05 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente del Partido Popular está sosteniendo un pulso con el político salmantino en varios asuntos claves donde mantienen un claro desacuerdo

Pablo Casado 'sentencia' al presidente castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco por supuestas deslealtades

/ Casado y Mañueco. Foto: Flickr.
La relación entre Pablo Casado y el presidente castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco ha llegado a punto de no retorno. El jefe de la oposición estatal parece haber sentenciado al barón salmantino por algunas supuestas deslealtades. El último pulso entre ambos ha tenido como protagonista al exgerente del PP de Castilla y León, Pedro Viñarás, cesado por orden directa de Génova 13 y fichado por Mañueco como asesor popular en las Cortes autonómicas.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, participó hace unos días de forma telemática en un acto electoral del PP catalán. Ese día el político salmantino, líder por ahora del PP castellano-leonés, decidió regalarle los oídos a su jefe Pablo Casado, al que elogio en público "porque siempre da la cara" y está "en la primera línea". 

Este almíbar dialéctico encierra una intentona desesperada de Mañueco por revertir sus relaciones con Casado, apuntan fuentes populares consultadas por elcierredigital.com. Y es que la relación entre ambos dirigentes es "pésima", apuntan las mismas fuentes, "y la situación ha llegado a un punto de no retorno". 

Casado, señalan desde Génova 13, está decidido a plantar batalla interna en Castilla y León e intentar a medio plazo el relevo de Mañueco, que habría tenido "algunas desletaltades" hacia el jefe de la oposición, quizás aprovechando su debilidad  política tras los reveses sufridos en las cinco citas electorales de 2019. 

Ayuso de por medio 

La gota que habría colmado el vaso entre Casado y Mañueco habría sido la actitud del presidente castellano-leonés de hacer 'pinza' con el presidente castellano-manchego, el socialista Emiliano García-Page, en la célebre reunión "sanitaria" que tanto Mañueco como Page mantuvieron a finales del pasado mes de octubre con la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso. 

Ayuso tenía necesidad de que Castilla y León le 'permitiera' romper el cierre perimetral que constreñía a la Comunidad de Madrid. Pero Page y Mañueco escenificaron un acuerdo que dejó en fuera de juego a la baronesa madrileña, que aparecía en la prensa como una líder incapaz de llegar a un acuerdo con un compañero de partido y con el barón socialista menos alejado del argumentario estatal del PP. 

El diario El País dejó, mediante una filtración interesada, a la presidenta madrileña a los pies de los caballos. Y es que el diario de Prisa denunció que Isabel Díaz Ayuso había acordado con sus dos homólogos cerrar sus respectivas comunidades en el puente de 'Todos los Santos'. Pero, según el citado medio, "Ayuso habría cambiado de opinión en plena rueda de prensa de anuncio de acuerdos". 

"La medida no es necesaria y causaría restricciones indebidas a los derechos de los ciudadanos en los días inmediatamente posteriores", añadía la presidenta popular de la CAM. Ayuso se enfrentaba directamente con su homólogo del PP y afirmaba, con malestar, entender a los dos presidentes autonómicos, "pero tengo que defender las medidas de la Comunidad de Madrid, que funcionan". Esta ruptura de unificación dentro de las filas del PP, tampoco fue entendida en la sede de Génova, que volvieron a señalar al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.  

Además, aseguran las fuentes internas del PP consultadas por elcierredigital.com, "Fernández Mañueco, ni corto ni perezoso, fue entrevistado en el 'Telediario' estelar de la gubernamentalizada RTVE y dejaba a su compañera de partido a la altura del betún, al asegurar que su pretensión de cerrar Madrid por días contravenía la legislación vigente". 

Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Foto: Flickr. 

Según estas mismas fuentes, "Mañueco denunciaba en prime time televisivo que Ayuso no sabía ni siquiera las leyes", de tal manera que incluso llegó a afirmar que "la presidenta Ayuso ha dicho que le parecía bien cerrar el puente, pero le hemos recordado que el decreto del Estado de Alarma establece un mínimo de siete días".

El último pulso

El último pulso público entre Pablo Casado y Fernández Mañueco se ha vivido en el seno del PP castellano-leonés. Y es que desde Génova 13 se decidió relevar al gerente castellano-leonés, Pedro Viñarás, que ha cumplido 65 años. 

Casado colocó en el puesto a un hombre de su máxima confianza, Borja García Carvajal, pero Mañueco enseguida se revolvió contra la decisión de Génova. Otra vez, en clara disonancia de criterios,  fichó a Viñarás como asesor parlamentario del PP en las Cortes de Castilla y León, con un sueldo superior a los 60.000 euros anuales. 

Desde el PP estatal se ha expedientado por este motivo a Mañueco, que afirma que pretende seguir contando con Viñarás. Este hecho ha abierto todavía más las grietas entre ambos. Según Casado, la actitud díscola de Mañueco podría contradecir el reglamento y ser castigado al desobedecer "las instrucciones o directrices que emanen de los órganos de gobierno y representación del partido siempre que sean acordes a los Estatutos". 

Por su parte, Mañueco señala que "desde la capacidad de poder tomar una decisión de estas características, considero que Pedro Viñarás es una persona que debe estar a mi lado. Es una de las personas con las que hablo habitualmente, como hago con otras tantas personas". 

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, sabe que su "amigo" Viñarás también afirma en privado sentirse víctima de Casado: "Soy el que más veces ha ganado unas elecciones autonómicas con mayoría absoluta en este país y eso es indiscutible... ¿Que Génova no me quiere?, bueno, estoy dolido, pero sigo trabajando para el partido, sigo ayudando a Alfonso Fernández Mañueco".

Otra gota más que hace que la relación entre Pablo Casado y el presidente castellano-leonés Fernández Mañueco haya llegado a punto de no retorno. El jefe del Partido Popular parece haber sentenciado al barón salmantino por algunas supuestas deslealtades, que seguiremos contando en elcierredigital.com como algunos de los contratos públicos concedidos y otorgados por la Junta de Castilla-León.

COMPARTIR: