06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mejor situado es López Marcano, actual consejero de Industria, imputado y absuelto en el Caso Racing, aunque no se descarta a Paula Fernández

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, diseña su final político con sucesor "a dedo"

Javier López Marcano y Miguel Ángel Revilla.
Javier López Marcano y Miguel Ángel Revilla.
El consejero cántabro Francisco Javier López Marcano aperece en todas las quinielas como el gran favorito para relevar a Miguel Ángel Revilla, que tiene previsto presentarse en 2023 por undécima y última vez a la presidencia de Cantabria y, si gana, ceder el trono de la región a una persona de su máxima confianza. El debate parece abierto entre el consejero López Marcano y Paula Fernández, consejera de Presidencia.

Miguel Ángel Revilla es un 'animal político' que se ha diseñado un aura apolítica con la intención de eternizarse en la vida pública y si es en una presidencia autonómica, mejor. Y la jugada le ha salido redonda: A sus 78 años preside Cantabria a lomos de una formación minúscula, personalista y con tintes populistas.

Al Partido Regionalista de Cantabria (PRC), liderado por este exbanquero que utiliza una especie de nacionalismo cántabro propio y de baja intensidad para ganarse apoyos transversales, le toca renovarse ahora por la edad de su presidente y las enfermedades fruto de la misma. Y no porque le apetezca a Revilla, que moriría sobre el escenario. Sino porque, tal y como reconoce su líder, "es ley de vida".

Todas las quinielas apuntan como sustituto a Francisco Javier López Marcano, que hace dos meses asumía la consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio.  Aunque en los últimos meses también parece tomar fuerza el nombre de Paula Fernández, consejera de Presidencia.

Marcano, a sus 66 años, le apetecía volver a la arena política después de verse obligado a dejarla en 2015 porque Podemos condicionó una abstención que permitiese la investidura de Revilla con su 'cabeza', muy señalada por unas ayudas públicas al Racing del Santander que, tras muchos años, se han quedado sin castigo judicial con la absolución de Marcano de ese asunto.

Cierto es que a medio plazo hay un tercer nombre que aparece en el horizonte: El de Javier López Estrada, hijo del propio Marcano y alcalde de la segunda ciudad más importante de Cantabria, Torrelavega. El primer edil, de 40 años, ejerce además de parlamentario autonómico por el PRC gracias a la protección que le profesan su padre y Revilla, que acudieron orgullosos a su investidura como alcalde en 2019. 

Revilla tiene un plan

La intención de Revilla, tal y como señalan fuentes del PRC a elcierredigital.com, es intentar ganar en las autonómicas de 2023 y, una vez renovado en el cargo, ya octogenario, ceder la presidencia de Cantabria y del PRC a otra persona, que está por decidir. 

El favorito en todas las quinielas es Marcano, que según esas mismas fuentes "no es especialmente el gran amigo de Revilla. Pero ambos se entienden bien y Revilla sabe que en el PRC, tan moldeado a su imagen y semejanza, no hay demasiado banquillo". 

Marcano y Revilla.

Si Marcano vuelve a tener algún problema judicial, hecho no descartable, las opciones de Revilla para designar sucesor son Paula Fernández, actual consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior e hija del torero 'El Norteño'; o Guillermo Blanco, consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. La hija del "Norteño" es la número dos del PCR desde que la antigua mano derecha de Revilla, Rafa de la Sierra, muriese en el año 2019, y todas las quinielas apuntan a ella como el Plan B de Revilla.

Pero el presidente de Cantabria ha aplazado de su mente sus planes sucesorios ya que no pasa por sus mejores momentos tras sufrir un abucheo de los hosteleros cántabros, a pesar de que él es un 'hombre de bar', como ha dicho muchas veces. "Está muy tocado porque hasta ahora era el presidente autonómico más popular. Que le dijeran que Isabel Díaz Ayuso le ha robado el 'trono', le ha humillado", señala una persona muy ligada a la política cántabra a elcierredigital.com

¿Corrupción de baja intensidad?

¿Regala Revilla anchoas? La verdad es que no. Y es que el Gobierno de Cantabria se gastó más de 500.000 euros en conservas entre 2003 y 2011. Y parte de estos millonarios gastos, que Revilla luego regala a comunicadores, políticos y personajes de la farándula, fueron a parar a bolsillos de empresarios ligados al PRC Juan José Gobantes Ruiz de Gopegui, que fue en las listas del PRC en Santoña, es por ejemplo uno de los "agraciados".

 Revilla y Paula Fernández en el Parlamento de Cantabria.

Fuentes de la oposición explican a elcierredigital.com que es posible que en Cantabria "no haya corrupción, tal y como la imaginamos de 'cuenta en Suiza y tantos por ciento'. Pero lo cierto es que hay restaurantes de varios afiliados del PRC en Santander que están llenos a diario gracias a dirigentes del Gobierno de Cantabria que comen con factura a cargo de la ciudadanía".

Y añaden: "Hay, por ejemplo, una asesoría que realiza las nóminas de una empresa pública y pasa precios seis veces superiores a los del mercado. ¿Eso es corrupción? Quizás no, pero es evidente que el PRC practica el clientelismo y que Revilla, con su populismo y sus ocurrencias, está rebajando los niveles de la política hasta límites insospechados". 

COMPARTIR: