07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación de Inés Arrimadas critica ahora su exsocio andaluz Juanma Moreno por bajar impuestos para 'cazar' a empresas catalanas

La táctica de Ciudadanos por sobrevivir ante la negativa del Partido Popular a pactar con ellos

El Cierre Digital en
/ Inés Arrimadas
El presidente andaluz Juanma Moreno ha realizado un llamamiento a las empresas catalanas para que se instalen en su tierra después de que la Junta haya bajado impuestos. Este reclamo ha sido afeado por Carlos Carrizosa, de Ciudadanos, que parece obviar que su partido promueve el liberalismo que ahora parece molestarle.

El presidente andaluz Juanma Moreno ha impulsado una insólita guerra fiscal al haber 'eliminado' impuestos como el de Patrimonio con el ánimo de atraer a las empresas catalanas que quieran encontrar acomodo en autonomías con menor presión impositiva. 

Ciudadanos, que promueve el liberalismo que el PP andaluz ahora promulga, parece no estar de acuerdo con su exsocio y asegura a través de Carlos Carrizosa que "cuando gobernaba con nosotros no decía esas sandeces". 

"Lo que hay que hacer es que vuelvan los que se fueron por culpa del procés", añade el parlamentario catalán. Que también asegura que la imposibilidad de Cataluña de bonificar Patrimonio, según Carrizosa, "no es culpa de la ley de financiación de las comunidades autónomas, sino de la nefasta gestión y los gastos superfluos de la administración catalana". 

Bajar impuestos

Ciudadanos, sin embargo, exige al Gobierno de España que baje impuestos en el Congreso. "Bajar impuestos también puede ser una política social de plena eficacia, las políticas sociales no son solo propiedad de la izquierda", afirma la diputada María Muñoz

Los naranjas piden que a las familias que les estén subiendo la hipoteca puedan deducírselas en la declaración de la renta. Esta medida, añade, "es una medida plenamente viable que ayudaría a millones de familias de nuestro país ya que es dinero que va directamente al bolsillo de los ciudadanos que lo necesitan, sin intermediarios ni burocracia". 

"Una vez más, los perjudicados van a ser los súper-pagadores. Esos millones de españoles que sufren la subida del precio de la gasolina porque tienen que ir irremediablemente en coche al trabajo. Que no pueden acogerse a ninguna ayuda porque cobran un poco más del sueldo que da acceso a esas ayudas. Esos españoles que llevan meses pagando una barbaridad por la factura de la luz y el gas, pero no pueden acogerse al bono social del Gobierno porque no entran en los requisitos", añade Muñoz. 

Ciudadanos sigue en crisis

Crecen las voces internas críticas en Ciudadanos que cargan contra Inés Arrimadas por su negativa a dimitir tras la debacle de las elecciones andaluzas. La diputada estatal asegura que estudió la posibilidad de marcharse, pero prefiere tutelar la refundación del partido: "A pesar de que la primera es más sencilla, fácil y cómoda, no está claro que sea la más correcta". 

Arrimadas ha afirmado que "su compromiso personal" con Cs durará seis meses y ha apostado por renovar la cúpula del partido al apostar por la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Macías; el concejal de Santa Coloma, Dimas Gragera; el eurodiputado Adrián Vázquez; la coordinadora en Baleares, Patricia Guasp, la diputada María Muñoz y el concejal del Ayuntamiento de Madrid Mariano Fuentes. 

Como portavoz de este equipo que liderará la refundación está el diputado Guillermo Díaz, y como coordinadora, la vicealcadesa de Madrid, Begoña Villacís, que es el único nombre que suena con fuerza para relevar a Arrimadas. La vicealcaldesa de Madrid podría explorar un acuerdo con el PP.

Arrimadas2

Albert Rivera junto a un cartel de Arrimadas. 

Arrimadas no está dispuesto a pacto con los de Núñez Feijóo y asegura que su "compromiso personal y el de mi equipo dura hasta que se haga la refundación que tenemos la obligación de pilotar y luego los militantes tendrán que decidirlo todo. No vamos a ser un problema ni yéndonos, que es lo fácil, ni quedándonos, si hay personas que son mejor que nosotros". 

Liberales, posible nueva marca de Cs 

Arrimadas quiere reivindicar el espacio liberal y asegura que en Ciudadanos han hecho "más autocrítica que ningún partido, lo que pasa es que a los partidos de centro liberal se nos penaliza mucho más porque tenemos electores muy exigentes".

"Defender el espacio liberal es muy difícil, pero muy necesario. España no necesita ir a un enfrentamiento entre izquierdas o derechas porque ahí es donde Sánchez está cómodo", explica la sustituta de Albert Rivera. 

Arrimadas intenta ganar hueco mediático intentando restaurar Cs como bastión contra el nacionalismo catalán. La diputada aseguró ayer que "cada vez que el separatismo amenace con cometer delitos, se encontrará delante a una democracia que funciona y a unos servidores públicos defendiéndola. Eso debería estar asegurando el Gobierno sin complejos, en lugar de arrastrarse ante sus socios usando el nombre de España". 

COMPARTIR: