28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un informe de IU al que ha tenido acceso Elcierredigital.com asegura que ellos "tienen mayor capacidad organizativa que la formación morada"

Izquierda Unida toma distancia con Podemos por decisión personal de Alberto Garzón

/ Garzón y Díaz
Izquierda Unida está tomando distancia con Podemos por decisión personal de Alberto Garzón, que no comparte que la formación liderada por Ione Belarra le haga la guerra a Yolanda Díaz. El ministro Alberto Garzón no apoya la postura del partido morado en Andalucía, donde podrían compartir lista con Más País. Además, un informe de IU al que ha tenido acceso Elcierredigital.com asegura que ellos "tienen mayor capacidad organizativa que la formación morada".

A finales de 2019 Yolanda Díaz se dio de baja de Izquierda Unida porque su líder, Alberto Garzón, intentó que Unidas Podemos evitase la repetición electoral y apoyase un gobierno monocolor del PSOE.

Aquella repetición llevaría a Garzón al Consejo de Ministros, y lo cierto es que en este espacio su relación con Díaz se ha recompuesto casi tres años después de este sonoro divorcio que estaba relacionado con la añeja cercanía de la vicepresidenta con Pablo Iglesias, promotor de la 'segunda vuelta' electoral.

IU marca distancias con Podemos

Un informe de la coordinadora federal de IU al que ha tenido acceso Elcierredigital.com ha servido para que la coalición de izquierda comunista marque distancia con Podemos por la decisión de Ione Belarra de incomodar a Yolanda Díaz en varios frentes.

El citado informe también subraya la importancia de las próximas elecciones autonómicas: "Los compañeros y las compañeras de Andalucía afrontarán unas elecciones en un escenario complejo para el espacio de Unidas Podemos, que viene de sufrir un duro revés en Castilla y León perdiendo un procurador y el 2,2% de la suma que obtuvimos Izquierda Unida y Podemos por separado en 2019. Tras la pandemia, hemos visto a nuestro espacio sufrir un retroceso importante en Euskadi (-6,81%) y un profundo revés en Galicia (-15,13%). En Cataluña, por el contrario, logramos resistir (-0,5%). Más adelante, en Madrid, crecimos 1,6 puntos respecto a 2019, pero muy lejos (a 9,7 puntos) de la candidatura 'territorializada' de Más Madrid".

IU reconoce que "Castilla y León fue la última expresión de un proceso de agotamiento electoral de la marca Unidas Podemos que no es novedoso. Más allá de las infinitas casuísticas regionales y de problemáticas concretas relacionadas, por ejemplo, con los liderazgos concretos o con los planteamientos de cada campaña, podemos afirmar que la marca Unidas Podemos ya no es capaz de recoger las particularidades de los territorios para transformarlas en un proyecto electoral atractivo, como sí lo fue Podemos en 2015 y, ya en menor medida, Unidas Podemos en 2016".

Y añaden: "Hoy, Unidas Podemos saca exclusivamente en cada territorio el porcentaje que es capaz de retener de su proyección estatal. Unidas Podemos se mantiene relativamente estable a nivel estatal gracias al plus que supone la referencia de Yolanda Díaz, pero con dificultades estructurales de extrapolar esa estructura de apoyo general a los territorios".

La unión hace la fuerza

El partido de Garzón asegura que "fuerzas políticas como la nuestra y Podemos, Más País, Compromís, Equo, Chunta Aragonesista, Comunes, Alianza Verde y otras organizaciones más modestas deberíamos ser capaces de entendernos en base a un programa común de mínimos, y esto podría permitir la construcción de un proceso que en vez de sumar fuese capaz de multiplicar y generar una nueva esperanza en la sociedad civil. Si la clase trabajadora cada vez es más diversa, la izquierda debe ser capaz de recoger esa diversidad, entendiéndola como una potencialidad".

Díaz y Garzón. 

También sacan pecho respecto a Podemos a pesar de que el tirón electoral morado se presume mayor: "Izquierda Unida es la organización con mayor capacidad organizativa y debemos asumir el reto de vertebrar la construcción de un Frente Amplio. Nuestra aportación no debe girar solo en torno a nuestra implantación territorial, ya que también debemos aportar nuestra experiencia en la construcción de mecanismos democráticos que permitan regular la colaboración de organizaciones y activistas de la sociedad civil en un Frente Amplio. Ser un actor determinante en dicha construcción aportando lo mejor de nuestro acerbo político histórico es uno de los retos principales de nuestra acción política a corto, medio y largo plazo".

IU apuesta por el 'Frente Amplio'

La portavoz de la dirección federal de Izquierda Unida, Sira Rego, señala que el 'Frente Amplio' de la izquierda por el que apuesta y en el que está trabajando esta formación "es el mejor antídoto para parar a la extrema derecha" y también "la mejor garantía para una izquierda organizada, fuerte, con un proyecto de país y una agenda social".

La eurodiputada asegura que IU ha apostado "históricamente por la unidad de la izquierda, forma parte de nuestro ADN de largo y creemos que es lo que debe operar en este momento. En eso estamos trabajando y en eso vamos a seguir". 

COMPARTIR: