29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El actual alcalde de Zaragoza ha dado el paso presionado por Génova 13, que cree que evitaría una nueva mayoría socialista liderada por Javier Lambán

Jorge Azcón, el candidato del PP a presidir Aragón en guerra con sus posibles socios del PAR

/ Jorge Azcón
Génova 13 ha conseguido que el alcalde maño Jorge Azcón dé su brazo a torcer y acepte liderar al PP en Aragón a pesar de que varias encuestas pronostican que el socialista Javier Lambán podría mantenerse en el cargo con sus actuales socios de Gobierno (Podemos, Chunta Aragonesista, Izquierda Unida y el centrista PAR).

En Génova 13 creen que la Comunidad Valenciana y Aragón serán claves en las próximas elecciones del próximo 28 de mayo de cara a las generales de finales de 2023 y es por ello que Alberto Núñez Feijóo quiere poner toda la carne en el asador en ambas autonomías. 

El empate demoscópico en las dos regiones, y el crecimiento del centro-izquierda en los sondeos estatales, ha provocado que el equipo de Feijóo haya presionado al alcalde maño Jorge Azcón para que dé el paso y se presente a las autonómicas. 

Azcón tenía reticencias porque varias encuestas pronostican que el socialista Javier Lambán podría mantenerse en la presidencia con sus actuales socios (Podemos, Chunta Aragonesista, Izquierda Unida y el centrista PAR). 

Pero, después de que el propio Feijóo insinuase que Azcón iba a dar el paso, este ha aceptado el envite. Esta decisión ha provocado un runrún en el Ayuntamiento de Zaragoza, donde varios partidos de la oposición le acusan de dejar "tirada" a la ciudad y se escuchan críticas más o menos audibles de sus socios de Ciudadanos o Vox. 

Especialmente visible es su guerra contra un tradicional socio del Partido Aragonés (PAR), que en 2019 apostó por un Ejecutivo de centro-izquierda por temor al centralismo de Vox. La formación regionalista, que ha acudido en varias ocasiones a las urnas junto al PP, está liderada por el vicepresidente aragonés Arturo Aliaga, que ya ha dejado claro que no tiene demasiada sintonía con Azcón. 

Estas malas relaciones se deben, en parte, a las recurrentes críticas del alcalde zaragozano contra el PAR, que se ha defendido a través de su líder. Aliaga, que ha ganado unas primarias invalidadas por la justicia y con su partido en guerra, asegura que Azcón "no está capacitado para liderar el Gobierno de Aragón". 

Según Aliaga, Azcón ataca "de una forma tramposa y somete al PAR a una agresión". Sea como fuere, una victoria de los críticos al vicepresidente en las nuevas primarias regionalistas podrían ayudar a acercar posturas entre la formación aragonesa y el PP. 

Aliaga

Arturo Aliaga durante una visita a la Cadena SER. 

El candidato popular, por su parte, asegura que se ve "gobernando en solitario y lo primero que haré será bajar el IRPF". También tilda al PAR de Aliaga de ser "una marca blanca de Lambán". 

Lambán suaviza posturas con Sánchez tras recibir una llamada de Cerdán

La guerra entre Javier Lambán y Pedro Sánchez vive un impasse. Atrás parecen quedar las rencillas por los pactos entre el PSOE estatal y las fuerzas independentistas o las primarias de 2017, las nacionales las ganó Sánchez contra Susana Díaz, apoyada por Lambán, y las segundas las venció Lambán contra Carmen Dueso, apoyada por Sánchez. 

Ambos resultados forzaron un matrimonio de conveniencia entre ambos dirigentes socialistas, que han aparcado sus diferencias después de que Lambán llevase la relación al límite al asegurar que a España le iría mejor bajo el liderazgo del expresidente socialista Javier Fernández, que presidió el PSOE de forma transicional hasta que Sánchez recuperó el timón tras primarias

Una llamada de Santos Cerdán al presidente aragonés provocó que el segundo reconociese en público que se había equivocado al poner en el disparadero a su compañero y líder.

COMPARTIR: