21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José Manuel Baltar, presidente de la Diputación gallega del PP que rigió su padre,la apuesta del PSOE para cogobernar la ciudad y ganar en el Congreso

Los "amos" de Ourense retoman su poder: Vuelve la Familia Baltar

/ José Luis y José Manuel Baltar.
Los Baltar controlan con ordeno y mando la Diputación de Ourense, que sufre un funcionamiento anacrónico. El Partido Popular gobierna esta institución desde hace décadas gracias a esta singular familia capitaneada por el histórico José Luis Baltar, inhabilitado por enchufismo. Su hijo, José Manuel, ha heredado el cargo y ahora se relame ante las crisis del PSOE y Democracia Ourensana.

José Manuel Baltar (PP) otea el horizonte político y respira con tranquilidad. Y es que el presidente de la Diputación de Ourense, con un presupuesto en sus manos de 80 millones de euros anuales, se relame ante la crisis que sufren sus dos principales rivales en la provincia: el PSOE y Democracia Ourensana en la región.

Los socialistas no se han repuesto de la cuarta mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo, que igualó a Manuel Fraga y barrió al socialista y 'sanchista' Gonzalo Caballero, sobrino del histriónico alcalde de Vigo (Abel Caballero).

Y el pintoresco partido Democracia Ourensana, puesto en marcha gracias a una polémica televisión local 'antibaltarista', gobierna en crisis la capital de provincia mediante pacto con el PP a pesar de que su alcalde estrella y dueño del canal, Gonzalo Pérez Jácome, solo cuenta con el apoyo de 2 concejales de 27. 

¿La razón? Cinco de sus compañeros de partido le llevaron ante la Fiscalía porque supuestamente exigía a los técnicos desviar un porcentaje de los emolumentos que cobran por asesorar al consistorio a la televisión (que habría ingresado 800.000 euros en los últimos años, según los denunciantes).

Ambos hechos colocan en una situación de centralidad a José Manuel, desprestigiado porque su padre prevaricó para enchufar a más de un centenar de amigos y afiliados del PP y muy dañado por las críticas de su ahora socio Jácome contra la denuncia de una extrabajadora de la Diputación (que aseguró que el dirigente, casado y con cinco hijos, le ofreció un trabajo a cambio de sexo).

Es cierto que la justicia archivó la querella, al igual que la justicia ha desmentido algunas de las acusaciones que recibió Jácome por la supuesta financiación ilegal de su canal televisivo. Pero lo cierto es que ambas acusaciones, según algunas voces socialistas consultadas por Elcierredigital.com, "son síntoma de que la caciquil política ourensana funciona como en el XIX".

Los Baltar nunca pierden

La crisis de Jácome ha posibilitado que el PSOE le lance un guante a Baltar. Y es que el socialista Rafa Villarino, enemigo de José Manuel, ha anunciado que renuncia a la posibilidad de conquistar la alcaldía ourensana con tal de que socialistas y 'populares' alcancen un pacto.

José Manuel Baltar. Foto: Flickr PP. 

Esta había sido la exigencia de José Manuel Baltar, que ahora ve como el PSOE le ofrece un acuerdo que redundaría también en su seguridad al frente de la Diputación. El presidente del organismo provincial además está feliz porque Feijóo ya no le mira con el elitismo de antaño.

Y es que Feijóo es consciente de la debilidad territorial del PP gallego, que gobierna Galicia con mayoría absoluta. Pero no es capaz de controlar ni una sola de las siete principales alcaldías gallegas (todas en manos de la izquierda, a excepción del Ourense del pintoresco Jácome). De hecho la descontrolada Diputación de Ourense, que tiene 267 vehículos dados de alta, es la segunda institución más importante gobernada por los 'populares' gallegos.

José Manuel, que ahora se sabe respetado por el PP autonómico (que antaño decía de él que era el heredero del 'clan de la boina' en la Galicia rural, tropical y de meigas), asegura que incluso se llegó a plantear el salto a Santiago de Compostela.

"Me lo planteé y es una cuestión que a ver cómo se desarrolla y cómo se dibuja el futuro. Pero yo creo que Ourense tiene que tener voz. En estos momentos los dos Gobiernos más importantes del PP en Galicia son la Xunta y la Diputación de Ourense. Hay gestión y trayectoria", asegura en La Voz de Galicia.

Vida y milagros de José Luis Baltar

José Luis Baltar (80 años a sus espaldas) entró en política en 1968 con el franquismo y poco a poco se diseñó esa imagen de 'hombre hecho a sí mismo' o de "cacique bueno", es decir, de un dirigente que repartía el dinero con clientelismo en vez de abrirse una cuenta en Suiza.

El patriarca, con su simpatía y populismo tan característicos, se recorría los funerales de la provincia de Ourense con palabras de consuelo y promesas de obras pagadas por la institución que lideraba. 

José Luis Baltar comenzó a hacerse un nombre en 1976, ya que fue un alcalde predemocrático en un municipio de alrededor de 2.000 habitantes de la zona de la vinícola Ribeira Saca: Nogueira de Ramuín.

Este político labró su camino en la Acción Política Ourensana (integrada en la UCD) y posteriormente fue una de las estrellas de Centristas de Galicia (coaligada con el PP de Manuel Fraga en 1989). Este último pacto desembocó en la desaparición del partido regionalista en 1991 a cambio de que el presidente de la Xunta le entregase el control de la provincia.

José Luis Baltar y Feijóo. 

José Luis, que comandaba la Diputación desde 1989, se hizo fuerte y siempre condicionó los Congresos autonómicos del PP de Fraga como uno de los líderes del 'clan de la boina' que tan nervioso ponía a los del 'clan del birrete' de Mariano Rajoy.

Este dirigente, con un chiste machista siempre en la boca, hizo y deshizo en la provincia mientras amenazaba al PP gallego: con Fraga riñó en 2004 y a Feijóo, que intentó descabalgar a la familia en 2010, le intentó echar de la Xunta apoyando de forma más o menos explícita una candidatura en 2012 de Mario Conde (apoyado por Intereconomía TV y el influyente La Región). 

Cabe recordar que la justicia frenó en 2017 un obsceno intento de la Diputación de Ourense de rescatar a La Región con un decreto firmado por José Manuel, que intentó inyectarle 2,7 millones de euros públicos a cambio de una copia de su hemeroteca.

Es evidente que José Manuel ha heredado algunas prácticas de su padre, que era más carismático que el heredero. Y también más maleducado: en cierta ocasión llamó "maricón" al exlíder socialista Pachi Vázquez.

Y cosas peores dijo de Feijóo en privado cuando tres misteriosos dossieres sin remitente llegaron a la Fiscalía para denunciar sus supuestos negocios y testaferros. Pero aquella denuncia encalló. Y Rajoy, Feijóo y los Baltar fueron felices y comieron perdices...

Ourense, en manos de José Manuel Baltar y Jácome

El subterráneo nivel de la política ourensana se vislumbra advirtiendo que la capital de provincia está en manos de un populista que presentaba programas de televisión en evidente estado de embriaguez, y la Diputación en manos de un personaje como José Manuel, que ha heredado el cargo como si Ourense fuese tan medieval como una monarquía.

Ambos se entienden a las mil maravillas y José Manuel parece dejar claro que el PP de la capital hizo mal en romper con Jácome, que está probado que envió unos whatsapp impropios de un cargo público y que sin embargo ahora recibe la complicidad de los mismos 'populares' contra los que se labró una fama mediática y política. 

Jácome, socio de los Baltar. Foto: Youtube. 

Ahora Baltar junior dice que las razones por las que el PP salió del equipo de Gobierno de la capital provincial "las ha echado abajo, porque no ha visto nada raro, una jueza. Todavía sigue un recurso interpuesto por alguna persona contra ese tipo de temas. Cuando sepamos el resultado de eso, habrá que valorar el nuevo escenario. Nosotros nos fuimos porque los compañeros del grupo de gobierno del alcalde denunciaron una serie de cuestiones que la Justicia por el momento no ha visto delictivas".

Lo cierto es que lo único que se ha visto delictivo en la política ourensana fue que José Luis enchufase a 104 personas en la Diputación. Increíble pero cierto.

COMPARTIR: