23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se celebra la primera vuelta en esta Universidad y el veterinario navarro levanta antipatías en la Facultad de Políticas, controlada por Podemos

Elecciones en la Complutense: El ala progresista en batalla para desbancar al rector Joaquin Goyache

La primera vuelta de las elecciones a rector de la Universidad Complutense de Madrid se celebra hoy con una alianza de los sectores progresistas contra el actual ostentador del cargo, el veterinario navarro Joaquín Goyache, que promueve una supuesta despolitización del centro académico pocas semanas después de premiar a Isabel Díaz Ayuso.

Hoy se celebra la primera vuelta a las elecciones a rector a la Universidad Complutense de Madrid con una novedad en los más de dos siglos de la institución académica: por primera vez habrá varias mujeres que opten al cargo que ostenta el veterinario navarro Joaquín Goyache, que intentará lograr la reelección pese a las crecientes antipatías que despierta en los sectores más progresistas. 

Mediante sufragio universal ponderado (entre profesores, estudiantes y personal de administración y servicios) se celebrarán unos comicios con ocho candidaturas. Cuatro de ellas son mujeres: Esther del Campo (catedrática de Ciencia Política y de la Administración en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología), Matilde Carlón (catedrática de Derecho Administrativo en la Facultad de Derecho), María Castro Morera (catedrática de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación en la Facultad de Educación) y Josefa Isasi (catedrática en el Departamento de Química Inorgánica en la Facultad de Ciencias Químicas). 

Y cuatro hombres: Javier Arias Díaz (catedrático de Cirugía en la Facultad de Medicina), Joaquín Goyache (catedrático del Departamento de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria), Iñaqui López (catedrático de Organización de Empresas en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales) y Jesús Pérez Gil (catedrático en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular en la Facultad de Ciencias Biológicas). 

Alianza contra Joaquín Goyache

A priori Goyache iba a partir como favorito para repetir en el cargo, pero su decisión de premiar a dedo a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso ha hecho que una alianza progresista emerja contra sus intereses. 

El veterinario afirma que su intención es "continuar con lo que ya he hecho, de centrarnos en los tres grandes grupos de complutenses. El primero sería el profesorado, pidiendo personal docente investigador. El segundo, el personal de administración y servicios, centrados en mejorar y rejuvenecer las dos plantillas. Y en tercer lugar, el estudiantado, logrando que ningún estudiante deje sus estudios por causas psicosociológicas o económicas. En definitiva, ayudar a que todo el mundo progrese en su vida profesional y académica". 

El navarro afirma que no le interesa la política, dejando claro su falta de sintonía contra la izquierda transformadora: "A mí no me gustan los posicionamientos políticos. La gente se confunde cuando hablo de que no quiero que la facultad se politice. Yo no digo que no se hagan debates e investigaciones políticas, tenemos una magnífica y extraordinaria Facultad de Ciencias Políticas y Sociología donde se investiga sobre política, pero lo que yo no quiero es que las ideologías que, suelen ser además extremas, invadan u ocupen los espacios de la Universidad. Este es un lugar de libertad, de expresión, de debate, de confrontación dialéctica y científica. Y eso, por supuesto, es más que deseable, pero desde luego no va a ser un campo de batalla de ideologías". 

Joaquín Goyache junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. 

Sobre su decisión de premiar a Díaz Ayuso ha explicado en 20 Minutos que "fue una exalumna de la Facultad de las Ciencias de la Información, y ahora es presidenta de una de las comunidades autónomas más importante de España. Por lo que considero que es un mérito, más que suficiente, para reconocerla por un cargo político, no es un reconocimiento ni académico ni científico, tampoco fue un acto de reconocimiento profesional como periodista. Ahora bien, yo ya me he comprometido a reestudiar y revaluar el programa 'Alumni', que nosotros pusimos en marcha, para decidir si seguimos dando estos premios a políticos que estén en activo". 

Reconoce que el acto "fue muy desagradable. Tuve miedo por la seguridad de las personas y, por supuesto, por el de la presidenta. No es bueno que en una Universidad como la Complutense se falte al respeto y se insulte. Se puede protestar de muchas maneras, pero sin insultar y sin empujar. Cuando se utilizan términos de cucaracha fascista, o relacionados con el comunismo o nazismo, estamos llegando a un nivel que no se puede tolerar. Hay formas respetuosas de protestar y que serían más lógicas".

COMPARTIR: