27 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El portavoz adjunto de los 'populares' en el Senado quiere volver a su tierra para recuperar el liderazgo arrebatado

La venganza de Asier Antona: Irá a las primarias del PP canario para enfado del 'jefe' nacional Teodoro García Egea

Asier Antona.
Asier Antona.
Asier Antona no está contento con la estrategia del PP canario liderado por Australia Navarro, que ascendió a la dirección autonómica después de que Génova 13 descabalgase al actual senador por sus fallidas negociaciones para formar Gobierno.

En el PP canario se están sucediendo los congresos insulares, que son vigilados de reojo por Asier Antona, expresidente del PP en las islas y actual portavoz adjunto de los 'populares' en el Senado tras recibir el cargo como premio de compensación tras ser descabalgado en su tierra por orden de Teodoro García Egea por sus presuntas deslealtades durante la fallida negociación del Gobierno de Canarias que acabó recayendo en el PSOE.

García Egea, muy enfadado con el 'sorayista' Antona, impuso en la baronía a Australia Navarro (que había sido el nombre propuesto por Coalición Canaria para convertirse en la primera presidenta canaria del PP, que nunca ha liderado gobierno en las islas). Génova 13 cree que Antona amenazó a la Agrupación Socialista Gomera, que se acabaría echando en brazos del PSOE a pesar de que su líder Casimiro Curbelo fue expulsado por los socialistas tras protagonizar en Madrid un incidente nocturno en una sauna con prostitutas, en el que acabó enfrentándose junto a su hijo contra la Policía.

Las claves

Fuentes de Génova 13 consultadas por elcierredigital.com explican que Antona habría "amenazado a Curbelo con romper el PP canario e imposibilitar un Gobierno de centro-derecha si Coalición Canaria imponía a Australia Navarro como venganza de los nacionalistas contra el líder 'popular' por alentar pactos en municipios y cabildos con el PSOE para acabar con la cronificada corrupción de Coalición Canaria".

Coalición Canaria, que gobernó las islas durante 26 años a pesar de que desde 2007 no ganó ni unas elecciones autonómicas, se enfadó después de que Cs impusiera la caída de su líder Fernando Clavijo (imputado por el 'caso Grúas') y de que Antona exigiera la presidencia para pactar con ellos a pesar de que el PP había logrado solo 11 parlamentarios (CC tiene 20).

Teodoro García Egea. Foto: TVE. 

Esas reticencias de PP y Cs consiguieron que Coalición Canaria solo pidiera una vicepresidencia, que no iba a recaer en Clavijo por orden de Cs. Eso sí, tantas exigencias acabarían enfadando a unos nacionalistas que, tras perder municipios y cabildos, intentaron vengarse de Antona y lo único que consiguieron fue perder el poder por el pavor de la Agrupación Socialista Gomera, que acabó pactando con José Luis Ábalos.

El enfado de García Egea

El PP, que nunca había gobernado Canarias (al igual que tampoco lo ha hecho nunca en Cataluña o Euskadi), se relamía por el posible pacto del centro-derecha liderado por Antona. Pero este dinamitó las negociaciones y, según contó García Egea, Curbelo "no percibió con claridad que el PP, CC y Cs conformaran un bloque unido en torno a un mismo proyecto y por eso es por lo que acabó firmando con el otro bloque".

"El PP no mostró la solidez ni las garantías que el señor Curbelo necesitaba. En algún momento, él cambió de opinión al tener la percepción de que la solidez del pacto flaqueaba. La responsabilidad no la puedo achacar a quienes hicimos todo lo posible por cerrar el acuerdo, sino que la achaco a los que en última instancia cambiaron de posición, como es el caso de Curbelo. Sus razones tendría", aseguró la mano derecha de Pablo Casado.

"Se nos ha escapado la presidencia del Gobierno de Canarias y nos ha llevado a que el PP no esté presente en muchas instituciones donde se supone que podríamos estar. Ya van para muchos años los que el PP está fuera del Gobierno regional y de las principales instituciones y necesitamos abrir una nueva estrategia, nuevas líneas de actuación y volver a ser ese referente que siempre hemos sido en Canarias. Es hora de marcar un nuevo rumbo para que se nos perciba como lo que somos, un partido serio y riguroso y no como lo que algunos han dado a entender en esta negociación", añadía García Egea días antes de forzar la caída de Antona.

Y es que el barón había llegado a asegurar que Génova 13 le permitía pactos con el PSOE, en los cabildos de Lanzarote o La Palma, que en realidad García Egea no había autorizado (y estaba que fumaba en pipa porque los socialistas se hicieron en los despachos con Navarra, La Rioja, Aragón y Canarias mientras Casado seguía sin reponerse del tortazo de las generales de abril de 2019).

Han pasado casi dos años de este culebrón y Antona ahora quiere recuperar la presidencia del PP canario ya que cree que superaría con facilidad en unas primarias a su exaliada Australia Navarro, que no se va a presentar a las mismas.

Y para ello, el senador está lanzando mensajes a su tierra desde la Cámara Alta. El portavoz adjunto del PP cargó hace unos días contra la ministra Reyes Maroto para protestar por la presunta falta de ayudas del Gobierno central al sector turístico. Y estos dardos podría ser el inicio de su precampaña para recuperar el trono del PP de Canarias.

COMPARTIR: