendo sobre nuestra lucha para que la sociedad civil sepa que hay organizaciones como la nuestra que estamos para defenderla y que las leyes están para cumplirlas todo el mundo. En cualquier caso, el aplazamiento de las elecciones en Cataluña sería gravísimo para esta comunidad autónoma. No podría calificarse más que como un insulto al pueblo catalán y a todos los españoles como catalanes también.  

 

-Desde su punto de vista, ¿qué se juega Cataluña en las próximas elecciones?

-Nos jugamos muchísimo, no solo Cataluña sino también España. Cataluña se juega que todos estos partidos independentistas, que se llevan a matar entre ellos, de alguna manera, se puedan unir entre ellos para gobernar y seguir machacando a todo el mundo en relación a la independencia, secesión, corona, etc., Pero si todo el mundo hiciéramos un esfuerzo para conseguir que el movimiento constitucionalista, aunque fuera a través de una conjunción de partidos, entrara en el gobierno catalán se podría lograr volver en cierto modo a la senda de la normalidad que nunca se debió perder. Además, sería un revulsivo para que en España hubiera mayor tranquilidad. Queramos o no, Cataluña es una pieza muy importante en el conjunto del país. Nos jugamos que el independentismo radical pierda la mayoría absoluta y que un conjunto de partidos puedan abogar por mantenernos en España y defiendan la Constitución, y, a partir de ahí, hablar de las reivindicaciones que Cataluña pueda tener con España. Por tanto, lo que necesitamos es votar lo antes posible para crear un nuevo escenario y ponerse a trabajar.

Situación del procés catalán

-¿Cuál es su percepción sobre la situación actual del procés catalán?

-Lamentablemente, el procés es una enfermedad que ha venido para quedarse y nos tendremos que acostumbrar a vivir con ella. Hay una sociedad asustada que lo apoya, más que nada, por miedo. En estos momentos, se habla de que el independentismo es apoyado aproximadamente por el 47% de los catalanes. De ese porcentaje, en torno a un 20-25% son votos prestados del funcionariado y de empresarios que temen por sus empresas, entre otros.  A partir de un mínimo cambio, todos esos votos o muchos de ellos volverían a la normalidad. Cuando esto suceda, el independentismo será apoyado únicamente por el 20-25% que es lo que ha sido siempre, un grupo residual porque el resto de la población estará a favor del progreso de Cataluña. Lo que el procés hará será anestesiarse en el momento que pueda haber una alternativa constitucionalista que empiece a gobernar en serio en Cataluña y, a la vez, con España y Europa.

-¿Qué opina del papel de Pedro Sánchez en relación a Cataluña?

-Pedro Sánchez es un ‘saltimbanqui’ que lo único que pretende es mantenerse en la Moncloa como sea, y ocuparse de las cuestiones que le permitan seguir donde está, lo demás le importa un verdadero ‘rábano’. Para que Esquerra pueda seguir apoyándole tiene que darles algo a cambio. El problema es que lo que ERC quiere (independencia, indultos, etc.), Sánchez no se lo va a poder dar porque para ello tiene que enfrentarse al poder judicial, a Europa, y, en definitiva, a todo el mundo. Por tanto, las promesas de Sánchez en realidad son falsas.

-¿Le parece adecuada la estrategia del PSOE de sustituir a Iceta por el ministro Illa?

-Respecto a Illa, unos pretenden que se siga inflando y otros, mientras, que se desinfle hasta que deje de ser novedad el ‘prestigio’ que actualmente tiene. Al menos, de momento, no ha creado anticuerpos, está actuando con moderación, otra cosa es su eficacia. No pasa de ser un candidato más.

-¿Cuándo cree volverá la normalidad a Cataluña tras este período de parálisis?

-Cataluña tiene que recuperar la normalidad cuanto antes, dado que estamos asistiendo a su hundimiento estrepitoso. Ahora mismo, está en una decadencia absoluta. Ha pasado de ser el motor de España al furgón de cola. Los catalanes debemos confiar en que vamos a poder volver a ser el motor de nuestro país, de la economía, de la cultura y del progreso como así ha sido durante mucho tiempo. La sensación, en estos momentos, es de un cabreo general en muchos sectores de la sociedad. Está en peligro desde la economía hasta el turismo pasando por el comercio y todo lo demás.

-Una nueva inyección económica por parte del Estado a Cataluña es la solución a los problemas económicos de esta autonomía?

-Eso, lo único que indica es que Cataluña por sí sola no puede subsistir y ahora están pidiendo, como los pedigüeños en las puertas de las iglesias, al Estado español que ayude a nuestra comunidad, de lo contrario se hunde irremediablemente. Es todo una enorme contradicción.

'España Cívica'

-¿Cómo surgió la idea de 'España Cívica'?

-Tras mi paso por Societat Civil Catalana, fundé el Foro España de la Solidaridad para poder trabajar con la sociedad española en su conjunto. A partir de ahí, hemos creado, durante la pandemia, una plataforma de sociedades civiles, bajo la denominación de ‘España Cívica’. Su objetivo es alentar y alarmar a la sociedad de que el país no lo van a sacar adelante los políticos que tenemos sino que hemos de ser los ciudadanos, para lo cual tenemos que estar organizados. La sociedad civil tiene que ser la voz de la ciudadanía y trasladarla a los políticos para que sepan lo que tienen que hacer, y aplaudirles cuando lo hagan bien y también pedirles explicaciones cuando lo hagan mal.

Goma0

-¿Cuáles son, precisamente, las estrategias para influir en la actuación política?

-Tenemos unos grupos de trabajo de los que forman parte gente muy importante y preparada. Con todos ellos estamos volcados en una serie de temas cruciales como son: los presupuestos generales, el reparto de los fondos europeos, el abordaje de la monarquía, la separación de poderes del poder judicial, ley de transparencia contra la corrupción política, ley electoral, y redistribución territorial, entre otros. Estamos trabajando en todo ello con la idea de ir realizando actos públicos y mesas redondas, donde podamos desgranar todos estos temas, siempre y cuando nos lo permita la situación por la COVID-19.

 

 

 

COMPARTIR: