05 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ya se ha recuperado un tercio del dinero que ''huyó'' después del 1-O

Cataluña debe captar todavía más de 22.000 millones en depósitos para recuperarse un año después del referéndum independentista

Imágenes del referéndum independentista del 1-O
Imágenes del referéndum independentista del 1-O
A pesar de que los datos muestran que existe una recuperación lenta pero firme de Cataluña, los depósitos del tercer trimestre de este año aún estaban un 12,05% por debajo del nivel del mismo periodo del ejercicio precedente.

Cataluña tendrá que esforzarse mucho este próximo año de 2019 para volver a los niveles económicos previos a la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017. Nada menos que  22.263 millones de euros en depósitos bancarios necesita captar la Comunidad presidida por Quim Torra, según los últimos datos disponibles del Banco de España.

Las consecuencias de la crisis institucional en esta región sobre los depósitos en entidades de crédito fueron particularmente significativas los meses inmediatamente posteriores al 1-O, cuando su volumen se redujo en casi un 20%, pasando de situarse en cerca de 190.000 millones de euros a mediados del año pasado, al nivel históricamente bajo de los poco más de 152.000 de principios de 2018.

Por ello, a pesar de que los datos muestran que de manera lenta pero firme Cataluña se va recuperando, los depósitos del tercer trimestre de este año aún están un 12,05% por debajo del nivel del mismo periodo del ejercicio precedente, al situarse en 162.471 millones de euros.

El dinero que salió tras el 1-O comienza a volver a Cataluña

Eso sí, la comunidad autónoma catalana cerró 2017 con 153.335 millones de euros en depósitos bancarios y, desde entonces, han regresado unos 9.100 millones de euros, es decir, en torno a un tercio de los 31.400 millones que se fugaron solamente entre el tercer y el cuarto trimestre del año pasado.

Recordemos que a causa de la celebración del referéndum ilegal de independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017, la amenaza soberanista y posterior crisis institucional en la región, miles de empresas catalanas decidieron cambiar su sede social, entre las que se encontraban algunos bancos.   CaixaBank y Sabadell, dos de los bancos con más presencia y con un fuerte arraigo en la región, trasladaron sus domicilios sociales a la Comunidad Valenciana, concretamente a Valencia y a Alicante, respectivamente. 

Muchos bancos trasladaron su domicilio social a otras comunidades tras el 1-O

No por menos, la región valenciana ha sido una de las que ha visto crecer más sus depósitos durante el último año, concretamente un 7,94%, hasta situarlos en 107.282 millones de euros.

No obstante, y en términos más generales,  la comunidad autónoma en la que el porcentaje de depósitos creció en mayor medida en los últimos doce meses ha sido Canarias, donde han aumentado en 2.336 millones de euros (+8,23%), hasta registrar un total de 30.724 millones de euros.  También ha aumentado el volumen de depósitos en País Vasco (+5,49%), Aragón (+5,24%), Galicia (+5,22%), Navarra (+4,54%), Baleares (+3,72%), Andalucía (+3,6%), Ceuta y Melilla (3,18%), Extremadura (+2,79%), Cantabria (+2,63%), Castilla-La Mancha (+2,38%), Asturias (+1,34%), La Rioja (+0,71%) y Castilla y León (+0,62%).

Al contrario, a Cataluña se le unen Murcia (-5,41%) y Madrid (-2,05%) como las únicas tres comunidades autónomas en las que los niveles de depósitos bancarios son ahora inferiores a los de hace un año.

COMPARTIR: