18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP-UGT ha solicitado la rescisión del contrato de limpieza ante los “incumplimientos de la empresa adjudicataria”

Funcionarios de prisiones denuncian las malas condiciones higiénicas en la cárcel de Castellón

Centro Penitenciario Catellón 2, en Albocàsser.
Centro Penitenciario Catellón 2, en Albocàsser.
Acumulación de basura y falta de higiene. Es la situación que ha llevado al sindicato ACAIP-UGT a solicitar la rescisión del contrato de limpieza de la prisión de Albocàsser ante los incumplimientos de la empresa adjudicataria y a presentar un escrito ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, así como una denuncia ante la Inspección provincial de Trabajo sobre las condiciones sanitarias, higiénicas y de salud laboral en la que los trabajadores están desarrollando su labor.

El sindicato ACAIP-UGT ha solicitado la rescisión del contrato de limpieza de la prisión de Albocàsser ante los incumplimientos de la empresa adjudicataria, Netalia, que están provocando acumulación de basura y falta de higiene.

Cabe señalar que la licitación del contrato de limpieza del Centro Penitenciario de Castellón 2 se publicó en el BOE el 4 de junio de 2020, con un importe base de licitación, con impuestos, de 119.790 euros, según informa el sindicato. El 4 de marzo de 2021, se contrató con la empresa Netalia Servicios Integrales SL, cuya oferta había sido de 96.558 euros, la más baja de las cuatro presentadas. La empresa adjudicataria, además, había ofertado un módulo de mejora de 20 horas extraordinarias mensuales.

No obstante, ACAIP-UGT indica que una vez firmado el contrato, y pese a que debería haber un mínimo de cinco trabajadores desarrollando tareas de limpieza de manera continua, "en ningún momento se ha alcanzado esta cifra, ya que desde el principio solamente hubo cuatro. Al mes siguiente, la empresa comienza a no abonar las nóminas a las trabajadoras, situación que se mantiene en la actualidad. Desde el día 11 de junio solamente hay tres trabajadoras, sin que se haya sustituido ninguna por la empresa adjudicataria".

Situación límite

"Con la llegada del período vacacional, la situación ha empeorado, y solamente hay dos limpiadoras en el centro, que de lunes a viernes apenas consiguen retirar las bolsas de basura de las distintas dependencias y repasar los baños. Los fines de semana no se presta ningún tipo de servicio", continúa el sindicato.

Esta situación, añaden, "está provocando acumulaciones de basura y falta de higiene, en especial tras los fines de semana, o cuando hay varios días festivos seguidos, sobre todo en los puestos de trabajo que son ocupados durante un mayor número de horas continuadas. A ello hay que sumar las altas temperaturas propias de la época estival".

Un trabajador de prisiones. 

"Se está produciendo un grave incumplimiento de la empresa adjudicataria, no ya sólo hacia sus trabajadoras, sino del contrato que tiene suscrito con la Administración penitenciaria", advierte el ACAIP-UGT.

"La empresa adjudicataria tiene acumuladas numerosas denuncias, requerimientos y sanciones por parte de la Inspección de Trabajo por impagos a sus trabajadores y por incumplimientos de contratos de limpieza con diversas administraciones públicas", añade.

"La Administración penitenciaria es responsable de la situación actual por no haber ejercido su labor de control con carácter previo a la adjudicación y lo es también por no ofrecer ninguna solución a la problemática de limpieza que presenta el centro penitenciario de Albocàsser, incumpliendo su obligación como empresario de que las condiciones de seguridad y salud en las que desarrollan su labor los trabajadores sean las adecuadas", concluye el sindicato.

Por todo ello, ACAIP-UGT ha presentado un escrito ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y una denuncia ante la Inspección provincial de Trabajo sobre las condiciones sanitarias, higiénicas y de salud laboral en la que los trabajadores están desarrollando su labor.

COMPARTIR: