08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Pueblos como San Martín de Valdeiglesias (Madrid) se vieron afectados este viernes por los desplazamientos masivos de personas de la capital

Ciudadanos madrileños y valencianos se saltan las restricciones y huyen a sus segundas residencias

Atasco en la carretera M501 de Madrid este viernes
Atasco en la carretera M501 de Madrid este viernes
Ciudadanos madrileños y valencianos siguen "huyendo" a sus segundas residencias, en pueblos de montaña y costa. Se saltan así las restricciones de movilidad establecidas por el decreto del Estado de Alarma en la crisis del coronavirus. El municipio de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) se ha visto afectado por esta situación y su alcaldesa, Mercedes Zarzalejo, ha denunciado el hecho y pide a los ciudadanos que sean responsables. Quines se salten las medidas se exponen a duras sanciones.

Una semana después de que el Gobierno decretara el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus, que ha recluido a los ciudadanos en sus casas, el Ministerio del Interior ha informado que desde este pasado viernes deja atrás una primera fase de pedagogía y de información sobre las restricciones a la libre circulación y pasa a endurecer su postura ante los incumplimientos.

De esta manera, el ministro Fernando Grande-Marlaska ha reiterado en rueda de prensa en La Moncloa que, aunque se están cumpliendo las medidas, por norma general, existen todavía ciudadanos “insolidarios”. Y es que, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como las policías autonómicas y locales, han puesto este viernes 31.000 denuncias y han detenido a 315 personas por "desobediencia grave" al no respetar los límites establecidos a la movilidad.

Lo recogido en el decreto de Estado de Alarma dictado por el Gobierno, es que se prohíbe los desplazamientos a segundas residencias, según recoge el artículo 7 de este decreto. Sin embargo, esta restricción no está siendo respetada por toda la población. 

Es el caso de los ciudadanos madrileños que este viernes se han desplazado a sus segundas viviendas en pueblos de Madrid como San Martín de Valdeiglesias. Su alcaldesa, Mercedes Zarzalejo, escribió un mensaje en Facebook mostrando su indignación con la situación originada en la carretera M501: "Señores, por muchos aplausos que demos y muchos mensajes en las redes sociales, ASÍ NO PARAMOS ÉSTO. Ni con desplazamientos prohibidos, ni con reuniones clandestinas, ni sacando a pasear 7 veces al mismo perro ni siguiendo con actividades como si no pasara nada".

Desde elcierredigital.com nos hemos puesto en contacto con  la alcaldesa de este pueblo madrileño, quien denuncia la situación que se está produciendo. "Ya el finde semana pasado lo pasamos mal al ver como el municipio había aumentado considerablemente el número de habitantes, provocando que los supermercados se vaciaran", señala Zarzalejo.

Aunque la alcaldesa lo vio como algo "entendible dentro de lo que cabe", porque aún no se habían especificado las medidas que se debían tomar y hay gente que prefería pasar la cuarentena en casas más espaciosas, los desplazamientos de este viernes han sido la gota que ha colmado el vaso.

"Lo que no es entendible es lo de ayer. Lo sospechábamos, pero no queríamos creerlo y por eso montamos un control de tráfico, que derivó en la caravana que se ve en la imagen. La policía puso hasta 60 denuncias en a penas dos horas", explica Zarzalejo. En el control coincidieron las personas que volvían de trabajar, "muchas de ellas en residencias de municipios como Móstoles", con las que se desplazaban a su segunda vivienda.

Asimismo, la alcaldesa indica que "para colmo, algunos vehículos venían con más de una persona en el interior. A todos aquellos que venían sin motivo justificado se les hizo dar la vuelta, pero tenemos constancia de que algunos volvieron por la noche o entraron por otro camino esquivando el control". 

Para pueblos como San Martín de Valdeiglesias, que aumente su población de forma considerable en medio de una crisis sanitaria como la actual puede suponer un grave perjuicio. "Aquí solo tenemos un médico para más de 8.000 habitantes. Si se duplica la población estamos poniendo en riesgo la salud de todos", comenta Zarzalejo y pone un ejemplo reciente ocurrido en el pueblo: "Hemos tenido un incidente con un niño con síndrome de down que se había desmayado y al no tener la ambulancia disponible en ese momento ha tenido que acudir la policía".

Desplazamientos en Valencia

Los controles policiales para comprobar el confinamiento de la ciudadanía en cumplimiento del estado de alarma también han provocado algunos atascos en Valencia este viernes. Uno de ellos se ha producido sobre las 14.30 horas en la avenida de las Cortes Valencia, en dirección a la CV-35 y se ha hecho viral en redes sociales.

Varios usuarios han denunciado el atasco en el sentido de salida que se ha dado a raíz de un control de la Policía Nacional, donde los agentes han comprobado que la mayoría de los conductores eran trabajadores que regresaban a su primera residencia en zonas de Paterna o L’Eliana. Pero no todos los conductores han respetado las restricciones.

segunda_residencia_valencia

Atasco en la avenida de las Cortes Valencia este viernes

Así, también han sido sancionados muchos otros que no han podido justificar su movilidad, que incluso iban acompañados de su familia y se dirigían a una segunda residencia en el campo o en la montaña.

Los ciudadanos que se salten esta normativa de movilidad se exponen a un interrogatorio policial para justificar que su movilidad tiene una razón de ser y a una sanción.

Lo que sí está permitido es regresar de la segunda residencia a la primera, para aquellos madrileños que huyeron a las playas tras el cierre de los colegios y las universidades unos días antes que en el resto de España.  También así está permitido llevar a los niños a casa del otro progenitor en caso de padres separados o custodia compartida.

COMPARTIR: