21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Más allá de las líneas estratégicas de Partido Popular o PSOE, en muchas localidades debido a sus contextos los acuerdos resultan soprendentes

Pactar hasta con el diablo: así se han constituido algunos de los gobiernos municipales más increíbles de España

Ayuntamiento de Granada.
Ayuntamiento de Granada.
Tras las elecciones autonómicas y locales del pasado 26 de mayo se han conformado las alcaldías de España. Fue Manuel Fraga el que dijo que en política se hacen extraños compañeros de cama y los pactos electorales que han conformado algunos consistorios dan fe de ello. De norte a sur, se dan las uniones más inesperadas, cuestionadas o raras.

Andalucía tendrá 13 municipios con alternancia en la alcaldía a lo largo del mandato, con PP y PSOE como dos de los partidos que más pactan entre sí en este aspecto con tres casos, y con un Ayuntamiento repartido entre PP y Adelante/IU.

PP y PSOE se alternan el bastón de mando en Felix (Almería), Tolox (Málaga) y Castro del Río (Córdoba), única localidad en la que el acuerdo es a tres partes entre populares, socialistas y la edil independiente de la Agrupación de Vecinos por Castro y el Llano, con cada fuerza al frente del Gobierno local un tercio del mandato.

La suma PP y Cs se materializa con cuatro gobiernos de alternancia en Huéscar (Granada), donde echan al PSOE de la alcaldía; Baena (Córdoba), municipio en el que también relevan a los socialistas, que gobernaban desde la década de los 80; Tíjola (Almería), donde gobernará Ciudadanos primero tras alcanzar un acuerdo con el PP, y Gérgal (Almería), donde también se ha dado un acuerdo de Ayuntamiento compartido entre ambas formaciones.

La Roda de Andalucía (Sevilla). 

Respecto al pacto entre populares y la coalición de izquierdas, esta se lleva a cabo en La Roda de Andalucía (Sevilla), donde PP y Adelante/IU, con tres y cuatro ediles, respectivamente, conforman un Gobierno conjunto frente a la mayoría simple del PSOE, cuyos cuatro concejales se van a la oposición. Los populares ostentarán la Alcaldía los dos primeros años y Adelante los dos siguientes. Es una versión de la famosa pinza que puso tan de moda Julio Anguita.

Otros pactos sorprendentes en Andalucía

El PP también alcanza el bastón de mando en Arroyo del Ojanco (Jaén), gracias a un acuerdo con la Agrupación Electoral Arroyo del Ojanco (AEAO) que implica la alternancia al frente del Consistorio. Los populares ocuparán la Alcaldía los primeros dos años y medio y el año y medio restante será la citada agrupación.

Por último, se encuentran los otros cuatro casos en los que interviene el PSOE, que son Montillana (Granada), donde Ciudadanos, con un solo edil, asumirá la Alcaldía primero y después la ostentará el PSOE en detrimento de los populares, que son primera fuerza; Chimeneas (Granada), donde los socialistas con dos ediles logran el bastón de mando en virtud de un acuerdo con Adelante, que lo ostentará dentro de dos años; Turre (Almería), donde IU-Equo comienza con su candidato, Martín Morales, como alcalde, un mandato que finalizará la del PSOE, María Isabel López, y Almonte (Huelva), donde los independientes de Mesa de Convergencia gobernarán la primera mitad del mandato y después lo hará el PSOE.

Cabe recordar que el ganador de las elecciones municipales en el municipio malagueño de Tolox, donde PP y PSOE sacaron 603 votos cada uno, se decidió después de que una mano inocente, en concreto una periodista acordada por los representantes de ambos partidos, sacara una papeleta con la inscripción de Partido Popular durante el sorteo de desempate.

Rocío del Mar Castellano  alcaldesa de Almonte (Huelva). 

No obstante, ambas formaciones a nivel local tienen acordado compartir dicha Alcaldía dos años cada uno, los dos primeros para el PP y los otros dos para el PSOE, aunque esta decisión está a expensas de lo que decidan las direcciones provinciales de ambos partidos, que se prevén reunir esta semana para abordar la situación que se ha abierto en esta localidad de la Sierra de las Nieves de poco más de 2.000 habitantes.

En Almonte, provincia de Huelva, la candidata por Mesa de Convergencia, Rocío del Mar Castellano, se ha convertido en la nueva regidora con solo dos ediles, pero gracias a los apoyos de 12 votos del PSOE, PP e Independientes por Huelva, una alcaldesa que gobernará los dos primeros años y dejará los otros dos al PSOE. De esta forma, el que fuera alcalde durante 20 años bajo las siglas del Partido Socialista, Paco Bella, y que en las últimas elecciones se presentó con un partido nuevo, Ilusiona, se queda en la oposición, a pesar de ser primera fuerza con nueve concejales.

Por último, en la provincia de Granada, en Montillana el acuerdo de Ciudadanos y PSOE da la Alcaldía la primera mitad del mandato a Eva María Cano (Ciudadanos), y en Chimeneas el alcalde, Pedro Salvatierra, dará el bastón de mando a Adelante dentro de dos años, un pacto que deja al PP sin el Gobierno local.

Aragón y Valencia

En el caso de Aragón, Huesca ha sido la gran protagonista. Luis Felipe Serrate (PSOE) es el nuevo alcalde como cabeza de la lista más votada después de que alguno de los concejales de Ciudadanos no haya querido votar con Vox y PP.

Luis Felipe Serrate, alcalde de Huesca. 

A consecuencia de lo sucedido en Huesca, el vicesecretario de organización del PP, Javier Maroto, ha anunciado “una moción de censura al alcalde socialista de Huesca para que se cumpla el acuerdo pactado”, tras lo cual ha lamentado que “van dos” incumplimientos, en referencia a lo sucedido también en Burgos. En el caso de Teruel, Emma Buj (PP) ha sido elegida alcaldesa con el apoyo de los tres ediles de Cs y el voto a favor también del concejal de Vox.

También hay que destacar la elección por segunda vez de Joan Ribó como alcalde de Valencia, o de Luis Barcala (PP), que obtiene la reelección como alcalde de Alicante como candidato del partido más votado.

Castilla y León

En Castilla y León, la sorpresa ha sido Burgos, donde Vox no ha respetado el acuerdo global con el PP y ha acabado votándose a sí mismos. Esto ha provocado que el PSOE se haya hecho con la Alcaldía, que recae en manos de Daniel de la Rosa.

Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos. 

En Palencia, PP, Cs y Vox sí han cumplido el pacto global y Mario Simón (Cs) ha sido elegido nuevo alcalde a cambio de que el PP gobierne en la región. La elección de Simón, cuya formación sólo tenía 3 de los 25 concejales del consistorio, ha provocado la indignación de los vecinos, que se han concentrado a la entrada del edificio consistorial para protestar por el “mercadeo” de PP y Cs.

Castilla-La Mancha

Lo que vale para Ciudadanos en Madrid, Murcia o Andalucía, no vale para Albacete, Ciudad Real o Guadalajara, es decir, para Castilla-La Mancha, considerada por la formación naranja una comunidad autónoma de segundas, frente a Madrid, que juega en la Champion League de la gobernabilidad.

El partido de Albert Rivera no ha tenido reparos y ha llegado a acuerdos durante todo el jueves en las principales localidades de Castilla-La Mancha para gobernar con los socialistas a quienes apoyará durante toda la legislatura en Guadalajara, a cambio de repartirse la tarta con el PSOE en Albacete y Ciudad Real, dos años tú, otra media legislatura, yo.

Gracias a esta maniobra, Manuel Serrano, del PP, perderá la alcaldía de Albacete, a pesar de que empató con Emilio Sáez, del PSOE. Nueve concejales tuvieron cada uno. Sin embargo, gracias a los acuerdos podrá ser alcalde, eso sí solo dos años, Vicente Casañ, que con solo seis concejales no esperaba sacar tanto rendimiento a los pobres resultados y ser alcalde durante media legislatura. Está por ver quien se sentará primero en el sillón del primer edil, si PSOE o Ciudadanos, aunque parece que el primer alcalde será Casañ, el que menos votos tuvo.

En Albacete los votantes descontentos han tapado el cártel que señala la sede de Ciudadanos.

En el caso de Ciudad Real, la socialista Pilar Zamora fue la fuerza más votada obteniendo 10 concejales por los 9 del Partido Popular de Francisco Cañizares. Ahora, la suma entre socialistas y Cs permite una mayoría que facilitará dos años de alcaldía para Zamora y otros dos años para Eva María Masías, de Ciudadanos.

Luna de miel en Guadalajara

Como consecuencia de esta improvisada luna de miel entre derechas e izquierdas, el socialista Alberto Rojo será el alcalde durante la próxima legislatura en Guadalajara, la segunda ciudad más importante de Castilla-La Mancha. En Toledo los socialistas gobernarán en solitario gracias a las doce concejalías obtenidas.

Además, los acuerdos implican llegar a la gobernabilidad en aquellas localidades donde ambos partidos suman mayoría absoluta. Tres pueblos de Albacete y otros cinco de Ciudad Real en total. En Toledo le arrebatarán la alcaldía al PP en localidades importantes como Ocaña, Corral de Almaguer o Fuensalida.

Sin embargo, en Murcia, unos kilómetros más allá de Castilla-La Mancha, Ciudadanos y el PP se han puesto de acuerdo para investir como presidente de Murcia al candidato popular, Fernando López Miras. El PP obtuvo 16 diputados autonómicos en las elecciones del 26 de mayo y Ciudadanos sólo seis. Aquí no hay líneas rojas a VOX, ya que necesitan al menos el voto de uno de sus diputados para poder gobernar Murcia.

Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara. 

Pero lo que vale para la formación de Albert Rivera en Andalucía o en Murcia no vale en ningún lugar de Castilla-La Mancha. En Madrid tampoco pinta bien para la formación de Albert Rivera, que ya ha recibido el no del PP a gobernar a medias el Ayuntamiento de la capital.

En Madrid también cobran relevancia movimientos como los de Valdemoro y Alcobendas. En el primer municipio, Cs recupera el consistorio con el apoyo de PP y Vox y Sergio Parra ha sido proclamado como nuevo alcalde. En Alcobendas, PSOE y Cs han logrado un acuerdo en para alternarse cada dos años la Alcaldía, desalojando así al actual regidor Ignacio García de Vinuesa.

COMPARTIR: