08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Ayuntamiento ataca a los pisos turísticos, ilegalizando el 95% que hay en la actualidad

Calle Toledo (Distrito Centro)
Calle Toledo (Distrito Centro) / RE/MAX
Madrid se une a otras ciudades como Barcelona en su guerra por ilegalizar los pisos turísticos. El Plan de Manuela Carmena es que el 95% de los pisos que se dedican al negocio del turismo estén regulados

El Ayuntamiento de Madrid avanza firme en su paso para prohibir los pisos turísticos en las zonas del centro y aledaños. La Junta de Gobierno aprobó este jueves el Plan Especial de Regulación del Uso del Hospedaje, porque afirman que estos pisos se usan simplemente para hacer un negocio puro y duro. Este documento introduce dos medidas para evitar que ciertas viviendas se conviertan en alojamientos para los turistas que visiten la capital

Por una parte, el Consistorio va a exigir un acceso independiente para poder implantar el uso de hospedaje en los edificios residenciales, que, llevándolo a la práctica puede suponer la ilegalización del 95%. Ahora mismo, se estima que en la comunidad se ofertan a través de plataformas como Airbnb entre 8.000 y 9.000 alojamientos para los turistas.

Desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible comentan que esta situación no se puede mantener. Los vecinos no pueden convivir con los turistas y eso genera problemas de convivencia. Por eso se quiere poner ese acceso independiente para aquellos que quieran implementar una vivienda turística. Esta normativa va a afectar a distritos donde actualmente existen problemas de saturación con los pisos turísticos. Dichas zonas son,Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Tetuán, Chamberí, Chamartín, Moncloa-Aravaca, Carabanchel, Latina y Usera.

Este Plan Especial agrupará a los distritos en 3 anillos, los cuales van de mayor a menor grado en cuanto a congestión de pisos turísticos. La suma total de la superficie afectada por el plan es de más de 52,7 millones cuadrados. Aun así, el Ayuntamiento deja a los propietarios de las viviendas alquilar sus pisos por un periodo máximo de 90 días, ya que puede considerarse como economía colaborativa y no como una actividad empresarial.

Lo que no se va a permitir es que se cambie el uso residencial por un uso terciario, lo que podría a llevar a que se hagan construyan más hoteles, más hostales y más apartamentos. Los distritos que se ven afectados por esta decisión son Centro, Chamberí, Moncloa, Retiro, Chamartín, Salamanca y parte de Arganzuela. Aunque, esto no significa que algunos edificios que sean de oficinas ahora mismo no puedan convertirse en alojamientos más tarde.

El plan se someterá a un periodo de información pública, para que después sea aprobado por el Pleno a finales de 2018 o a principios de 2019. De momento, lo que se mantiene en vigor es la moratoria aprobado por la Junta de Gobierno, que fue aprobada en el pasado mes de febrero.

Esta moratoria incluye la suspensión durante un año la concesión de licencias para todos los tipos de alojamientos, véase albergues, hostales, hoteles, apartamentos y viviendas turísticas en los inmuebles que se sitúan en el distrito Centro, donde están los barrios de Palacio, Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad y Sol y otros como son, Palos de Moguer de Arganzuela, Trafalgar de Chamberí, Recoletos y Goya de Salamanca y Argüelles de Moncloa.

COMPARTIR: