14 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La madrileña Alejandra Jacinto espera ganar representación en la capital mientras el valenciano Héctor Illueca pretende cogobernar en su autonomía

La izquierda se queda en manos del alicaído Podemos para soñar en Madrid y Valencia

/ Alejandra Jacinto
La Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid pueden ser los dos territorios clave para la izquierda de cara al 28M. El estado de ánimo veraniego de las fuerzas que componen el Gobierno central dependerán de si se reedita el Pacto del Botánico, para lo cual es imprescindible que Unidas Podemos obtenga representación, y si Podemos e IU consiguen escaños en la Comunidad de Madrid, autonomía en la que la mayoría absoluta de Isabel Díaz Ayuso dependería de la citada coalición.

Una cadena de supermercados públicos o transporte público gratuito son algunas de las medidas con las que Unidas Podemos se encamina al 28M. La coalición se la juega en la Comunidad de Madrid o Comunidad Valenciana, territorios en los que aspira a alcanzar el cinco por ciento del voto.

En el caso madrileño para evitar la mayoría absoluta de Isabel Díaz Ayuso y en el valenciano con el ánimo de reeditar junto a PSOE y Compromís el Pacto del Botánico.

Alejandra Jacinto, candidata de Podemos-IU en la Comunidad de Madrid

Como "un muerto muy vivo" califica Alejandra Jacinto a Podemos e IU en la Comunidad de Madrid. La activista sostiene, sobre las encuestas que dudan de que obtenga representación, que lo que "evidencia, una vez más, es que hay sectores interesados en hacernos desaparecer".

"Poderosos que saben que lo que Podemos dice, Podemos lo hace. Lo hemos demostrado en el Gobierno de coalición progresista, pero también en muchos Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid", ha afirmado. "Ahora toca gobernar en la Puerta de Sol y sólo si Podemos está fuerte eso puede pasar", señala.

También se muestra optimista el vicepresidente valenciano y candidato de Podemos-IU, Héctor Illueca, que defiende a los morados sin descuidar su relación con Yolanda Díaz, ya que hasta hace poco más de un año formó parte del Ministerio de Trabajo bajo las órdenes de la vicepresidenta segunda.

Héctor Illueca. 

Illueca quiere echar balones fuera sobre las polémicas que afectan a la izquierda transformadora y asegura que "Sumar no se presenta a las elecciones autonómicas. Es un proyecto ilusionante que abre una expectativa de ampliación real de las alianzas políticas y sociales en el ámbito de la izquierda y tengo plena confianza en que Yolanda Díaz será capaz de lograrlo después de las elecciones. Pero Sumar no se presenta a estas elecciones. Nosotros hemos conseguido una alianza amplia".

Pablo vs Yolanda

Los yolandistas Compromís y Más Madrid ni siquiera quisieron negociar listas autonómicas con Podemos, al que la vicepresidenta le exige que se adhiera a un pacto nacional sin poner apenas condiciones.

La portavoz de Podemos, Isa Serra, asegura que querían "un acuerdo con Yolanda, con Sumar, antes de las elecciones municipales y autonómicas. Para nosotros era muy importante y llevábamos trabajando en ese sentido desde hace mucho, porque sabemos que era importante también de cara a estas elecciones municipales y autonómicas. No ha querido firmar ese acuerdo de primarias, pero esperemos que después de las elecciones municipales y autonómicas sí podamos alcanzarlo".

Pablo Iglesias, por su parte, reconoce que hace unos días Yolanda Díaz "se solidarizó con el acoso que ha sufrido Podemos y algunos de nosotros en particular. Se lo agradezco de corazón, pero en esto todo el mundo verá una diferencia notable. Ione Belarra jamás duda en señalar que la clave de las cloacas y de la violencia contra Podemos es mediática y no se corta en poner nombre y apellidos a ese acoso. Ione pronuncia el apellido Ferreras y el apellido Quintana y también pronuncia el apellido Roig. Yolanda y Sumar nunca harían eso y los dos lo sabemos".

El fundador de Podemos añade: "Lo respeto y entiendo, además de que es legítimo pensar que si dices ciertas cosas vas a perder un impacto mediático imprescindible para tener apoyos electorales necesarios para cambiar las cosas".

COMPARTIR: